El ecommerce crece sin cumplir las expectativas de los usuarios

(Sebastian Gaviglio) Por día se lanzan miles de sitios web a internet, un buen porcentaje de ellos son orientados a ecommerce pero son muy pocos los que después de un tiempo logran conseguir el éxito en los canales digitales.

Image description

Casi todos los emprendedores de Ecommerce comienzan su aventura con el sueño de convertirse en el próximo gran gigante o de multiplicar sus ventas casi por arte de magia con solo publicar su tienda en internet. Sin embargo hay algo de lo que la mayoría, incluidos los aspirantes a empresarios de comercio electrónico, no se dan cuenta. El comercio electrónico tiene muchos problemas y desafíos, un ritmo muy dinámico y difícil de seguir, más aún si la empresa tiene su expertise en canales tradicionales y quieren incursionar en lo digital.

Sumado a eso, la desesperación por incorporar procesos de automatización e inteligencia artificial para bajar costos están arruinando, o al menos empeorando,  la experiencia de los usuarios.

Esa alegría de ser atendido personalmente y encontrar ayuda de un asistente de ventas en una tienda real no se encuentra en el Ecommerce. Incluso con chatbots para compras en línea y sugerencias de productos alimentados con inteligencia artificial, las compras en línea no son lo suficientemente "humanas". Le falta un toque personal. Los sitios web mal diseñados con una velocidad de carga lenta y una navegación desordenada solo empeoran las cosas.

Un sitio basado en traducir esa experiencia de usuario puede ayudar a superar la falta de una conexión humana. Y cuando hablamos de experiencia de usuario hay que pensar mucho más allá de la coherencia visual y el diseño adaptativo. Se deben tener en cuenta incluso factores psicológicos que influyen en las decisiones de compra.

Otro de los grandes problemas es el email marketing, que si bien en los últimos años se ha reinventado hacia un modelo más personalizado, en la mayoría de los casos sigue sin aportar valor al consumidor.

Un profesional que trabaja recibe alrededor de 121 correos electrónicos. Solo una pequeña porción se abre y lee. Las estimaciones de la industria indican una tasa de apertura del 18 por ciento para los correos electrónicos de marketing. Sin embargo un email abierto no necesariamente se convierte. Si el correo electrónico de marketing es demasiado comercial, o si no está alineado con los intereses del cliente, o si no reorienta un interés previamente mostrado, entonces la campaña de marketing está destinada a fallar. El valor agregado al contenido personalizado es la clave del éxito del email.

La ciberseguridad es más una amenaza que un desafío para el comercio electrónico. Incluso los grandes jugadores como Target, eBay y Home Depot se han visto afectados por ciberataques. A pesar del aumento en el comercio móvil en un 20% y los pagos dentro de apps en un 55%, los clientes todavía tienen un miedo cuando se trata de hacer pagos online.

Si bien hay material de sobra online que muestra cómo proteger un sitio de ser hackeado. Aún así, es necesario asegurar a los usuarios que está en un sitio web seguro con el que pueden compartir su información privada y de pago.

Para ello existen los certificados de seguridad, o las credenciales de distribuidor autorizado. La instalación de un certificado SSL dará el prefijo HTTPS y una barra de dirección verde para su sitio web. La dirección HTTPS es excelente, ya que señala a sus visitantes que su sitio web es seguro para confiar la información.

Hay una tendencia muy fuerte a lograr hacer del comercio electrónico una fortaleza digital. Las cosas ya están mejorando, gracias a Google, WordPress y varias otras organizaciones de Internet que están impulsando la web hacia un entorno más seguro.

Otro de los grandes desafíos es que las marcas y empresas entiendan que el comercio electrónico es en realidad un término increíblemente amplio, no solo hacer un sitio web. Vivimos en un mundo hiperconectado donde los clientes usan más aplicaciones, redes sociales y mensajes instantáneos más que cualquier otra cosa. El comercio electrónico se ha vinculado estrechamente con las redes sociales y la mensajería instantánea. Desafortunadamente, no muchas empresas están aprovechando las redes sociales como deberían. A pesar de una tasa de conversión 133 por ciento más alta, el Social Commerce en los Estados Unidos representó solo el 5% del mercado de Ecommerce completo.

Las plataformas de intercambio de imágenes Instagram, Pinterest, Tumblr, se están convirtiendo en puntos de venta virtuales donde los clientes pueden comprar los productos que ven y les gustan. Zappos tiene una forma bastante original de captar la atención del público social con sus campañas en las redes sociales.

La industria del Ecommerce en su conjunto necesita poner al usuario en el centro, ser más humana y cumplir con los deseos y necesidades de sus clientes tal cual sucede en los canales de venta tradicionales.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: