Viernes 17 , Noviembre de 2017

El mundo va hacia el voto electrónico (Andrés Rombolá, Country Manager de Smartmatic)

Podrá demorarse un poco o no tanto, pero la tecnología irá ganando espacio en los sistemas de votación aquí y en el mundo.
Smartmatic es una empresa con experiencia global en estos sistemas y ahora apuesta fuerte por avanzar con sus propuestas en Argentina. Con desarrollos de opciones de boleta y voto electrónico, también incursionan en el mundo de las Apps con una plataforma que aspira a convertirse en un “DNI Digital”.

Image description
Smartmatic ha hecho elecciones en los 5 continentes.
Image description
Lleva contados más de 1.700 millones de votos.
Image description
En Córdoba, ya probaron el voto electrónico en La Falda y Marcos Juárez.
Image description
Son dueños de la empresa que hace las elecciones en Estonia. Allí el 32% del voto es por internet.

Andrés Rombolá tiene trayectoria en empresas de tecnología como IBM, EDS, Athos y Atento, pero ahora está al frente del equipo de 25 personas de Smartmatic en el país, la base sobre la que aspiran a desarrollar un empresa mucho mayor.
Casado con 3 hijos, aficionado a los deportes e hincha fanático de River, Rombolá nos explica qué hace Smartmatic y cuáles son las tendencias de voto en el mundo.

¿Cuántas empresas de la categoría hay en el mundo?
Smartmatic es la empresa que más experiencia tiene porque ha hecho elecciones en los 5 continentes. Lleva contados más de 1.700 millones de votos. Ha hecho elecciones en la India, Mongolia, México, Chile, Argentina (en La Falda y Marcos Juárez), Bélgica, Italia.

¿Ustedes integran hardware y software?
Todo el hardware lo fabricamos nosotros: si bien lo tercerizamos en una fábrica, es bajo las normas específicas de Smartmatic. Es decir, todo el diseño de los productos lo hace Smartmatic.

¿Tenés diferentes líneas de productos?
Sí, tenemos soluciones de voto electrónico (que incluye boleta electrónica) y solo de boleta electrónica, que es una particularidad que nos pidieron en el mercado argentino.
Así que construímos una máquina para esto. Para nosotros no es un problema adaptarnos a las necesidades de cada uno de los países. Ahora estamos haciendo pruebas pilotos en Pakistán, y también se adapta el hardware a las necesidades del país.

¿Hace cuánto que están en Argentina?
En Argentina el primer negocio que se hizo fueron las elecciones en La Falda y Marcos Juárez, y todo el escrutinio en la provincia de Córdoba en el 2009.

Y desde entonces, ¿cómo ha sido la evolución?
Bueno lo primero que hicimos fue montar oficinas acá en Argentina y hemos participado en muchas licitaciones. La licitación que ganamos fue la de (control de) biometría con la Cámara Nacional Electoral, para uno de nuestros hardware y hacer el control biométrico en las escuelas de fronteras de 6 provincias, que son Salta, Jujuy, Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones (tanto en las Paso de agosto, como en las Legislativas del pasado 22 de octubre)

¿Es el único contrato que tuvieron para estas elecciones?
Sí, es el único. Fueron aproximadamente 1.500 equipos, y la verdad es que lo más interesante es que ha sido tremendamente exitoso. El 81% de las personas aceptaron poner la huella digital, y de ese porcentaje el 91% se validó positivamente.

¿Cuál era el objetivo de la Cámara Electoral con todo esto?
Tiene una prueba piloto, y lo que buscaba era mejorar la identificación de los electores en esas escuelas (de frontera). Entonces, llegaba la persona con su DNI y el presidente de mesa validaba. Ya ahí estaba autorizado a votar, esto no era un inhibidor para votar. Luego, ponían el número de documento y aparecía la foto de la persona y la persona ponía su pulgar derecho una vez. Lo ponía por segunda vez, y si no le validaba a la tercera vez que lo ponía le capturaba la huella digital. Después eso se podía analizar: por qué no le capturaba, si el DNI estaba bien o no, etc. Y después se mejora para las próximas elecciones.

¿Cuál es tu mirada de la evolución en general del voto electrónico y la mirada de los distintos actores?
Cada país tiene que ser analizado de acuerdo a la problemática de ese lugar. Veo muchas comparaciones que hacen con el primer mundo que dicen “Noruega vota en papel, Alemania también, Holanda lo mismo”. Hay que analizar cada caso, como el por qué se prohibió en Alemania, que fue porque en su momento era anticonstitucional y porque no había un comprobante en papel, y si no lo hay el ciudadano que no es informático no puede controlar. Entonces por eso decidimos que el voto electrónico tiene un comprobante en papel.
Un tema central son los programas, la informática de las máquinas. Hoy Smartmatic entrega el código fuente (es el corazón de los programas), para que sea analizado y auditado por las autoridades gubernamentales. Entonces todo ese código fuente se audita, y se ve que es lo que hay ahí adentro, qué información guarda, cómo está programado, si tiene algún problema. Todo eso es auditado previo a la elección y posterior a la elección. Y las máquinas también se auditan durante la elección, para ver que el software que está ahí es el mismo que se firmó digitalmente previo a ser introducido en las máquinas.

La estructura federal de Argentina abre multiplicidad de sistemas, ¿hay alguna provincia que esté más avanzada que otra en la incorporación de estas tecnologías?
En Argentina, Salta ha hecho ya incorporación de la boleta única electrónica. En Córdoba hemos hecho voto electrónico en La Falda y Marcos Juárez como te decía.

¿Eso fue un test? ¿O porqué se hizo ahí nomás?
Fue una prueba piloto que se hizo. Las elecciones terminaron a las 18 horas y a las 18.45 había terminado el escrutinio. No hubo ningún inconveniente, salió todo perfecto. Nadie esperaba un porcentaje tan alto de validación de ciudadanos, la verdad que salió muy bien y en muy poco tiempo.
A nosotros nos adjudicaban el trabajo el 24 de junio, y las elecciones fueron el 13 de septiembre. O sea que tuvimos que traer todos los equipos, hacer todas las reformas que nos pidió la seguridad de la Cámara, que fueron un montón. Seguridad de la Cámara tuvo un rol altamente activo y trabajó súper profesional. Nos hicieron cambiar todo el sistema operativo, bloquear todos los puertos que podían tener acceso. Y a nosotros nos sirvió, trabajamos muy bien en equipo.

¿Actualmente están en alguna iniciativa para extender el sistema en forma nacional?
Para avanzar en el proyecto, la Cámara (Nacional Electoral) tiene que evaluar la prueba piloto, luego se sentarán y definirán cuál será la estrategia a seguir en base a los resultados que ellos analicen.
Nosotros queremos avanzar con la identificación del votante, y que cada vez haya más seguridad. Para nosotros es altamente recomendable que el proyecto se extienda.

¿Están dadas las condiciones tecnológicas para que en el 2019 haya una elección nacional con estas características?
La realidad es que para la implementación de la biometría están dadas las condiciones tecnológicas para que sí sea masivo y pueda ser en todo el país.
En lo que es voto electrónico o boleta única electrónica las condiciones tecnológicas están totalmente dadas. Y tenemos tiempo de capacitar a toda la ciudadanía para que pueda votar perfectamente con voto electrónico o con boleta única electrónica. Para mí el voto electrónico es superador a la boleta única electrónica porque tiene redundancia: tengo la urna con todos los votos en papel, y además cuenta la máquina.
Entonces, las condiciones tecnológicas están dadas: para el 2019 tenemos tiempo, sólo hay que capacitar muy bien a la ciudadanía, tener máquinas de prueba. Y la verdad es que la gente aprende muy rápido a votar, porque todos están acostumbrados a la tecnología, a lo touch.

¿Hay prominentes informáticos o generadores de opinión dentro del mundo de la informática, muy en contra del voto electrónico? ¿Por qué gente que sabe de informática tiene una posición tan contraria?
Creo que los problemas de tecnología se combaten con más tecnología y no con menos tecnología. Para mí retroceder es como quitar el Excel y volver a sumar a mano. Yo leo todas las opiniones: de escuchar cosas a favor y en contra es como uno mejora y revisa sus productos. Nosotros creemos muchísimo en nuestro producto, no hemos recibido un hackeo en ninguna elección. Las máquinas no están conectadas a internet durante toda la votación, sólo se conectan al final para transmitir. También es muy importante que se haga una revisión del código fuente, que todo el mundo esté tranquilo, que haya autoridades independientes con responsabilidad y compromiso de informar si han encontrado algo que no estaba bien para que se pueda reparar.

¿Qué es lo que más haces en tu trabajo? ¿A quién le vendes?
Mi cliente fundamentalmente es el Estado. Están las provincias, los Ministerios, las Cámaras electorales, los (tribunales) Superiores de Justicia. Nosotros hacemos un trabajo para que todo el mundo conozca nuestra tecnología, por más que sea el que va a comprar o no, porque lo que queremos es que conozcan qué hacemos y cómo lo hacemos.

¿La operación argentina es relevante para el conglomerado de la empresa?
Argentina es un país nuevo en el que acabamos de ingresar, y la verdad es que la compañía apuesta muchísimo a Argentina. Lo ven como un país altamente relevante. Vinimos acá a partir del 2015, que es cuando la compañía hace una apuesta fuerte a la Argentina, porque le ve un gran futuro.

¿Hay algún desarrollo en el que estén avanzando en el mundo que sea novedoso?
Nosotros creamos un producto nuevo que se llama “Folio Card & ID Wallet”, que lo pueden bajar tanto en iOs como Android. Este es un producto de validación facial. Cuando uno se registra el producto te toma una selfie y te graba un video de 2 segundos donde estás tocándote la oreja, guiñando un ojo, tocandote la pera, para demostrar que sos una persona y que no sos una foto estática. Una vez que estás registrado, le podés sacar una foto a tu DNI y te reconoce todos los campos. Esto puede funcionar cuando querés hacer un trámite público, o puede ser que estés alquilando un departamento, entonces la manera que tiene de validar mi identidad es mandar un requerimiento que llega a la aplicación. Desde la aplicación se abre, me toma una selfie y valida mi rostro, validando mi identidad. La valida contra la selfie que está en el dispositivo y contra la foto del DNI.

¿Han tenido que parametrizar cada documento nacional?
Para la Argentina ya lee muy bien el DNI local. Lo importante es que esto fue creado porque atrás viene la creación de una cédula de identidad digital. Hoy en día cuando mis hijos van a bailar ya no llevan el DNI físico, llevan una foto. Entonces lo que va a venir son todos los ID digitales. Nuestra herramienta permite hacer un punta a punta. Y nosotros trabajamos proveyendo a los Estados, todos los servidores -que los podemos poner en su DataCenter sin problemas- más todo el sistema. Es una aplicación muy interesante y se cobra por transacción. Es decir, que al Estado no le cuesta un centavo la inversión. Nosotros le proveemos todo, y por cada transacción (entre privados) que se hace cobramos un precio que se acuerda con ellos.

¿Estás pensando este tipo de soluciones para qué tipo de trámites estatales?
La realidad es que esto sirve para cualquier trámite que se pueda hacer a distancia, y que hoy yo tengo que ir porque no hay manera de que pueda validar mi identidad. Si tengo que renovar el registro de conductor lo puedo hacer con esta herramienta.

¿El futuro del voto es a distancia?
Nosotros somos dueños de la empresa que hace las elecciones en Estonia. En Estonia el 32% del voto es por internet. Ellos ya tienen una cédula con chip y usan un dispositivo que se anexa a la notebook y valida el documento y pueden votar por internet.
Esta aplicación de validación facial que te contaba fue desarrollada para que se pueda votar a través de una app. Nosotros vamos viendo que los jóvenes están todo el día conectados. Entonces para ellos, desplazarse hacia un centro a votar es un trámite.

¿Cómo imaginás el 2018? ¿Es un año de calma o de venta?
Va a ser un año muy movido, porque este año se ha sembrado muchísimo. Van a salir un montón de cosas. La gente quiere usar la tecnología, y quiere que la tecnología le de servicios, seguridad, rapidez. La seguridad es una palabra clave. Es clave que todo pueda ser auditado. Nosotros no escondemos nada. Es una empresa que tiene total transparencia.

Comentarios:

Samira Saba
31/10/2017 - 14:39

El voto electrónico sí es el futuro. Alemania prohibió las máquinas que venía utilizando porque estas no imprimían comprobante impreso del voto. Sin embargo, coloquen una urna (caja) con votos impresos y al lado una máquina de votación, con todas las garantías y traza de papel, y pregúntense cuál resultado se puede alterar, sin dejar rastros. Qué es mejor, volar un avión sin computadora, o uno que tenga una computadora disponible para el piloto? Estar en un hospital cuyo sistema de respiración es manual o en uno con un sistema automatizado? La tecnología de votación, cuando se implementa con garantías, cuando se audita antes y después, y cuando además ofrece la auditoría más fácil para el ciudadano (validar su voto), es mucho más segura que el voto manual.

Diego
31/10/2017 - 12:15

WHAT? En serio?? El mundo no quiere saber nada con el voto electronico. Y el que probo se arrepintio. Tiene vulnerabilidades por todos lados y encima en este pais persiguen como criminales a la gente que intenta transparentar el proceso democratico mas sagrado que hay.

Manuel
31/10/2017 - 10:51

El mundo fue hacía el voto electrónico y ahora está huyendo de él. Alemania, Holanda, Irlanda, Gran Bretaña, Noruega y Finlandia fueron pioneros en implementarlos y ahora varios de estos paises lo prohibieron debido a posibles riesgos de seguridad. Además hay varias evidencias de que pueden ser alterados los resultados, como pasó en EEUU. Sugiero ver los videos de la actual presidenta de Transparency International donde quedán evidenciadas todas las falencias. Lo mejor es la boleta única de papel.

Dejá tu Comentario: