#7 lugares del mundo para enfriarse la nariz

El frío, a veces, aburre. Sin embargo, eso ocurre cuando se ha visitado lugares en el mundo donde el invierno es el principal protagonista. A continuación, los siete destinos ideales para amigarse con esta estación del año.

Image description
Image description
Image description
Image description

#1 Austria: Viena
Este lugar, delimitado por siete países, se convierte en el segundo país europeo con más fronteras, luego de Alemania, y en épocas de mucho frío, en uno de los destinos más elegidos por los turistas. Según la zona, Viena es etiquetada como una de las ciudades más caras de Austria. Sin embargo, tiene detalles que conquistan a cualquier visitante:
• Las bajas temperaturas impulsan a querer tomar alguna bebida calentita en el Café Central, uno de los espacios emblemáticos por su historia.
• Están los “gasthof”, los restaurantes de comida típica, en el que los camareros visten el traje regional. Allí se puede probar el “schnaps”, un aguardiente típico, el cual suelen servirlo después de comer. Tampoco se puede dejar de degustar la pastelería como el Sacher Torte, rociado por canela, ¡una delicia!
• Como parte del escenario frío, el souvenir clásico es la bola de nieve, que se inventó accidentalmente en Viena: en 1900, Erwin Perzy intentaba crear una bombilla pero acabó poniendo la Basílica de Mariazell en el centro y creando la nieve con arroz.
• No se puede dejar de presenciar un baile de gala en el Palacio Imperial, el ayuntamiento o la ópera, especialmente si se viaja el 31 de diciembre, fecha que comienzan las temporadas de esta clase de eventos.
•Patinar sobre hielo es una de las actividades más realizadas por los turistas, especialmente en la pista ubicada frente al ayuntamiento de Viena.

#2 Suecia: Estocolmo
Estocolmo es una ciudad muy peculiar. La capital sueca es de los lugares más elegantes y fascinantes a nivel mundial. La mayor peculiaridad es que está formada por catorce islas conectadas entre sí, que mezclan un sinfín de planes alternativos: cultura, tradición, vanguardia, música, naturaleza. ¿Por qué visitar este lugar en invierno? ¡Porque no hay paisaje más hermoso que Estocolmo bajo la nieve! Los cinco imprescindibles:
• El ayuntamiento de Estocolmo, donde se celebra cada año la entrega de los Premios Nobel.
• El Palacio Real, uno de los más grandes y espectaculares de Europa, situado junto al río. Solo con pasear por sus alrededores ya merece la pena.
• Un paseo por Gamla Stan. Es el casco antiguo y verdadero corazón de Estocolmo. Pasear por sus calles de piedra y observar sus edificios coloridos es una experiencia única. Es el mejor lugar para sentarse en una cafetería típica (la más famosa y con más encanto es Vete-Katten) y disfrutar de un buen café o chocolate caliente, acompañado de un bollito artesanal de canela y cardamomo típico de la ciudad.
• El Museo Vasa. Es una visita imprescindible: allí se encuentra la única nave del siglo XVII que se ha conservado, y verla en persona es una gran vivencia.
• Por último, Östermalm Saluhall, el típico mercado sueco donde es obligatorio sumergirse en la gastronomía regional, probando el mejor salmón, arenques, ensaladas con gambitas, entre otros platos.

#3 Francia: Alpes Franceses
Los Alpes Franceses son esa exquisita imagen de las montañas nevadas en una inmensidad espectacular. De hecho, cuenta la leyenda que en lo alto de la cumbre del Mont Blanc, vivía la diosa blanca y conducía el destino de los habitantes que vivían en el valle.
Con esta magia dando vueltas, los centros de esquí son los elegidos por aquellos que disfrutan de las temporadas invernales. Los principales son: Val Thorens, un paraíso natural a 2300 metros de altura; Les 2 Alps, una estación con los glaciares más increíbles de Europa a 70 kilómetros al suroeste de los Alpes; e Isola & Auron, con 255 kilómetros de pura pista nevada.
Más de 100 millones de personas visitan este paraíso cada año y los motivos sobran.

#4 Finlandia
Es uno de los destinos más fríos donde las mañanas son perfectas para un café y ropa bien abrigada. Pero más allá de esta primera impresión, hay otras características que enamoran:
• Algunas de las mejores auroras boreales se pueden observar en la Laponia finlandesa. Pueden aparecer en más de 200 noches al año.
• Es conocida como la “tierra de los mil lagos”: hay 188 mil, convirtiendo a Finlandia en el país con mayor cantidad de agua en relación a tierra.
• Se celebra el “Día del Restaurante”, en el que el festejo permite a la gente comer en cualquier lugar que desee.
• El verdadero Papá Noel (también conocido como Santa Claus) vive allí: aunque originalmente es de Korvatunturi, el hombre de rojo ahora reside en Rovaniemi, Laponia, donde recibe a los visitantes durante todo el año.
• Los finlandeses son los campeones indiscutibles de la sauna, contando con más de 3 millones de ellas.
• Quienes quieran esquiar, las fechas sugeridas son de octubre a mayo, ya que son los seis meses donde se desarrolla este deporte. En invierno, las pistas están iluminadas, brindando un paisaje único.

#5 Suiza
Suiza tiene esa esencia antigua que se resalta especialmente en invierno. Los aficionados a los deportes extremos y fanáticos del chocolate caliente visitan este lugar por estos motivos:
• Fábrica de Chocolates Cailler. Parada obligatoria que incluye un recorrido interactivo sobre la historia y producción del cacao, que termina en una sala donde se pueden probar todas las variedades de chocolate.
• Andar en trineo. Es una de las actividades súper tradicionales del país. Luego de subirse a un teleférico desde la montaña, el descenso en este vehículo es una experiencia religiosa. Una de las estaciones más visitadas para esto es Les Diablerets.
• Conocer Gruyères. Una ciudad medieval increíble, situada en un cerro donde hay un castillo del siglo XIII, totalmente amurallado. Es trasladarse a otra época.
• Relajar en los baños termales. Combatir el frío con agua caliente no tiene precio. Estos centros con grandes piletas cálidas y una vista excepcional de las montañas, son una tarea obligatoria para cumplir. El más recomendado es Les Bains de la Gruyère.
• La cima de Zúrich. El paisaje en invierno es lo mejor: se recomienda ir a la montaña Üetliberg, a la que se accede fácilmente después de un viaje en tren y una caminata de diez minutos a través del bosque, hasta llegar al mirador.

#6 Bélgica: Bruselas
Frío, arte y buena gastronomía: Bruselas es el lugar perfecto para vivir esta experiencia en invierno. La capital de Bélgica encierra diversas sensaciones en cada uno de sus rincones, como por ejemplo:
• La belleza entra por los ojos cada vez que se cruza una viñeta de algún personaje conocido. Los dibujos están pintados en la calle del centro, una zona llamada la “Ruta del Comic”.
• Las galerías Saint-Hubert fueron creadas en 1847, y desde entonces, se convirtieron en los centros comerciales más antiguos que aún están en funcionamiento en Europa.
• Si de chocolates hablamos, el aeropuerto de Bruselas es el mejor y mayor mercado de este producto. Hay negocios de bombones por todos lados, haciéndose imposible resistirse a la tentación de comprarlos.
• Probar nuevos platos en este lugar, especialmente alrededor de la Grand Place, es casi una obligación. Hay opciones gastronómicas para todos los gustos: calle de la Pimienta, de la Col, del Potaje de Hierbas o de la Mantequilla, entre muchas otras.
• Imposible no tomar una buena cerveza en Delirium Tremens: es considerada la mejor cervecería del mundo.

#7 New York: Estados Unidos
New York es única en cualquier momento del año. Sin embargo, son en las épocas invernales donde surgen las mejores postales. Es una ciudad atravesada por miles de cosas que no alcanzan para contar:
• Visitar la Estatua de la Libertad en ferry. Los que salen a Staten Island son gratuitos.
• Conocer el templo egipcio de Dendur en el Metropolitan Museum.
• Cenar en Katz’s Delicatessen, abierto desde 1888, donde se filmó la emblemática escena de amor de la película “Cuando Harry conoció a Sally”.
• Los mejores “perros calientes” (también llamados “hot dogs” o “salchichas calientes”) están en Nathan’s, en Coney Island, donde se celebra el concurso más extraño: “Hot Dog Eating Contest”.
• Tenés playa en el medio de la ciudad: la Rockaway Beach, en Queens, tiene casi tres kilómetros de costa, siendo la más extensa de Estados Unidos.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: