Schiaretti propone “medicina tradicional” para una economía argentina que demanda shock (y terapia intensiva)

(Por Íñigo Biain) Schiaretti y Melconian (principales oradores del almuerzo de la Fundación Mediterránea de este lunes) dijeron tantas cosas sensatas que aburrieron un poco. Lo mejor: el regreso de las reuniones en el Salón Lugones del (ahora) Hotel Quinto Centenario.

De a ratos parecía que el gobernador Schiaretti no era plenamente consciente del momento económico del país, con una inflación que corre al 100% anual, con déficits gemelos (fiscal y comercial) y con un humor social cada vez más denso y tenso.

En su correcta exposición de la Fundación Mediterránea, el gobernador evitó este año gráficos con la situación fiscal de Córdoba (que sigue siendo muy sólida, en su versión) pero volvió a reivindicar el modelo de gestión que ejerce su administración en la provincia, sin intervención sobre el Poder Judicial y con previsibilidad en materia de impuestos y reglas de juego.

Tras su declarada intención de “jugar” en las próximas elecciones presidenciales, Schiaretti instó a “superar la grieta que inició el gobierno kirchnerista”, volvió a criticar el intento de juicio político a la Corte Suprema y renegó que cada nuevo gobierno que llega a la Casa Rosada busca “refundar el país”.

Hizo hincapié en que hay que resolver el crónico déficit fiscal y el saldo negativo cuenta corriente de la balanza de pagos (exportaciones más inversiones menos importaciones, giros de capital y pagos de la deuda externa).

En su mirada, los dólares que le hacen falta al país deben venir de las exportaciones agropecuarias, de gas y petróleo, minería, economía del conocimiento, de la pesca y del turismo receptivo. 

Para eliminar el déficit fiscal propuso ordenar el Estado y reducir subsidios, sin un ajuste salvaje y abogó por ser un más “normal y sensato”.

Melconian, en sintonía “buenista”

Antes del gobernador, el presidente del IERAL de la Fundación Mediterránea tampoco dio muchas precisiones sobre el plan económico que se pondrá a disposición del próximo gobierno.

Sin mencionar cómo piensa desindexar la deuda interna, cómo lograr superávit primario para poder pagar la deuda externa y cómo bajar una inflación de tres dígitos a uno, Melconian también pareció disociado del momento económico y político.

Curiosamente, ni Melconian ni Schiaretti hicieron mención al programa de “reperfilamiento” de la deuda en pesos que encara el ministro Masa y que dejará campo minado para el próximo gobierno con una cláusula que garantiza liquidez a los bancos, obligando al BCRA a pagar “cash” cuando un prestamista institucional desee el dinero.

Melconian repitió varias veces que “uno más uno es dos” (en materia económica) siempre y en todo lugar y Schiaretti abogó por políticas con sentido común, conceptos que nadie podría rebatir pero que suenan a muy poco en una Argentina con una economía en falsa escuadra.

Desde un taladro hasta un departamento: así funciona Alugo, un marketplace de alquileres “de todo” (que desembarcó en Córdoba)

(Por Soledad Huespe) Como muchas historias de emprendimientos novedosos y disruptivos, la de Alugo empezó en la carpa de 3 amigos que estaban de vacaciones en el sur. Allí pensaron que sus vacaciones hubieran sido más fáciles si hubieran tenido un lugar donde alquilar una bolsa de dormir y cualquier implemento para acampar. “¿Y si lo hacemos?” ¡Bingo! Fue el inicio.

Amerika SB, la empresa cordobesa que diseña zapatillas recicladas (y por cada par que vende, dona un árbol )

(Por Rosana Guerra / RdF) Amerika Sb es una marca que nació como parte de la cultura del skate y se lanzó al desafío de crear zapatillas confeccionadas con materiales reciclados. “Respaldados por la mejor fábrica de zapatillas de Argentina, nos tiramos a la pileta y apostamos por seguir este camino de vivir de lo que nos hace feliz: el Skate”, cuenta Florencia López, fundadora de la marca junto a Gaspar Arnaudo. Cómo lo hacen.

Argentina formará técnicos en eficiencia energética con tecnología de Schneider Electric

Argentina ha dado un paso significativo hacia la formación de profesionales en energías renovables y eficiencia energética mediante la inauguración del Centro de Excelencia Franco-Argentino en el Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET). Este proyecto es fruto de la colaboración entre la Fundación Schneider Electric, la Secretaría de Educación de la Nación del Ministerio de Capital Humano, el Ministerio de Educación Nacional y Juventud de Francia y la Embajada de Francia en Argentina. La iniciativa busca capacitar anualmente a 800 técnicos especializados en el sector energético, aprovechando las soluciones digitales de vanguardia desarrolladas por Schneider Electric.