Turismo cinegético: la multimillonaria suma que deja la caza de palomas en Córdoba

(Por Ignacio Najle) Córdoba se posiciona como líder regional de esta actividad que se desarrolla en el norte y este de nuestra provincia hace casi tres décadas y atrae a unos 10.000 cazadores por año, 75% de los cuales provienen de Estados Unidos. Chilenos y europeos son los otros grupos que representan un importante flujo de turistas.

Image description
Image description
Image description

Los datos se desprenden de una entrevista con Octavio Crespo, titular de la Cámara Argentina de Turismo Cinegético y Conservacionismo, quien también presidió la Cámara Provincial durante 8 años. Crespo asegura que el sector colabora en el crecimiento económico de puntos geográficos en donde otras actividades no han logrado desarrollarse.

El gasto diario promedio por persona se calcula en US$ 740 y la oferta en alojamiento de lujo es extensa; hay 17 operadores asociados a la Cámara en Córdoba, propietarios de 29 posadas que se destacan por su gastronomía de autor (que incluye platos principales con palomas), ambientes con mobiliario de primera calidad y elegantes sectores de esparcimiento en donde se visualiza excelente diseño y arquitectura.

Los “palomeros”, como se conoce a estos cazadores, tramitan sus licencias y son provistos de armas y cartuchos en los lodges en donde se alojan, y pueden disparar sin limitación en cuanto a cantidad de municiones. Las generosas propinas que dejan incentivan a los locales a sumarse a las diferentes tareas que existen en el rubro, como la carga de armas y recolección de aves.

Los ingresos del sector se estiman en $ 1.200 millones anuales, con una estadía promedio de 4 noches. La paloma en Córdoba es considerada plaga, por lo que su caza es legal, contando también con regulaciones aduaneras (cuando los cazadores ingresan sus propias armas) y medioambientales.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios:

Ignacio Maria Najle
22/10/2018 - 02:05

Estimados, gracias por leer la nota, y por sus comentarios. No es la intención del artículo promocionar la caza, ya que como habrán leído este tipo de actividad es desarrollada por un sector específico del turismo extranjero, que no es el lector típico de IN. La idea principal del texto es dar a conocer el impacto que tiene el turismo cinegético en la provincia, a nivel ingresos y empleo, informando a quienes son capaces de buscar soluciones a problemáticas como la que citan sobre el plomo y a quienes se inclinen por mejorar la oferta y condiciones actuales del sector. No olviden que son muchos los emprendedores que leen el diario con frecuencia y al conocer la actividad pueden desarrollar mejoras, sin desconocer claro al lector curioso que se puede haber sentido atraído por la casi nula publicidad local de la caza y da con este título. Lamentablemente la discusión sobre el impacto en el ambiente que pueden tener las municiones me excede, ya que no me especializo en el tema.

20/10/2018 - 18:24

Para complementar https://www.ecoportal.net/temas-especiales/contaminacion/las_rutas_silenciosas_del_plomo_en_el_norte_cordobes/

Marcelo Negreira
19/10/2018 - 15:53

No estoy 100% seguro, pero creo que ya no se usa plomo. Se utilizan municiones de otros materiales. Saludos

Michel G. Richard
19/10/2018 - 09:56

Patético y lamentable que se fomente esto... Porque no hablan de los miles de toneladas de tóxicos y plomo y otros materiales cancerígenos que contienen las balas y que estos "turistas" dejan diseminado contaminando lagos, ríos, bosques, etc los cuales no afectan a estos "turistas" pero si a los habitantes de las zonas cercanas que padecen los efectos por 2 pesos con cincuenta...