Viernes 24 , Noviembre de 2017

El mercado aguarda las aperturas del hoy para ajustar posiciones

(Ignacio Voiron -Mesa de operaciones- TSA Bursatil) Todo lo que vivimos esta semana en los mercados fue un preludio a los resultados de las PASO del domingo. Cada variable e instrumento de mercado (acciones, bonos, tipo de cambio, etc.) siguió el pulso que iba mostrando cada día el registro electoral. Sin embargo, poco de esto tendrá relevancia a partir de este lunes, en donde la realidad de las urnas generará inmediatos ajustes mirando a octubre. Re armado de carteras de inversión, re posicionamiento de monedas  y coberturas se iniciarán tan temprano como los distintos mercados comiencen a operar.

Image description

Lo que pasó
El Merval continúa con su tendencia lateralizadora absoluta, pero esta semana que paso marcó importantes sobresaltos diarios; si bien el cierre del viernes con  21632 puntos muestra una variación ínfima y menor al 0,3% semanal cada día trajo importante movimientos.

Tres caídas sucesivas lunes, martes y miércoles llevaron el índice  por debajo de la línea de los 21000 puntos (cierre miércoles 20995) días en los cuales  parecía agrandarse por encima del 3% la diferencia a nivel provincia de Buenos Aires fueron prácticamente  revertidas en los días jueves y viernes en donde los augurios pre electorales apuntaban más a un empate técnico (diferencia más tres o menos tres en cualquiera de los sentidos).

Mismo movimiento tuvo el tipo de cambio, pronunciadas alzas los primeros días (superando el techo teórico de los $ 18 por unidad de dólar) con un BCRA activó como nunca con ventas persistentes para evitar una disparada y una baja de cotización para jueves y viernes. Resultado: prácticamente sin variación en el análisis viernes a viernes, un cierre de $ 17,75 mayorista y cotización minorista por debajo de los temidos $ 18.

El  dato más importante de la semana, vino de la mano del INDEC, la publicación del índice de inflación de julio mostró un incremento de 1,7%. Si bien el porcentaje de inflación se mostró por encima de las mediciones de los meses anteriores; el número final trajo alivio entre los principales analistas dado que lo esperado rayaba el 2%. Un dato MUY positivo a mediados de semana que, sin duda, también fue un gran aliado en las recuperaciones de jueves y viernes.

Importante y no menor es que ya desde el Gobierno Nacional y desde el BCRA empezaron a declarar la imposibilidad del cumplimiento de las metas del 17% anuales, próximo objetivo ahora, no pasar el 20/21%.

Lo que se viene
Absolutamente todo, pero todo, será ajuste de variables en pos de analizar y sacar conclusiones de las PASO que ayer se llevaron adelante y empezar a mirar las legislativas de octubre.

A las casi 23,00 horas del domingo, momento en que se llevaba adelante este análisis (y remarcamos el horario dado que venimos de un par de experiencias en donde a la madrugada los resultados cambiaron bastante), los resultados indican una confirmación de las tendencias pre electorales a nivel nacional  y un grandísimo cambio a nivel provincia de Buenos Aires:

• Victoria oficial en provincia de Buenos Aires, la ex presidente Cristina Fernández cae de momento frente al candidato de Cambiemos Esteban Bullrich. Los números marcan una leve ventaja a favor del  primero, lo que podría leerse como un empate técnico, pero una gran victoria psicológica . (Sobre este escenario es donde dejamos sentadas todas las dudas, lo escrutado hasta esta hora, repetimos, 23.00 es muy poco y es imposible determinar una tendencia).

• Victoria oficial a nivel país consolidándose como primera fuerza a lo largo y ancho de Argentina. Los resultados más importantes marcan: victorias contundentes en nuestra provincia de Córdoba, Mendoza y Capital Federal, y resultados favorables aunque más ajustados en provincia de Santa Fé; los cuatro principales distritos electorales luego de provincia de Buenos Aires.

• Y victorias psicológicas en dos distritos menores pero con mucha significación: victoria en la Santa Cruz kirchnerista y en la puntana San Luis de los Rodríguez Saa.

Dos escenarios para este lunes:
a) El escenario, de Bullrich triunfante, es sin duda una gran sorpresa; más por pericias ajenas y el vasto apoyo de los principales referentes nacionales de Cambiemos (inolvidable será dentro de todo análisis el cierre de María Eugenia Vidal frente al periodista Diego Brancatelli) que por las virtudes propias del candidato, se logró imponer en la provincia con más cercanía al gobierno de CFK y donde el flagelo de la pobreza ha golpeado más fuerte en estos 20 meses de gobierno Macrista.

Sorpresa, dado que ninguna encuesta previa lo daba ganador y dado que el mismo entorno oficial era escéptico y apuntaba a la menor diferencia negativa posible para que en dos meses poder revertir todo desde el aparato político.

Esto presenta para la jornada del lunes euforia en los mercados de renta variable y un sinfín de apoyos internacionales. Sin embargo, con prudencia destacamos y entendemos que hasta octubre las cosas seguirán variando y el camino a recorrer todavía es largo.

b) CFK con victoria en Buenos Aires, por escaso margen. Este escenario, a priori, debería no presentar grandes ajustes o variaciones en los precios de los principales activos. Siempre se dice que los mercados adelantan los resultados, y desde hace unos meses vemos la cotización de las principales cotizantes en un rango de precio 10% inferior a los mostrados a mediados/fines de mayo principalmente por la no entrada al rango de países emergentes y por el crecimiento político de CFK.

Haciendo futurología, o pensando que sería lo óptimo en el accionar oficialista de cara a las legislativas, podemos esperar desde lo político para el mercado de capitales en vista a una recuperación económica más sólida de cara a octubre (y la consecuente victoria en las próximas elecciones):

• Dólar: Estabilización de precios y ningún sobresalto; si bien la devaluación podrá continuar el orden del 1,5/1,7% mensual, los grandes saltos como el de julio  (devaluación del 10%) deberían quedar absolutamente descartados. Culturalmente tiene un peso muy grande y si a eso le agregamos un traslado a precios y a un brote inflacionario, pensar en avance de la devaluación suena por lo menos desacertado políticamente.

•    Lebacs y tasas: La prueba más grande para lo que queda del año se dará mañana mismo. Este martes se licitarán e intentarán renovar letras por más de $ 530 mil millones. Los datos inflacionarios, sobre todo referidos, a la inflación núcleo hacen prever una renovación con tasas superiores al 26%.
La gran novedad, o el marcado ascenso de una nueva forma de parte del BCRA vendrán por un incremento de las tasas de largo plazo, tratando de disminuir la presión de cada licitación intentarán empezar a estirar vencimientos y llevar tranquilidad desde esta posición. Si consideramos que el vencimiento de octubre (18/10) se dará unos días antes de las elecciones legislativas podría ser una buena oportunidad para fijar posiciones a dos meses.

•    Renta Variable: hablamos por sectores, y los principales movimientos esperables, siempre con la tendencia de una recuperación económica como eje (y dejando de lado la euforia pasajera):

Sector energético: más allá de algunas subas puntuales ya pre establecidas sería difícil imaginar que las mismas se puedan sostener. Las tarifas son un determinante del voto en todo el país, pero sobre todo en Provincia de Buenos Aires, donde mayores esfuerzos se harán en búsqueda de la captación de nuevos electores.

Sector de la construcción/obra pública, siderúrgicas y afines: El gran motor para lo que vendrá, los datos del INDEC y de toda publicación estadística vienen mostrando fuertes subas. Por el derrame económico y el traspaso de fondos hacia todos los estratos sociales, entendemos que acá podrán presentarse las principales oportunidades.

Sector Bancario: Presentará las mayores incertidumbres, el fortalecimiento de la posición del Oficialismo y la llamada búsqueda a la  previsibilidad le deparará enorme futuro y oportunidades de subas, pero con más cautela al momento de selección de elecciones.

La perla se semana: con los resultados parciales a donde nos paramos

En función a todo el análisis que venimos haciendo, y siendo coherentes con lo dicho en los párrafos anteriores:

• Vamos por las Lebacs (preferentemente aquellas a vencer a 63 días) por sobre una posición en dólares o Letes.
• Dentro de la renta variable, ampliamos las posiciones en nuestra cartera en activos de empresas como Holcim (JMIN), Siderar (ERAR) y Cresud (CRES)/IRSA referentes en la construcción y siderúrgica y tendemos a desprendernos selectivamente de activos energéticos, sobre todo aquellos con menor volumen de negociación (dejando la exposición del sector solo en acciones de PAMPA).
• Finalmente, a los fines diversificatorios, tomamos o mantenemos posiciones en Banco Galicia (GGAL), que dentro de los papeles más sólidos a tenido caídas y presenta posibilidades de recuperación.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: