¿Si fueras a tener un bebé (vos o tu pareja, claro), contratarías un servicio de banco de células madre?