Lunes 25 , Septiembre de 2017

Don Crédito, una nueva tarjeta no bancaria para comprar (por ahora) en Casa Arab

Marcelo Arab es el ideólogo de esta nueva tarjeta que -sin campaña de difusión- entregó 300 plásticos y tiene expectativas de llegar a los 1.000 a mitad de año. Advierte que -a diferencia de otros plásticos- “la ventaja de comprar con Don Crédito es que la refinanciación es muchísimo más barata”.

Image description
Don Crédito, la tarjeta de crédito no bancaria que ya suma 300 clientes.

Don Crédito es una nueva tarjeta no bancaria que hizo silenciosamente su debut en Córdoba hace poco más de 2 meses y ya entregó 300 plásticos. Sus impulsores se imaginan compitiendo con Tarjeta Naranja (su inspiración) y otras tarjetas en el mediano y largo plazo.

En alianza estratégica con Casa Arab (una de las empresas que comparte la marca) Don Crédito es una opción que permite realizar compras en ese comercio con intereses más bajos que otras y hasta en 12 pagos.

Atrás de Don Crédito está Marcelo Arab, economista recibido en la UNC y con un master en finanzas de la Universidad de San Andrés.

Arab trabajó tres años diseñando este modelo de negocio que tiene varias aristas particulares, pero en el que sobresale la necesidad de brindar un nuevo servicio al cliente de Casa Arab, el negocio familiar que inició su bisabuelo allá por 1947 con un comercio de botones y telas y que luego siguieron sus abuelos Julia y Jaime cuando abrieron la primera tienda en 1961 en calle Buenos Aires 155 (actualmente donde está el Banco de Córdoba).

“No es una tarjeta de Casa Arab, es una alianza con Casa Arab de Don Crédito”, aclara Marcelo Arab, a InfoNegocios.

“El modelo de negocio para Don Crédito es arrancar con Casa Arab y después  sumar negocios como hizo Tarjeta Naranja”, destaca.

Don Crédito no es una tarjeta de crédito tradicional (ni siquiera tiene banda magnética) pero en la práctica otorga un crédito determinado para que los clientes puedan consumir.

“La idea no era salir a captar plata y hacerse millonario de un día para otro, porque las tasas que se cobran por ahí son usureras, sino hacer un mix entre brindar un servicio más y apostar a que sea rentable en el mediano plazo”, agrega el mentor de Don Crédito.

“La gente paga lo mínimo en la tarjeta de crédito y la refinanciación que cobra una tarjeta tradicional está en un interés de casi el cien por ciento anual. Nosotros apuntamos a que el cliente de Casa Arab -en vez de consumir su crédito de Tarjeta Naranja u otra tarjeta, que después al refinanciarlo le va a salir muy caro-, la libere para ir al súper o lo que quieras y en Casa Arab compre con Don Crédito”. 
 

El economista recordó que el negocio de las tarjetas es que el cliente refinancie, “por eso te liberan 12 pagos, 18 pagos, para que el cliente consuma y consuma y en un momento sólo pueda pagar el mínimo”.

“Cuando la gente entra en Casa Arab, confía y nosotros dentro de esa confianza le transmitimos el producto”, explicó Arab.

El heredero de sus bisabuelos que iniciaron con su comercio en Ballesteros (provincia de Córdoba) siente que esta alianza con Casa Arab (la de David Arab, su padre) es un beneficio para ambas partes.

“Los clientes de Casa Arab eran fundamentales para largar el producto, pero también a partir de Don Crédito cuadriplicamos el ticket promedio “, explicó Arab.

Para entregar una tarjeta Don Crédito se hace un análisis previo y también cuenta el ojo crítico de estar frente al cliente.

Una vez que se entrega la tarjeta, la primera compra debe ser de $500 y luego para acceder  a las 12 cuotas el monto de la compra debe ser de $ 1.500 o más. 

Comentarios:

Dejá tu Comentario: