Son mil las mopas, pero se conocen todas (así trabaja Mil Mopas, la empresa de limpieza corporativa atendida por su propia dueña)

(Por Diana Lorenzatti) El rubro de la limpieza en los lugares de trabajo o espacios amplios siempre fue considerado algo inestable y difícil de mantener. Desde esta premisa y con la intención de darle una vuelta, Mil Mopas se impuso en el mercado cordobés para acercar una solución y ofrecer un servicio de calidad, pero sobre todo, de confianza.

Mil Mopas se creó hace 9 años como un proyecto familiar, con el objetivo de ser una empresa de servicios de limpieza confiable y adaptable a la necesidad del cliente. De la mano de su dueña, Tatiana Vizzari, fue creciendo poco a poco hasta convertirse en lo que es hoy. 

La empresa está radicada en Córdoba capital y ofrece servicios de limpieza a edificios, empresas, restaurantes, oficinas, galerías comerciales, finales de obra, fábricas, etc. 

Si hay algo que tiene marcado Mil Mopas es la filosofía que impuso Tatiana desde sus comienzos, no solo ser una líder y saber llevar un equipo a lo largo del tiempo, sino también, a pesar de ser un rubro irregular por la rotación y precariedad laboral, poder consolidar un grupo que demuestra compromiso y experiencia en cada atención. “Somos todos un mismo equipo, una familia. Le doy un tinte familiar a Mil Mopas, nos conocemos, hay honestidad y busco generar esa empatía y eso se refleja en el trabajo”, comenta Tatiana.

Mil Mopas cuenta con más de 50 clientes de distintos rubros. El servicio que se ofrece es fijo y está ligado según la necesidad, se adecúa a la cantidad de horas de trabajo y personal que se requiera. El presupuesto se arma independientemente y el servicio se abona a mes vencido. Otro fuerte de la empresa es que el personal que realiza la limpieza siempre es el mismo, lo que genera confianza y dinamismo para el cliente. Además, los profesionales están distribuidos por todas las zonas de Córdoba, para asegurar que se cumpla la puntualidad en el lugar de trabajo. 

Se trabaja con disponibilidad inmediata, dependiendo de los tiempos del cliente y no se necesita realizar reservas con mucho tiempo de anticipación. “Hay personal preparado para cualquier tipo de limpieza que se necesite hacer”, agrega.

Otro extra que realizan desde Mil Mopas es la parquización y mantenimiento de espacios. 

“Siempre tratamos que el cliente quede conforme cumpliendo con lo que nos pide. La devolución es excelente”, indica la dueña. 

Junto a una de las supervisoras controlan que el servicio que se presta desde Mil Mopas se cumpla con excelencia, responsabilidad y puntualidad. 

Si bien Mil Mopas opera en la capital cordobesa, también puede trasladar su personal a otros puntos de la provincia para ofrecer el servicio en distintos lugares. “La visión que tenemos desde Mil Mopas es expandirnos”, finaliza Tatiana. 

No solo hay cafecitos, ahora también matecitos: cómo funciona la plataforma que permite invertir en emprendimientos (y ya vende más de 4.000 por día)

(Por Diana Lorenzatti) Las redes sociales permiten, entre muchas otras cosas, la posibilidad de dar a conocer proyectos, emprendimientos y empresas, y que escalen. El crowdfunding es una herramienta muy poderosa para lograr el objetivo y a eso apunta “Matecito”: a obtener fondos en línea para financiar un proyecto a través del aporte de un elevado número de inversores. Cómo opera.

Llega el Uber de los fletes: en febrero comienza a operar Fletalo en Córdoba (ya tiene 30 vehículos registrados)

Una idea tan simple como poderosa empieza a funcionar en tierras estudiantiles, donde las mudanzas y los fletes son moneda corriente. La plataforma online de fletes nació en 2020 en Buenos Aires con el fin de simplificar y transparentar los servicios de logística y transporte. El desembarco en Córdoba será en el transcurso de este mes de febrero para satisfacer la demanda B2B, y luego pasar a los consumidores finales. Cómo funciona.

Otra fórmula 70-30: Beney, un fernet “distinto” nacido en Traslasierra (sin TACC, a base de 40 hierbas y orgánico)

(Por Diana Lorenzatti) Todos los argentinos sabemos que Córdoba es la tierra del fernet y que hay muchos estilos y variedades que se pueden encontrar en toda la región. Entre tantas opciones Beney se distingue por ser del Valle de Traslasierra y tener una base de 40 hierbas serranas. Único en el mercado por ser libre de glúten, de calidad orgánica, sin conservantes y producido artesanalmente. En esta nota dialogamos con Guillermo Beney, su dueño, quien pasó a producir más de 12.000 botellas por mes, entre otras bebidas como gin y licores.