Sorprende profundidad del parate industrial: cayó 8,1% y es generalizado

En octubre de 2016 se había registrado una caída similar, de 8%. La disminución fue mayor a la estimada por analistas privados, que habían anticipado bajas en torno a 5%

Image description

El desplome de la industria en junio fue mayor al esperado, tanto en magnitud como generalización en los distintos sectores. Prácticamente cayeron todos (excepto uno) y la disminución de 8,1% en la comparación con junio de 2017, de acuerdo con los números que difundió el Indec ayer, sitúa al nivel de actividad fabril en el nivel más bajo desde 2009. Además, la baja supera a todo lo estimado por analistas privados.

En la comparación interanual, es la segunda caída que se da de manera consecutiva, aunque la anterior, en mayo, había sido menor, de 1,2%. El 8,1% registrado en junio es similar a la baja de octubre de 2016, cuando disminuyó un 8%. De acuerdo con los analistas, no es posible comparar con los números anteriores por un tema de homogeneidad en las series.

En el primer semestre del año acumuló una magra suba de 1% frente al mismo período del año anterior. Los meses previos venía creciendo al 2,8%.

Imprimir

Entre los sectores, sólo el de "metálicas básicas" subió, un 9,8%. Del resto cayeron todos: la más pronunciada fue la refinación de petróleo (19,8%); seguida por automotriz (11,8%); productos de caucho y plástico (11,1%); metalmecánica (10,9%); textil (10,8%); sustancias y productos químicos (10%); tabaco (9,7%); alimenticias (5,4%); edición e impresión (4,2%); minerales no metálicos (3,7%); y papel y cartón (1,2%).

Se conocieron los audios de una entrevista a Hilda Horovitz, la expareja del chofer de Roberto Baratta. La mujer argumentó que "iba a utilizar los cuadernos" para que el segundo de Julio De Vido lo llevara a trabajar con él cuando los Kirchner se fueran del gobierno. Sin embargo, "los terminé usando yo", dijo.

En la refinación de petróleo, la baja en el crudo procesado se debe a paradas de planta de empresas del sector en junio. En este sentido, la caída en la producción de derivados del petróleo se explica, principalmente, por la menor actividad de la destilación primaria. Con respecto a los derivados, las principales bajas en de junio se presentan en gasoil y fueloil, y en menor medida en naftas, se explica en el informe oficial.

En la producción de alimentos impactó la molienda de cereales y oleaginosas, que registró una disminución de 10,7% respecto de junio del año anterior, y acumula en el primer semestre una baja de 9,8% respecto del mismo período de 2017.

Martín Vauthier, de EcoGo, sostuvo que en el 8,1% se da "frente a una base de comparación que era alta". No obstante, reconoció que "los datos de actividad, que ya podían intuirse por la dinámica monetaria y financiera, siguen mostrando que la economía atraviesa una caída muy fuerte. Es el junio más bajo para la industria desde 2009".

Al consultarlo sobre las caídas similares identificó que se dio en octubre de 2016 una baja de 8%, "que fue el piso del nivel de actividad durante la primera recesión que atravesó este Gobierno". Agregó que "hacia atrás hay un tema con las series, que no son homogéneas; así que no sería correcto comparar".

Gabriel Caamaño Gómez usó el dato de la evolución de la industria en el dato de Actividad Económica (EMAE) del instituto de estadísticas y concluyó también que en 2016 y en 2014 ya hubo caídas similares a la de junio de este año.

El Indec dio a conocer ayer también el dato de la evolución de la construcción, que mostró la primera baja de en 15 meses: cayó 0,1%, número que evidencia el freno en la actividad. En el año acumula una suba de 10,9%, frente al 13% con el que avanzaba hasta mayo (ver recuadro).

De hecho, dentro de la industria se observa el impacto del freno en la construcción: la producción de cemento registra un nivel similar (-0,1%) en junio de 2018 respecto al registrado en el mismo mes de 2017, mientras que en el primer semestre acumula una suba de 6,7% respecto a igual período de 2017.

“Los primeros datos de actividad de junio confirman que el freno en la actividad en el segundo trimestre fue extendido en varios sectores de la economía. Preocupa principalmente la industria donde muchos subrubros son mano de obra intensivos, lo que podría afectar al empleo y los salarios”, advirtieron desde la consultora ACM. Para lo que resta del año, los analistas y las expectativas en el sector, según surge de las respuesta a las consultas que hicieron desde el Indec, son pesimistas. “En prospectiva, esperamos que el tercer trimestre continúe mostrando una contracción para ambos sectores”, sostuvieron en ACM

Para el caso de la industria, “la contracción continuará mostrando una baja moderada, con sectores particularmente afectados como la industria textil, automotriz, refinación de petróleo (refinería de Trafigura de Bahía Blanca) y sectores conexos. En el año esperamos que la producción industrial caiga un 1% respecto de 2017, afectada por la caída de la demanda interna y las altas tasas de interés y las dificultades que sigue mostrando Brasil”.

El desplome de 8,1% en la industria en junio fue superior a las registradas tanto por FIEL como por Orlando J Ferreres: en el primer caso, la caída había sido de 5,4%; para OJF la baja fue de 5%.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: