Estefanía Fryd, discípula oficial de Marie Kondo, te enseña a organizar la casa y la vida…. (workshop en Córdoba)

(Por Luisa Heredia / RdF) Hace dos años abrió su empresa El Arte de Organizar con la que lleva ordenando casi un centenar de viviendas. La organización se hace una vez y para siempre. Llega a Córdoba de la mano de Constanza Torres y su emprendimiento Ecorganizarte (orden y reciclado).

Image description

Estefanía Fryd es una de las más de 200 consultoras oficiales del mundo que obtuvo su certificación de la mano de Marie Kondo® (“La Magia del Orden”, “La felicidad después del orden”)  tras varias pruebas y exámenes que rindió en San Francisco, Estados Unidos. Fue la primera de Argentina y el Cono Sur en certificar y además creó el concepto Organization Planner ®.

Desde hace dos años se lanzó a la aventura de la organización a través de su empresa El Arte de Organizar; conocedora de todos los secretos del orden y con casi un centenar de viviendas intervenidas, llega a Córdoba este sábado 4 de mayo (de 10 a 14 en el Hotel Neper, Villa Belgrano) para dictar un workshop destinado a todas aquellas personas que sientan que llegó el momento de poner orden en sus casas y en sus vidas…

La presencia de Fryd en Córdoba es iniciativa de Constanza Torres, que lleva adelante Ecorganizarte, un proyecto que tiene como objetivo colaborar con las personas en la reorganización de sus espacios transformándolos en lugares ordenados y placenteros y que aquellos objetos que descarten puedan ser reutilizados y así generar un menor impacto ambiental.

En diálogo con InfoNegocios, Fryd pone énfasis en que al organizar una casa completa o un pequeño espacio con el método konmarie te da la oportunidad de “filtrar los objetos, para saber cuáles te hacen feliz y cuáles no, para mí eso es lo más revolucionario de todo”.

“Organizar te permite conocerte mejor y ese conocimiento es el que en mi caso me ayudó consciente o inconscientemente a tomar mejores decisiones en otros planos de la vida”, señaló Fryd. “Más allá de lo práctico, de aprender a organizar la casa, vamos a aprender a organizar un estilo de vida”, destacó.

Fryd llegó a Marie Kondo después de ver los resultados que obtuvo un tío suyo en su vivienda, con este método. “Leí el libro y lo puse en práctica en casa y me llevó entre dos y tres meses organizar. Al ver este resultado, mis amigas me pidieron que les organice sus casas también y después se transformó en una salida laboral”, contó la consultora.

Quien piensa en organizar un placar desbordado, o una biblioteca indomable, muchas veces se rinde antes de empezar la batalla del orden. “Organizar es algo que se puede hacer de una vez y para siempre. Sacar todo, filtrar cada prenda, objeto, categorizarlo, asignarle un lugar, clasificarlo, etiquetarlo se hace una vez en la vida y lo hacemos para que el orden diario sea más rápido, fluido y eficaz”.

De una vez y para siempre

“La profesión de organizador profesional existe hace un montón, pero el método de Marie Kondo tiene de particular que con muy poca voluntad se puede mantener para siempre. Cuando ofrezco el servicio planteo que con una mínima voluntad podés mantener. Mi idea es que no me llames más para organizar tu placar”, explicó Fryd.

Uno de los miedos principales de quienes se deciden a dar batalla al caos es en cuánto tiempo lograrán domar la fiera del caos hogareño o de una oficina.

“El tiempo que te lleve depende del tiempo que dispongas, de la cantidad de personas que vivan en la casa y de la cantidad de cosas que tengas”, explicó Fryd.

Asimismo señaló que “no se hace de un día para el otro, es un proceso”. “Mi consejo es hacerlo de un tirón, hay que arrancar y seguir”, explicó la consultora, pero aclara: “Hacerlo de un tirón no significa que arranco un día y al otro día lo terminé. Sino el hecho de que una vez que estás motivado a hacerlo, continuar”.

Ordenar respetando la voluntad del cliente

Al momento de entrar a una vivienda, Fryd enseña a sus clientes a filtrar cada uno de los objetos. “Si a la persona lo hace feliz, lo conserva”. En ese sentido contó que tuvo casos de clientes que decidieron conservar prendas en mal estado, o deshacerse de la vajilla heredada de su abuela. “Esa clienta me dijo que no le gustaba y yo debo respetar su decisión”.

Así como hay jóvenes que se desprenden de recuerdos de sus abuelos, las personas mayores conservan cosas “por si acaso”, explicó Fryd.

“Los inmigrantes que llegaron sin nada, guardaron y conservaron cosas ‘por si acaso’ porque antes no se conseguía todo en cualquier lado, a veces no se sabía cuándo se podría volver a tener determinados objetos. Ahora no es necesario guardar ‘por si acaso”.

Una ensaladera y un aire acondicionado

Desde que Estefanía Fryd decidió lanzarse a esta aventura del orden hace ya dos años, casi un centenar de viviendas y espacios pasaron por sus manos. Entre esas los placares de Ángel de Brito, Any Ventura y Santiago Artemis entre otros.

También gente anónima puso su caos a las órdenes de Fryd. “Una de las casas que más me impresionó fue la de una mujer de unos 50 y pico de años, soltera y sin hijos. Del baño sacamos un cuello ortopédico y una ensaladera y del placar un aire acondicionado que estaba tapado por una montaña de ropa, y la dueña ni sabía que lo tenía”.

Crisis y organización

El 95 por ciento de sus clientas son mujeres, y muchas de ellas se plantean la necesidad de organizar a partir de un divorcio, la maternidad o chicas que se mudan solas por primera vez. “El factor común es la necesidad de un cambio”. Fryd insiste en que todos creen “que el cambio es exterior, pero en realidad es interior: cómo tenemos la casa es un reflejo de cómo estamos internamente”.

“Cuando se filtran los objetos, la gente se divierte con las cosas que encuentra de las ex parejas, o se emociona con las cosas de sus hijos cuando eran pequeños, por eso la clave con el cliente es el respeto hacia los objetos de esa persona”.

En el workshop del próximo 4 de mayo, Estefanía Fryd enseñará todo sobre cómo organizar cada ambiente de la casa, valijas, bauleras, papeles, pre y post mudanza y también el método de doblado de prendas. Asimismo abordará la importancia de la organización para la vida personal y laboral. El encuentro tiene un valor de $ 1.400 (se puede abonar en 3 cuotas por Todo Pago) y podés incribirte enviando un mail aquí

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: