Cómo quedarse con las herencias que nadie reclama, sin intermediarios ni trampas

Recibir el legado de un tío lejano es un sueño que no suele cumplirse. Pero sí es frecuente que tíos lejanos mueran y nadie reclame sus bienes. Los inmuebles con esa característica se subastan y cualquiera puede intentar quedárselos.

Image description

No pasa solo en las películas. Muchas personas no tienen herederos ni hacen testamentos pero dejan propiedades, muebles y cuentas bancarias sin que nadie las reclame. Sucede en todo el mundo y la Argentina no es la excepción. Estas llamadas "herencias vacantes" pasan procesos judiciales hasta que quedan en manos de la Procuración General, que las subasta.

Solo en la Ciudad de Buenos Aires, en lo que va del año se remataron 14 inmuebles de estas características, por los que se recaudó $ 55,5 millones. El año pasado se subastaron 58 inmuebles con una recaudación total de $ 79,5 millones.

Todo ese dinero descontadas las deudas y cargas de la sucesión es destinado al Ministerio de Educación de la Capital Federal, específicamente se suma al "Fondo Educativo Permanente" que es utilizado en inversión escolar pública.

El Procurador General de la Ciudad, Gabriel Astarloa, explicó a El Cronista que participar de las subastas es sencillo y que ese organismo está poniendo foco en que se multiplique el público interesado en estos inmuebles. "Intentamos desterrar el mito de La Liga", dijo, en referencia a un famoso grupo de personas que interviene en todos los remates y hay un convencimiento masivo de que nadie gana si no es con su intermediación.

Para evitarlo, se implementó un sistema de seguridad para quienes visitan los inmuebles para revisarlos antes de participar del remate. Personal del Gobierno de la Ciudad permanece en el acceso de ingreso al edificio o de la propiedad a exhibir durante el horario de la visita, para que los interesados no sean abordados por terceras personas que se presenten, impongan u ofrezcan servicios de intermediación. El personal designado se identifica con una credencial oficial y les hará saber a los interesados que la participación en la subasta es libre y no requiere de ningún tipo de asistencia de otras personas.

De estas subastas, que suelen hacerse una vez por mes con varios bienes a rematarpuede participar todo el mundo. Las fechas y la descripción de los inmuebles que se ofrecen se publican en diarios, en el Boletín Oficial de la Nación y en el de la Ciudad, en revistas y páginas web del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, del Colegio de Martilleros y la Corporación de Rematadores y a través de la página institucional de la Procuración General del Gobierno de la Ciudad, de las redes sociales e institucionales y en la web del Banco Ciudad.

Los interesados pueden concurrir a las visitas para conocer los inmuebles y luego participar de la subasta asistiendo personalmente al recinto o efectuando una "oferta bajo sobre" (con el monto hasta el que pagarían), que les permite pujar por la propiedad sin necesidad de concurrir en el día y hora del remate. También se puede comprar a través de un apoderado que presente la documentación que lo habilite.

Según explicó Astarloa, desde que comenzó la gestión de Horacio Rodríguez Larreta en 2016, se subastaron en total 109 inmuebles, con una recaudación de $ 171 millones.

Además de la venta de propiedades, se suman otros ingresos provenientes de herencias vacantes. Por ejemplo, de cuentas bancarias de propietarios que no tienen sucesores. Un caso muy llamativo y significativo en cuanto al monto fue el hallazgo de una cuenta por casi u$s 1,2 millones.

Durante este año se realizaron tres subastas con 14 inmuebles. En marzo, se tocó el récord de recaudación, cuando se vendieron 10 propiedades por $ 26,4 millones.

Astarloa proyecta para este año efectuar una subasta por mes (excepto en julio), y llegar a los 62 inmuebles vendidos. El próximo remate será el miércoles 27 de junio.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: