Viernes 30, Septiembre de 2016

A 4 meses de su implementación, las bolsitas para celulares brillan por su ausencia (historia de una ley incumplible)

Los fabricantes de bolsas descartables que vieron en la reglamentación de la ley de Seguridad Bancaria una oportunidad de negocio, se quedaron con las ganas. A 4 meses de su reglamentación las bolsitas para celulares brillan por su ausencia, no sólo en las entidades bancarias cordobesas, sino también en las porteñas. Incluso los bancos que habían comenzado a implementar la modalidad de pedirles a sus clientes depositar sus celulares en una bolsita al ingresar al local, en su mayoría la abandonaron por su poca practicidad. Optaron en cambio, por reforzar el personal y las cámaras de seguridad para controlar el no uso de aparatos telefónicos dentro de los bancos, tal como lo exige la normativa. Hay que aclarar que la disposición del BCRA dejaba en manos de las entidades la decisión sobre qué plan implementar para cumplir con la ley.

La ley de Seguridad Bancaria estableció nuevos requisitos que deben cumplir las entidades financieras para evitar actos delictivos. Los mismos están referidos a la instalación de mamparas en las cajas, la instalación de los tesoros y la prohibición del uso de celulares en las entidades financieras, según dispuso la Ley 26.637 aprobada por el Congreso en septiembre de 2010.
En realidad, la ley determinaba la aplicación de dispositivos tecnológicos que inhiban las señales de los celulares, lo que en la práctica no se pudo cumplir porque en el país está prohibido la venta de este tipo de equipos, ya que no está demostrada “la inocuidad para la salud de las personas" ni "que su uso no daña el normal funcionamiento de las actividades de terceros" en edificios circundantes, tal como lo explicó en su oportunidad el vicepresidente del BCRA, Miguel Pesce.
Debido a esto, la entidad le otorgó a los bancos un plazo hasta el 30 de abril de 2011 para que presentaran un plan alternativo.

Comentarios:

Dejá tu Comentario: