Buscan despejar fantasma de default y no descartan ir al Tesoro de EE.UU.

Dujovne asegura que se necesitan u$s 7500 millones de financiamiento neto el año próximo, pero para el JP Morgan son de, al menos, u$s 15.000 millones

Image description

Las dudas sobre cuántos fondos serán necesarios para cerrar el financiamiento del año próximo persisten entre los inversores. No obstante, desde el Gobierno buscan llevar tranquilidad e insisten que con el dinero del FMI y renovando completamente las Letes (hecho que no se está verificando en las últimas licitaciones), sólo restan conseguir u$s 7500 millones para los que no descartan recurrir al financiamiento directo con el Tesoro de los Estados Unidos, en el caso de que los mercados sigan virtualmente cerrados para la Argentina con el costo de emitir a tasas de dos dígitos.

Esta fue la visión que transmitieron a inversores los tres enviados del oficialismo a Nueva York la semana pasada. Según pudo reconstruir El Cronista, Mario Quintana, vicejefe de Gabinete; el vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero; y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, aseguraron que se cumplirá con la meta fiscal acordada con el FMI de reducir el déficit primario a 1,3% del PBI en 2019, y que la caída en la imagen de Mauricio Macri es una de las causas que hizo subir el riesgo país en los últimos días. En ese sentido, consideran "clave" que el Presidente sea reelecto el año próximo.

Resaltaron, además, que ven necesaria la calma cambiaria para que baje el riesgo pais y, en esa línea, aseguraron que el FMI actúa de manera amigable ya que fue proclive a flexibilizar las metas pactadas que permitieron, por ejemplo, utilizar reservas internacionales para amortiguar los vaivenes en el mercado cambiario y dejar al dolar debajo de los $ 30 el viernes.

Sobre las necesidades de financiamiento, aseguraron que "son manejables", dijeron que gran parte de los vencimientos son en pesos y pocos en dólares, y, que de ser necesario porque los mercados sigan reticentes a prestar a la Argentina, acudirán directamente al Tesoro de EE.UU., aunque por ahora no haría falta.

El propio Nicolás Dujovne lo reconoció en una entrevista el domingo pasado. Parte de la esperanza oficial está colocada en la renovación de las Letes y de las nuevas colocaciones de estos instrumentos en pesos.

Los inversores aún dudan de que el año próximo se alcanzará el 1,3% de rojo primario, justo en un año electoral y cuando aún resta definir cómo quedará terminado el presupuesto 2019.

De acuerdo con estimaciones de JP Morgan, para 2019 aún son necesarios entre u$s 15.000 millones y u$s 20.000 millones (aún contabilizando los recursos del FMI por u$s 11.700 millones de los cuatro desembolsos previstos para el 2019), montos que los traduce como una "preocupación", de acuerdo con Bloomberg.

El Ministerio de Hacienda insiste en que las necesidades financieras para este año ya están cubiertas y, que para el próximo, harán falta unos u$s 7500 millones netos(además de ser renovadas las amortizaciones de la deuda con el sector privado con legislación extranjera por u$s 2800 millones), siempre y cuando se sean renovadas el 100% de las Letes, no verificado en las últimas

licitaciones. Esta semana hay un nuevo test en el que se licitarán Letes en dólares a 203 días, y otras dos en pesos (reapertura) con vencimientos el 30 de noviembre y el 29 de marzo, respectivamente. La recepción de ofertas comienza hoy y mañana se conocerán los resultados.

La renovación parcial o la posibilidad de que el mercado directamente se cierre y no haya rolleo alguno (situación poco probable, pero aún así escenificada por los analistas), modifica de manera radical el escenario oficial.

"En las últimas semanas, eventos externos y domésticos crearon dudas sobre el programa financiero, alimentando una ola de ventas de bonos que, en círculo vicioso, vuelven improbable el cumplimiento del programa financiero original", sostuvieron desde Elypsis. Por este motivo, agregaron que se impone adaptar "el programa a un escenario sin renovación de deuda un caso extremo que, de mostrarse sostenible, podría catalizar una mejora en los costos de acceso a principios de 2019, abriendo la puerta para emisiones pequeñas".

En este escenario adverso, estiman un gap financiero hasta fin de 2020 de u$s 49.700 millones, de los cuales u$s 12.900 millones se necesitarían este año, u$s 19.300 millones en 2019 y los restantes u$s 17.400 millones en 2020.

Para Quantum Finanzas, aún renovando el 100% de las Letes el año próximo, las necesidades no cubiertas en moneda extranjera son de u$s 10.000 millones. "En 2019 la situación se complica. La diferencia entre necesidades y fuentes conocidas/probables muestra necesidades no cubiertas por u$s 28.000 millones. Si se lograse refinanciar el 100% de los vencimientos de Letes en dólares, las necesidades no cubiertas en moneda extranjera ascenderían a u$s 10.000 millones", detallaron.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: