Dólar futuro: cómo eliminar el riesgo cambiario

(Por Matias Nicoletti - Asesor Financiero Mercado de Capitales - TSA Bursatil) En medio de la incertidumbre económica y política de Argentina, lo que pase con el dólar en estos tiempos se lleva todas las miradas. Se espera un año difícil y hay muchas preguntas que nos hacemos: ¿Hay manera de que la inflación cese? ¿Se logrará estabilizar el tipo de cambio? La cosecha, ¿puede traer un alivio en los mercados con la entrada de dólares? Las elecciones, ¿harán que se dolaricen las carteras de los ahorristas e inversionistas? ¿El Banco Central mantendrá estas tasas en pesos para evitar una corrida a dólar? ¿El gobierno tiene un plan para todo ello? Estos son algunos de los determinantes que hacen que la curva de dólar futuro suba o baje.

Image description

Los contratos de futuros, son una herramienta que se utiliza en cualquier país capitalista. Pero específicamente, en lo que se refiere a compra y venta de divisas en el mercado de futuros, Argentina por intermedio del Rofex es uno de los países donde más se comercializan este tipo de contratos.

La curva de dólar futuro, sube o baja permanentemente por todos estos interrogantes que planteamos y por la intermediación de operadores, que en algunos casos se cubren de la variación del tipo de cambio y -en otros casos- simplemente intervienen especuladores que compran o venden para apalancarse y obtener ganancias abultadas.

La curva de dólar futuro al cierre de ayer indica para octubre (post elecciones porque el contrato caduca el último día hábil de octubre), un dólar a $ 52,13. Como se puede observar, también el dólar futuro cerró al alza, al igual que la cotización del dólar BCRA3500 que cerró 52 centavos arriba. El dólar futuro se basa en el precio de un activo, en este caso el activo subyacente es la cotización del dólar BRCA3500.

Cómo se operan

El dólar futuro es un contrato financiero que se opera los 12 meses del año y cada contrato vence el último día hábil de cada mes; por ejemplo, si adquiero contratos de dólar futuro a septiembre los mismos vencen el último día hábil de septiembre. Sin embargo, puedo deshacerme de los contratos en cualquier momento.

Para efectivizar un contrato tiene que existir una parte y una contraparte. Ya que necesariamente una parte compra y la otra vende. Es decir, los contratos son de suma cero, una parte pierde y la otra parte gana.

En estos contratos, no hay entrega física de dólares, sino que las ganancias o pérdidas serán en pesos según cómo sea la evolución. Para evitar que al final de la operación, dependiendo si la evolución es favorable o desfavorable, haya que poner la diferencia total, se irán liquidando diariamente lo que se llaman margin calls o diferencias diarias.

En ejemplo: compramos 10 contratos de dólar futuro a mayo 2019 en $ 44,26 (cada contrato equivale a US$ 1.000 por lo que estaremos adquiriendo el equivalente a US$ 10.000). Si el contrato al día siguiente cotiza a $ 44 tendremos que poner (44 - 44,26) x 10.000 = -$ 2.600. De lo contrario, si al día siguiente, el dólar sube y por consecuencia nuestros contratos a mayo cotizan a $ 45 habremos tenido una diferencia favorable de (45-44,26) x 10.000 = $ 7.400.

Los contratos son negociados en Rofex por agentes de liquidación y compensación (Alyc) autorizados por CNV. Desde TSA bursátil, recomendamos cubrirse de las variaciones del tipo de cambio, ya sea para importaciones, exportaciones, venta de productos dolarizados o cubrir ciertas actividades atadas a dólar, ya sea por los insumos utilizados o porque se pactó un valor en dólares en un proyecto.

Otra estrategia es especular con la variación del dólar y aquí el riesgo que se asume es el riesgo direccional del mercado con respecto a la cotización de la moneda.

Para tener en cuenta

Operar con futuros no es caro, solo se requiere una inversión inicial neta muy pequeña o casi nula en relación al precio del dólar. En nuestro ejemplo de 10 contratos por el equivalente a US$ 10.000, solo se necesita poner en garantía el equivalente al 15% del valor de los contratos. Es decir, con $ 66.390 podemos abrir contratos por el equivalente a US$ 10.000 que representan con relación a mayo $ 442.600.

También, debemos considerar que no importa la variación del tipo de cambio ni nuestra postura, si operamos con cobertura, llegamos al mismo resultado: maximizamos la ganancia y minimizamos la pérdida.

Al darle certeza a los flujos de la empresa, independientemente si están dolarizados o no, nos permite aumentar el volumen de negocios y, al mismo tiempo, eliminar el riesgo cambiario.

Cualquiera duda sobre esta herramienta no duden en contactarse con el equipo de TSA bursátil.

Al mismo tiempo, los invitamos a participar del desayuno de negocios sobre dólar futuro que haremos el día 5 de abril. Para más información, comunicate por esta vía o por las redes de TSA bursátil.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: