Miércoles 13 , Diciembre de 2017

Se nos va abril, ¿a ver qué traerá mayo?

(Ignacio Voiron -Mesa de operaciones- TSA Bursatil) Una semana de mucha volatilidad en el mercado bursátil. Datos, proyecciones, informaciones cruzadas y reportes de todas partes del mundo colaboraron para que la que se nos fue no haya sido apta para inversores con problemas cardíacos (y la que viene, puede ser más volátil aún).

Image description

Lo que pasó
El índice líder Merval finalizó las cinco ruedas con una pérdida del 0.35% en los 20768 puntos, en lo que fue una continuación del recorte desde el máximo histórico alcanzado hace 15 días. El volumen operado continuó en niveles muy por debajo del promedio del último año, lo que indica que los grandes inversores siguen fuera del mercado accionario.

La semana estuvo marcada por el vencimiento de opciones correspondiente al mes de abril y las especulaciones estuvieron a la orden del día.

El Merval continúa testeando el soporte en los 20.600 puntos. Para arriba el objetivo se ubica en 21.000, el anterior récord, hacia abajo 20.500 es el primer escalón.

La noticia más importante de la semana provino del BCRA, que no solo subió la tasa de Lebacs de corto plazo al 24,25%, sino que también anunció, a través de su presidente Sturzenegger,  que tiene como objetivo comprar divisas hasta que alcancen el 15% del PIB (el nivel que tienen los países con calificación crediticia de grado de inversión). Esto impactó rápidamente en el dólar mayorista con una suba de más de 25 centavos a lo largo de la semana, cerrando en los 15,47.

A nivel microeconómico, y un dato para tener muy en cuenta, fue el informe que publicó el Indec el día viernes, en donde indicó que en febrero las ventas en supermercados alcanzaron los $ 24.520,3 millones, un 6,7% menos que en enero y solo un 16,3% más que en febrero del año anterior. Con una inflación anualizada del 35%, esto implica una caída interanual real del orden del 14% y un retroceso a volúmenes nominales de operaciones que no se veían desde el tercer trimestre de 2016.

Muy preocupante para toda la actividad atada al consumo masivo.

En el plano internacional, los mercados en EEUU operaron mixtos durante toda la semana, atentos a la crisis política que vive EEUU, no solo internamente con Donald Trump enfrentado al Congreso, sino también la tensión geopolítica con Corea del Norte.  Económicamente el país del norte sigue fuerte, con permisos de construcción en alza y una mayor venta de casas en Marzo, sin embargo la agenda política está pisando más fuerte y es la que mueve sus mercados.

En los mercados de derivados lo más importante pasó una vez más por el Crudo, que perdió más de 7% y se ubicó por debajo de los 50 dólares el barril. Los drivers que desplomaron los futuros fueron en primer lugar una caída menor a lo esperada en los stocks en puertos y por otro lado las dudas que surgen sobra la efectividad del acuerdo de la OPEC. Un creciente stock en Estados Unidos, sumando a una estancada demanda a nivel mundial, empañan los esfuerzos de los miembros del organismo. APBR una vez más se movió con alta correlatividad, perdiendo 6% y cerrando abajo de los $69, un nivel que invita a comprar el papel ante la espera de un rebote en el crudo.

Lo que se viene
A tener en cuenta: el Indec publicará el Estimador Mensual Industrial (EMI) y el Indicador de la Actividad de la Construcción (ISAC). Ambos datos de vital importancia para una gran parte del panel líder.  

Nuevas estimaciones inflacionarias, pueden profundizar la sensación de descenso de la inflación para lo que resta del año, algo que ya comenzó a mostrarse por las consultoras en la semana que se nos fue.

Los créditos hipotecarios, que recién están naciendo, tuvieron un altísimo impacto a nivel imagen positiva para el gobierno, los primeros sondeos los colocan como la segunda mejor medida del Gobierno, solo por detrás del desarme del cepo cambiario. En un año electoral, y en donde la economía no va a crecer previamente a las legislativas como inicialmente se esperaba, la profundización de esta medida puede hacer subir fuertemente las acciones bancarias.

Atentos a: el martes EEUU emitirá su reporte de ventas de casas nuevas junto a la confianza del consumidor, datos muy importantes para las expectativas de suba de tasas. Pero quizás el dato más importante lo tendremos el Viernes cuando se informa la primera estimación del crecimiento del PBI para el primer cuarto del año. Se espera un crecimiento del 1.1%.

A seguir: los datos de stock de crudo serán de suma importancia para recuperar el desplome de precios de la última semana.

La perla de la semana: APBR
Como mencionamos más arriba, APBR se movió con gran correlatividad con el crudo, su principal indicador con respecto a los ingresos totales de la empresa. Si bien técnicamente la empresa brasilera se encuentra con señales claras de venta, el crudo reconoció un soporte (un precio por sobre el cual mostró recuperación) en los USD 49,30, lo cual nos indica una zona de compra que se podría extender hacia los USD 52, zona donde, atrapando la ganancia correspondiente, desprenderíamos desprenderos de la posición.

En conclusión, esperamos un rebote inmediato en el crudo, y dada la correlatividad de APBR con el commodity, recomendamos comprar el papel en la zona de los $ 69 y esperar recuperar el nivel de $72 como objetivo inmediato, lo que significa una ganancia del 4.3%.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: