Yoquiero ajusta sistemas para el comercio que quedará pos-COVID (cómo funciona “el Mercado Libre bueno”)

(Por IB) En un primer golpe de vista, Yoquiero puede parecer un market place más, pero sus socios lo definen como “la evolución del ecommerce”. Pensado para hacerle la vida (y las ventas) más fáciles a los comercios (sobre todo a los pequeños y medianos) se prepara para empezar a jugar en la categoría.
 

Image description
Sebastián Ponce, Pedro Baquero y Orestes Lucero, los socios de Yoquiero.

El foco de Yoquiero está en los comercios pequeños y medianos que “reniegan” con su página web, con las publicaciones en redes sociales, el Whatsapp, los medios de pago y las entregas. Esos comercios que no tienen la escala (ni el personal) para montar un “departamento de comercio electrónico”, pero necesitan sumar a su mostrador visibilidad y ventas online.

Solo en la Cámara de Comercio de Córdoba (entidad con la que Yoquiero afina un convenio) hay 80.000 comercios que -en su mayoría- no tienen o tienen dispersos sus esfuerzos en el mundo digital.


“Que el cliente final compre por nuestra plataforma o lo haga en el mostrador es lo mismo para nosotros -explica Sebastián Ponce, uno de los socios-; buscamos que Yoquiero sea una extensión del mostrador, que funcione como vidriera y atraiga a la gente al local o viceversa”. En ese sentido se diferencia de Mercado Libre por mostrar un costado amable con los comercios.

Aunque también permite las ventas CtoC (consumidor a consumidor, por ejemplo, que yo venda mi computadora ahí), la fortaleza de Yoquiero es ser un market place BtoC.

Su modelo de monetización tiene una doble vía:

  • Cobran un fee mensual a los comercios por tener su “local” ahí (integrado a las redes sociales de la marca y también a las de Yoquiero). El plan inicial es de $ 1.200.
  • Cobran una comisión del 8% sobre las ventas hechas “punta a punta” en la plataforma, utilizando la pasarela de pagos y -si se quiere- hasta el sistema de envíos vía Correo Argentino y Rapi Taxi (para la ciudad de Córdoba).

Aunque la pandemia ralentizó sus planes de salida al mercado, Yoquiero tiene previsto una fuerza de venta en la calle que detecte y ofrezca la solución a los comercios, con especial contemplación en la tarea de “docencia” de las herramientas del sistema.


Entre los diferenciales (además de integración “nativa” con redes sociales y Whatsapp), Yoquiero tiene “Ganga”, una modalidad de cupones de descuento para redimir en el comercio (y solo con pago en efectivo, ideal para cuando los locales tienen que hacer “caja”).

Yoquiero en todos lados y spot presentación
Con el publicista Orestes Lucero integrado en la sociedad, Yoquiero ya tiene el primer spot de presentación.


Pero además, los planes de la empresa son encontrar socios en distintas localidades del país para llevar el modelo más allá de Córdoba. Incluso tienen “pisado” el dominio yoquiero.com, porque nunca se sabe dónde termina una buena idea, ¿no?
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: