El Soldado, el grupo de logística integral cordobesa que nació desde las cenizas (150 clientes y con planes de expansión: Salta, Rosario y Buenos Aires)

(Por Gabriel Cáceres) Nacida en 2019, El Soldado es una empresa que, a diferencia de otras, nació desde la pura necesidad de Gustavo Vivas y Belén Cantonati y que hoy ven el fruto del esfuerzo. La historia de cómo unas “changas” se transformaron en un grupo logístico que exporta de todo y a todo el mundo, en esta nota.

Muchos pueden pensar que el periodismo de negocios suele ser “menos emotivo” que el general, más tosco y de números. Pero pocos reflexionan que detrás de cada cifra, cada industria y cada empresa hay personas con una historia que contar.

La historia de hoy es la de Gustavo Vivas y Belén Cantonati, una pareja que las vivió todas, pero cual ave fénix resurgieron de las cenizas mediante el amor y la fuerza para dar vida a El Soldado, una empresa de logística, pero no una más del montón.

Ubiquémonos en el tiempo: 2019, Gustavo acababa de perder su empleo y el sueño de ser padres con Belén se veía difícil y lejano, hasta que ese mismo día del despido ocurrió el milagro: la vida les daba otra oportunidad con la dulce espera de su primer hijo.

Belén sale de su trabajo, me acuesto a dormir, a la tarde me despierto y me dice que estaba embarazada. Así que imagínate la cabeza mía, me preguntaba ¿qué voy a hacer?, ¿qué va a pasar?, ¿el alquiler?, y a todo esto, un embarazo”, cuenta Gustavo Vivas, al mando de El Soldado y con 20 años en el mundo de la logística.

Claro, la llegada de un ser más al hogar trae más dudas que certezas, más en un contexto de desempleo e incertidumbre. Desde las cenizas de sus 20 años en diferentes empresas de logística, Gustavo comenzó la gesta de El Soldado poniéndose al volante, haciendo envíos a diferentes puntos del país, viviendo de primera mano la otra cara de la logística.

Fue así que, de la mano de Belén -que embarazada dejó su oficio de abogada para sumarse como protagonista en esta aventura- y los contactos cosechados en su paso por diferentes empresas del rubro comenzó a formarse lo que hoy es El Soldado, un grupo de logística “boutique”, que desde su creación ya cuenta con más de 150 clientes y más de 30 envíos por día en sus tres ramas: Logística Integral El Soldado, El Soldado Forwarding y El Soldado Overseas. ¿La clave? El trato personal con cada cliente, una actitud que forma parte del ADN de esta empresa que sabe más que nada que detrás de cada escritorio, cada volante, cada factura, hay una persona.

Un nombre que lejos de venir del liceo, viene de la personalidad tanto de Gustavo como de Belén, soldados de la vida, siempre firmes y dispuestos a ayudar a quien le haga falta y que con ese espíritu -validado tanto por amigos como por familiares- han sabido construir una empresa con una visión y valores donde el talento siempre está en el centro.

“Porque el soldado también es respeto, formación, servicio, es rigidez, puntualidad, es valores”, asegura Gustavo y agrega: “Nuestro lema es ‘Proteger el negocio de nuestros clientes”.

Planes a futuro

En el corto plazo, inaugurarán sus oficinas en Salta y ya tienen en la hoja de ruta poner pie en Rosario y Buenos Aires, mientras que para Córdoba planean abrir un depósito propio para aumentar la capacidad de almacenamiento en un punto estratégico como lo es La Docta.

“Yo creo que nuestro objetivo es crecer y saber mantener un equilibrio entre familia, vida y trabajo. No nos interesa ser millonarios, para nada. Nuestro objetivo es ser felices con nuestras familias y tener lo nuestro, ser reconocidos como una empresa de transporte diferente”, sentencia Gustavo.

Porque detrás de cada negocio hay gente con sentimientos, con sueños, con el objetivo de progresar y El Soldado, firme al pie del cañón, nació con esos valores. No son una empresa más, son una familia, que cada vez se agranda más.

No solo hay cafecitos, ahora también matecitos: cómo funciona la plataforma que permite invertir en emprendimientos (y ya vende más de 4.000 por día)

(Por Diana Lorenzatti) Las redes sociales permiten, entre muchas otras cosas, la posibilidad de dar a conocer proyectos, emprendimientos y empresas, y que escalen. El crowdfunding es una herramienta muy poderosa para lograr el objetivo y a eso apunta “Matecito”: a obtener fondos en línea para financiar un proyecto a través del aporte de un elevado número de inversores. Cómo opera.

Llega el Uber de los fletes: en febrero comienza a operar Fletalo en Córdoba (ya tiene 30 vehículos registrados)

Una idea tan simple como poderosa empieza a funcionar en tierras estudiantiles, donde las mudanzas y los fletes son moneda corriente. La plataforma online de fletes nació en 2020 en Buenos Aires con el fin de simplificar y transparentar los servicios de logística y transporte. El desembarco en Córdoba será en el transcurso de este mes de febrero para satisfacer la demanda B2B, y luego pasar a los consumidores finales. Cómo funciona.

Otra fórmula 70-30: Beney, un fernet “distinto” nacido en Traslasierra (sin TACC, a base de 40 hierbas y orgánico)

(Por Diana Lorenzatti) Todos los argentinos sabemos que Córdoba es la tierra del fernet y que hay muchos estilos y variedades que se pueden encontrar en toda la región. Entre tantas opciones Beney se distingue por ser del Valle de Traslasierra y tener una base de 40 hierbas serranas. Único en el mercado por ser libre de glúten, de calidad orgánica, sin conservantes y producido artesanalmente. En esta nota dialogamos con Guillermo Beney, su dueño, quien pasó a producir más de 12.000 botellas por mes, entre otras bebidas como gin y licores.