Resumen semanal: “Aversión al riesgo global y una semana deprimida en los mercados”

(Por Julio Roque Calcagnino - Analista - TSA Bursátil) ¿Alguien logrará beneficiarse con esta guerra comercial entre China y Estados Unidos? El mercado parece indicar que no, puesto que no hace más que reforzar la búsqueda de activos seguros y alejarse de los activos de renta variable de cualquier tipo como así también de los bonos de países emergentes.

Image description

Los argentinos estamos inmersos en nuestro propio microclima, cuya temperatura está íntimamente desarrollada con el escenario político de cara a las elecciones. Si bien hoy las probabilidades sobre qué color político será el que gobierne a la Argentina a partir de finales de año tiene un impacto directo con la valoración de los bonos y acciones locales, no debemos olvidarnos que el mundo no está pendiente el 100% de su tiempo, sino una porción marginal del mismo y hoy tiene la atención focalizada en otros problemas quizás mayores.

La semana del 27 al 31 de mayo comenzó con sus noticias positivas y negativas. Por un lado, en las elecciones del Parlamento Europeo fueron desactivadas las amenazas de partidos de corte nacionalista y populista y la posibilidad de que un acuerdo con China incluye un relajamiento de las restricciones para llevar adelante negocios entre Huawei y empresas americanas. Por el otro, la renuncia de May y el incierto futuro del Reino Unido y el Brexit y la posibilidad de imposición de sanciones a Italia por parte de la Unión Europea dado su alto nivel de endeudamiento.

Luego, con el desarrollo de la semana, las distintas historias fueron desarrollándose. Si algo nos quedó en claro es que lo que comenzó como chispazos es hoy fuego sostenido: demandas de Huawei y la advertencia de China que podría prohibir o limitar la exportación de “tierras raras” a Estados Unidos. Por “tierras raras” se entiende minerales de ciertas propiedades que ayudan a alimentar dispositivos electrónicos y cuya producción es controlada en un 90% por China según CNN.

Finalmente, por si esto fuera poco, comenzó una nueva escalada comercial, pero ahora entre Estados Unidos y México. Ahora, Trump presiona a su país vecino para aplicación de aranceles a las importaciones mexicanas.

Performance semanal de los mercados mundiales

Las dudas que imponen a la performance económica futura a nivel mundial estas escaladas comerciales se reflejan fielmente en los movimientos de los mercados, principalmente en los de renta variable. Observando cuatro de los principales índices de acciones a nivel mundial, todos presentaron bajas importantes en mayo.

A saber, según Bloomberg, el Nikkei 225 de Japón cayó un 6,66%, el FTSE 100 inglés un 3,46%, el IBEX 35 español un 5,92% y el S&P 500 norteamericano se contrajo aproximadamente un 6,44%.

Asimismo, los mercados emergentes no fueron la excepción, pues el índice EEM (al cual se incorporó recientemente la Argentina) se contrajo un 7% mientras que la tasa libre de riesgo a 10 años americana bajaba aproximadamente un 14% en el mes.

Capítulo aparte: la evolución de los precios del petróleo desde diciembre

Según estadísticas publicadas por Reuters, la producción de petróleo por parte de la OPEP fue de 30,17 millones de barriles diarios, lo que representa la menor cifra registrada desde 2015. Cabe recordar que en diciembre los países productores impusieron un nuevo recorte en la producción, lo que llevó el precio de los contratos de futuro de petróleo tipo Brent de un mínimo de 50,47 a finales de diciembre a 75,22 en abril.

Sin embargo, cerca del cierre de la jornada del viernes, los precios de estos contratos se ubicaron alrededor de 61,6, un mayor bombeo en los pozos de Arabia Saudita como consecuencia de las presiones por parte del presidente Trump para mantener bajos los costos del barril a nivel mundial.

Esto no es más que una de las tantas facetas de la desconfianza en la evolución de la economía mundial antes mencionada. Puesto que la demanda de petróleo para fines energéticos está alineada con la necesidad de las economías en crecimiento de apoyar su industria e infraestructura. En este sentido, las dudas hacen que, a pesar de la menor oferta de barriles, los precios se mantengan deprimidos.

Plano local

Con respecto a la performance semanal del S&P Merval, el índice cayó aproximadamente un 3%, lastrado en gran medida por la suba del riesgo país argentino que se movió desde 905 a 985, mostrando un alza del 8%.

Sin embargo, el Merval avanzó a lo largo del mes de mayo. Si bien el 28, día que la Argentina fue efectivamente incluida en el índice de emergentes, se observó una importante toma de ganancias, observamos que los papeles incluidos en el EEM se valorizaron fuerte a lo largo del mes. Por citar ejemplos, las ADRs de los bancos Francés, Macro, Supervielle y Galicia avanzaron en un rango entre 11% y 23%, mientras que Transportadora de Gas del Sur lo hizo en un 28% en dólares en la plaza neoyorquina.

Recomendaciones

Con respecto a inversiones, dado el contexto actual y para cualquier perfil de inversor, aparecen como oportunidad en vistas de la conservación de valor, los fondos comunes de inversión que incluyen bonos norteamericanos libres de riesgo como así también bonos soberanos y corporativos de Brasil y Chile, países cuyo riesgo país es menor al argentino y que presentan una beta menor a la de nuestro país, por lo cual amplifican en menor medida los vaivenes de los mercados internacionales sobre el valor de los mismos.

Por un lado, para quienes se identifiquen como aversos al riesgo, además recomendamos invertir en Letras del Tesoro en Dólares Estadounidenses (Letes) cuyo plazo sea anterior a una hipotética segunda vuelta electoral.

Por el otro, para aquellos que se consideren moderados al riesgo, pueden tomar posiciones en Letes cuyo vencimiento sea después de las elecciones, o en el Bonar 2020 o AO20, que presenta un rendimiento en dólares de aproximadamente el 19%.

Finalmente, para aquellos que se identifiquen como neutrales al riesgo, pueden tomar posiciones en el Bonar 2024 o AY24, que también presenta un rendimiento alrededor del 19%. Sin embargo, existen pocos incentivos fuera de la liquidez del papel para adquirirlo, dado que su par con vencimiento en 2020 tiene un rendimiento similar.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: