Viernes 24 , Noviembre de 2017

La clave está en centrarse en las personas, más allá de la tecnología (la mirada de Lorena Díaz Quijano)

(Por Monica NahásLorena Diaz Quijano es formadora y capacitadora de Linkedin, la red social por excelencia en el ámbito profesional. Lleva casi veinte años trabajando con empresas y emprendedores en la transformación digital, buscando estar siempre a la vanguardia de la tecnología y mostrando cómo ésta modifica el trabajo y la vida de las personas.

Image description

- ¿Quién es Lorena Diaz Quijano?
- Soy especialista en el ámbito digital y trabajo en el mundo de internet desde el año 2000. Lo que me gusta hacer es tratar de interpretar y pensar cómo este mundo digital y de Internet va a cambiar la forma de trabajar y de hacer las cosas y cómo lo puedo anticipar y compartirlo para hacerle la vida más fácil a las empresas, a las personas; también trabajo con emprendedores para ayudarlos a entender cómo las ventas online pueden potenciar sus negocios.

- ¿Cómo empezaste esta profesión de coach y trainer del mundo digital?
- Trabajaba en una empresa, con un cargo directivo, iba de lunes a viernes a la oficina, pero hace varios años se enfermó mi padre y -sobre todo los últimos años de la enfermedad- lo tuve que acompañar mucho al hospital. Decidí y elegí trabajar desde el hospital para estar con él. Entonces empecé a buscar opciones de trabajo remoto u online para poder acompañarlo y así cada vez más y más, en un momento tuve que dejar de trabajar en la compañía.
Una situación traumática familiar me dio la oportunidad de buscar una forma completamente diferente de vida.

- En alguna oportunidad, y siguiendo con tu vida familiar, comentaste acerca de tu decisión de no tener hijos, al menos por ahora…
- Con respecto al tema de la maternidad, como te decía, yo no tengo hijos y tiene que ver con ese momento de tanto dolor que estábamos pasando en la familia y que me parecía que no era justo para ningún niñito crecer en una panza de una persona que estaba muy triste, igual que todos a mi alrededor. Esa fue la razón principal de la no maternidad, no porque no quiera, o porque no me gusten los niños, sino que no me parecía justo para un niño criarse en un lugar donde hubiera mucha tristeza.
Cuando digo por ahora no, tiene que ver con esto, que la decisión no es no maternidad, sino no maternidad en esas condiciones para un niñito y habiendo posibilidades técnicas a pesar de que voy a cumplir cuarenta y dos años, por eso digo por ahora no.
Por otro lado, para mí, la adopción es una opción y esa posibilidad la voy a tener siempre.

- ¿En qué momento te diste cuenta que parte de tu misión era trabajar para y por las mujeres?
- Estaba de viaje por trabajo en Brasil y una ex jefa con la que sólo trabajé tres meses, pero evidentemente vio algo en mí, me llama y me dice “Lore hay un programa muy bueno para vos, ya te presenté y te recomendé para que fueras parte del programa de mentoreo de Voces Vitales en Argentina”.
Trabajamos en Buenos Aires y a partir de ahí tomé conciencia de las necesidades de ayuda que tenían otras mujeres.
Me focalicé en ayudar al desarrollo económico de las mujeres, capacitándolas en cómo hacer negocios desde lo digital, posicionamiento y networking.
Esto fue en el año 2009 y desde entonces estoy ayudando a las mujeres a enfocarse y a desarrollarse.

- ¿Qué es para vos la colaboratividad entre mujeres? ¿Vos ves que hay incoherencias entre decirlo y hacerlo?
- Para mí la colaboración entre mujeres claramente es un camino de ida. Las mujeres pueden trabajar colaborativamente, potenciarse entre ellas mismas, no sólo en los negocios sino en el desarrollo personal.
Definitivamente hay que trabajarlo, ponerlo en práctica y hay que ayudar a desarrollarlo.
No creo que solo sea inherente a las mujeres, mostrar el valor de cómo las personas se pueden potenciar, en vez de verse como enemigos o como competidores, mostrar cómo cada uno puede aportar desde su lugar, crecer y abrir puertas juntos es maravilloso.

- La industria digital es muy joven, con cambios muy rápidos y profundos ¿lo vivís de esa manera?
- Los cambios son muy drásticos y muy profundos por eso más allá de que uno pueda ser especialista en negocios digitales o en tecnología, definitivamente el foco de atención son las personas, porque ni bien están aprendiendo una nueva tecnología ya se quedó obsoleta y viene otra, lo que hay que enseñar es una metodología de cómo incorporar lo nuevo y los cambios en forma permanente.
Justamente esto que preguntás acerca de los cambios y el gran tema de la velocidad hace que nosotros tengamos que preparar a las personas y a los equipos de manera completamente diferente. Eso tiene que ver con la transformación digital y por eso es tan importante trabajar primero con las personas con este tipo de cuestiones del cambio, de la velocidad, de frustraciones y de incorporación de inmediato de lo nuevo antes de hablar de la tecnología misma.  

- ¿El liderazgo tiene género?
- No, definitivamente no creo que el liderazgo tenga género para nada. Creo que hay personas que tienen una voluntad y unas ganas extremas de hacer cosas, que los mueve una pasión y una energía muy especial, que para lograr cosas definitivamente necesitan un equipo.
Conozco hombres líderes increíbles que trabajando en empresas son sumamente efectivos y hay mujeres que son absolutamente maravillosas liderando y gestionando.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: