¿Se acaba el curro de los registros automotores? Qué pasaría si Milei adopta el sistema norteamericano de patentes

La transferencia de dominio de vehículos en Argentina, ya sea por compraventa, sucesión o donación, es un proceso que involucra diversos trámites y costos que varían en función del origen y antigüedad del automóvil. A diferencia de Estados Unidos, donde la transferencia de autos no conlleva costo alguno, en Argentina, este procedimiento puede resultar significativamente oneroso para los propietarios. Y entre las propuestas del candidato a presidente Javier Milei se encuentra cerrar el registro automotor y eliminar gastos asociados a la transferencia de vehículos.

El trámite de transferencia en Argentina, en promedio, requiere alrededor de 48 horas para completarse. El monto de la transferencia depende de si el vehículo es de origen nacional o importado, así como de su antigüedad. Para los vehículos de origen nacional, se cobra un 1,5% del valor total del automóvil, mientras que para los importados, el porcentaje asciende al 2% del valor total.

El proceso de transferencia implica varios pasos y documentación, incluyendo la certificación de firma por parte de las partes involucradas, la expedición del título, la cédula y la cédula de autorizado a conducir, la alta impositiva, la solicitud de deuda, multas e infracciones, la baja impositiva, el Formulario 13, el Formulario 08, así como sellos e impuestos provinciales. Cada una de estas etapas implica costos adicionales que contribuyen al costo total de la transferencia.

Un ejemplo concreto sería la transferencia de un vehículo importado (gama media) modelo 2017 en Argentina, que puede costar desde $ 86.000, teniendo en cuenta los impuestos y tasas provinciales que varían en todo el país.

Como es de público conocimiento, en Argentina cada patente corresponde a un vehículo en lugar de un propietario, lo que significa que todas las multas, deudas e inhibiciones se asocian al automóvil y no a su dueño. Esto puede resultar en complicaciones adicionales para los propietarios al vender un vehículo usado.

Qué sucede en Estados Unidos

En el país norteamericano la transferencia de autos es un proceso mucho más sencillo, ya que cada conductor tiene su propia matrícula (patente), lo que facilita la venta de autos usados. Cuando se compra un vehículo, el dueño original del mismo retira su matrícula, que luego la coloca en su nuevo vehículo, quedándose así con todas las deudas pendientes (si las tuviese).

Y lo que el candidato a la presidencia de Argentina, Javier Milei, presenta entre sus propuestas es cerrar el Registro Automotor y eliminar por completo el costo de patentamiento y los gastos asociados a la transferencia de autos usados, lo cual genera un debate significativo. ¿Es conveniente simplificar y reducir los costos asociados a la transferencia de vehículos en nuestro país?

No solo hay cafecitos, ahora también matecitos: cómo funciona la plataforma que permite invertir en emprendimientos (y ya vende más de 4.000 por día)

(Por Diana Lorenzatti) Las redes sociales permiten, entre muchas otras cosas, la posibilidad de dar a conocer proyectos, emprendimientos y empresas, y que escalen. El crowdfunding es una herramienta muy poderosa para lograr el objetivo y a eso apunta “Matecito”: a obtener fondos en línea para financiar un proyecto a través del aporte de un elevado número de inversores. Cómo opera.

Llega el Uber de los fletes: en febrero comienza a operar Fletalo en Córdoba (ya tiene 30 vehículos registrados)

Una idea tan simple como poderosa empieza a funcionar en tierras estudiantiles, donde las mudanzas y los fletes son moneda corriente. La plataforma online de fletes nació en 2020 en Buenos Aires con el fin de simplificar y transparentar los servicios de logística y transporte. El desembarco en Córdoba será en el transcurso de este mes de febrero para satisfacer la demanda B2B, y luego pasar a los consumidores finales. Cómo funciona.

Otra fórmula 70-30: Beney, un fernet “distinto” nacido en Traslasierra (sin TACC, a base de 40 hierbas y orgánico)

(Por Diana Lorenzatti) Todos los argentinos sabemos que Córdoba es la tierra del fernet y que hay muchos estilos y variedades que se pueden encontrar en toda la región. Entre tantas opciones Beney se distingue por ser del Valle de Traslasierra y tener una base de 40 hierbas serranas. Único en el mercado por ser libre de glúten, de calidad orgánica, sin conservantes y producido artesanalmente. En esta nota dialogamos con Guillermo Beney, su dueño, quien pasó a producir más de 12.000 botellas por mes, entre otras bebidas como gin y licores.