¿Tango llorón o realidad? ¡Queremos tu opinión!

Leemos en la columna de ayer de Joaquín Morales Solá en La Nación: “Era la noche del lunes en Puerto Madero. Un amplio restaurante, casi siempre abarrotado de clientes, tenía sólo tres mesas ocupadas. Un mozo arrastraba los pies y el desaliento: “No sé qué pasa, pero hace 20 días que la gente desapareció”. Los taxistas se han convertido en una comunidad de llorones: “Paseamos todo el día. No hay pasajeros”. Una empleada de un shopping tiene todavía un consuelo: “Menos mal que hay turistas. Los argentinos dejaron de comprar”, dice. Los argentinos se mueven, en verdad, al ritmo del conflicto entre el Gobierno y el campo...”.
Pregunta: ¿vos sentís algo similar o nada que ver? ¿Qué está pasando en tu mostrador? En una recorrida ayer por empresas de distintos rubros, el panorama era castaño claro rumbo a castaño oscuro. Opiná con datos concretos en Comentar, por favor.