El que no corre, vuela: los ejecutivos más rápidos de Córdoba (cuando también se compite en deportes)

(Por Rosana Guerra / RdF) Para ellos crecer en el mundo de los negocios es tan importante como entrenar su cuerpo y su mente a través del deporte. Martín Amengual del Grupo Regam, tiene 71 años, participó en Ironman, una de las competencias más exigentes y antiguas del mundo y salió segundo premio en la edición 2016. Su hijo Martín Amengual de CorbisStudio, heredó de su padre la pasión por la naútica, es surfista y corredor de motos del Dakar. José Diehl de Espacios Inmobiliario Diehl hace dos décadas que runnea y bicicletea, Martín Meade (Inmobiliaria Meade) y Mariano Cuestas (Cuestas Branding) comparten la pasión por el running junto con Gastón Liprandi (Inmobiliaria Liprandi), Gerardo Abdala (Sport.com) y Marcelo Cossar, Secretario de Modernización, Comunicación y Desarrollo Estratégico de la Municipalidad de Córdoba.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

8 empresarios con excelentes marcas deportivas:

  • Martín Amengual (Padre), Grupo Regam: 2° Premio en Triatlón Ironman 2016.
  • Martín Amengual (hijo), CorbisStudio: Corrió en Dakar 2010 y 2013, luego los Six Days of Enduro en México en 2010 y un medio Ironman en 2013.
  • José Diehl de Espacio Inmobiliario Diehl: Runnea y bicicletea, su mejor marca en 10K es 50 minutos; máxima distancia en carreras de calle 42 km y en montaña 60 km.
  • Martín Dahan de Inmobiliaria Meade: Runnea, su mejor marca: 43:40 en los 10 km y máxima distancia en una media maratón de Rosario de 21K.
  • Gastón Liprandi de Inmobiliaria Liprandi: Runnea, su mejor marca 10K en 45 minutos y mejor distancia 80 km en carrera 4 Refugios. Bariloche.
  • Marcelo Cossar de Municipalidad de Córdoba: Runnea. Los miércoles va al trabajo corriendo (16,5 Km).
  • Mariano Cuestas Cuestas Branding: Runnea, su mejor distancia: 21 km, tanto de montaña como en carreras urbanas.  
  • Gerardo Abdala de Sportcom: Runnea, su mejor marca es 10K en 49 minutos que hizo en enero de 2018.

Ahora veamos sus historias y sus rutinas, una por una.

Martín Amengual del Grupo Regam practica deportes desde su juventud. Ya compitió dos veces en el Triatlón de Ironman, una de las competencias deportivas más exigentes, antiguas y prestigiosas del mundo. “Yo ya hacía natación y ciclismo y sentía que podía hacerlo. Con 71 dispongo de más tiempo para entrenar”, relata desde Miami. Este año competirá en la maratón en Punta del Este en noviembre. “El deporte no solo te desestresa sino que le hace ver a uno la verdadera dimensión de los problemas que siempre son mucho menores de lo que uno los ve”, describe.

Martín Amengual (h) de CorbisStudio, arrancó de niño con la náutica compitiendo a nivel nacional y llegó a estar 14 en el ranking anual nacional. Luego se acercó a los deportes extremos y de tabla: windsurf, surf, kitesurf, snowboard y el skate. En el 2008 empezó con el enduro, corrió el Dakar 2010 y en 2013, y participó en un medio Ironman ese mismo año. “En el surf tenés que tener tolerancia a la frustración, filtrar las olas, remar en la tabla y lograr por primera vez pararte en una verdadera ola. En estos deportes, la naturaleza te demuestra lo insignificante que somos –como individuos- frente a la grandeza y la energía de la naturaleza”, reconoce.

José Diehl de Espacios Inmobiliarios José Diehl tiene 50 años y hace 20 que runnea y bicicletea. Para él running y negocios también se emparentan. “Cuando entreno es el momento de tranquilidad y claridad para ordenar mi cabeza y también algún negocio. Para mí es un cable a tierra total; además el ambiente que rodea este deporte es muy buena onda”, reconoce. Cuando viaja, lo primero que pone en la valija son las zapatillas y el short. “Todas las ciudades tienen algún parque o sendero para correr un rato, y si me toca viajar un finde con un poco de suerte aparece algún evento deportivo para participar”, dice entusiasmado.

Martín Meade, socio de la Inmobiliaria Meade cuenta que hace siete años empezó a correr los domingos no más de 6 kilómetros. “Correr te enseña a no bajar los brazos, a valorar que cada metro cuenta, a planificar (como en los negocios), cómo vas a correr, a qué velocidad vas a ir, si podes acelerar o por el contrario el clima te juega una mala pasada y tenés que cambiar”, señala. Para él correr cuando viajas es una de las mejores cosas que te pueden pasar.

Gerardo Abdala, director de Sportcom relata que empezó a participar en grupos de running y hace ocho años está en el grupo de Martín Barbeito. "Salir a correr con grupo de amigos y subir montañas es muy divertido y más hacerlo con amigos”, cuenta Martín. “El año pasado corrí una maratón de 21 km el día de mi cumpleaños, me levanté a las 6:30 y partí. Mi desafío para el segundo semestre es correr un duatlón -correr y andar en bici”, comparte.

En el caso de Gastón Liprandi, socio gerente de la Inmobiliaria Liprandi Srl, cuenta que el running surgió de la intención de practicar un deporte sin barreras de horarios, sin la necesidad de hacerlo de a dos y con las ganas de estar bien físicamente. Desde su perspectiva, negocios y running se vinculan en la perseverancia para llegar a los objetivos. “Cuando el cuerpo no te da más y pensás en abandonar, aparece la fuerza para sobreponerte a las adversidades”, reconoce.

Mariano Cuestas es director creativo de Cuestas Branding, también runnea por los beneficios físicos y mentales que trae. “Correr es solitario, lo comparo con escribir y pintar, actividades donde si bien uno se concentra en lo que está haciendo, funciona además como un espacio para pensar”, dice. “Me ayuda a tener más fortaleza mental para dominar o al menos contener el esfuerzo físico, e intento que sea un espacio que nada tenga que ver con el laboral”, dice Mariano.

Marcelo Cossar, secretario de Modernización, Comunicación y Desarrollo Estratégico de la Municipalidad de Córdoba, también relata que va camino a los 50 y el running es un complemento de su trabajo. Confiesa que encontró la posibilidad de desconectarse un poco, de sentirse mejor y de disfrutar. “Mi esposa Gabi siempre me insistía con correr, así que empecé con Augusto Alonso y luego seguí con PedroEl TucuGómez, que tiene la generosidad de entrenarme. Aunque desde que corro y voy al gym, siento que ya gané. No vengo a competir con nadie, sino conmigo mismo", finaliza.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: