Las empresas generarán mayor empleo humano con la incorporación de tecnologías digitales

La Universidad Siglo 21, a través de su Observatorio de Tendencias Sociales y Empresariales, presentó un nuevo informe sobre cómo impacta la transformación digital en organizaciones argentinas, teniendo en cuenta las demandas del mercado y cuáles serán los perfiles requeridos para el trabajo futuro. El Mgter. Andrés Pallaro, nos detalla los puntos clave de este nuevo informe.

Image description

El informe explica que la mayoría de las compañías del país se proyectan generando más empleo humano en los próximos 3 años, especialmente aquellas transformadas por el impacto de las nuevas tecnologías. Esto se refleja en algunas cifras destacadas:

  • En el último año, sólo el 15% de las tareas desarrolladas por humanos fue reemplazada por dispositivos tecnológicos.
  • El 28% de las empresas incorporó personas en posiciones nuevas no presentes en los organigramas tradicionales.
  • 6 de cada 10 empresas transformadas por la tecnología planean incorporar empleo humano en los próximos 3 años.

En diálogo con InfoNegocios, el Mgter. Andrés Pallaro, quien dirige el Observatorio del Futuro de Universidad Siglo 21, reflexiona sobre este nuevo estudio y nos brinda su mirada sobre la utilidad que se viene en las nuevas tecnologías.
 


Luciano Aimar: Viendo que las empresas van a generar empleo humano. ¿Qué pasa con todo lo que se habló del “No, mañana las máquinas van a reemplazar al hombre y no va haber trabajo”?
Andrés Pallero
: Nosotros tenemos una línea de pensamiento que la venimos trabajando hace rato ya, y que es coherente con las evidencias y estudios que se están haciendo en el mundo, de que la sustitución de trabajo humano por tecnologías opera más a nivel de tareas concretas, tareas específicas que en todas las actividades o profesiones. Aparecen como más eficientes si lo hace una tecnología, pero no tanto posiciones completas o trabajos completos, salvo algunas excepciones, el reemplazo tiene que ver más con cambiar el mix de tareas. Y lo positivo es que en esa secuencia, o en esa dinámica siempre, igual que en las épocas de revoluciones tecnológicas anteriores, aparecen nuevas tareas que no estaban dimensionadas o no estaban identificadas al momento de introducirse en una nueva tecnología. Entonces un poco el estudio confirma eso, porque vos fijate que 3 de cada 10 empresas dicen que las incorporaciones que han producido en el últimos años son de posiciones que no estaban en los organigramas y que piensan que eso se va a duplicar en los próximos años, es decir, que  el 60% de las empresas creen que las contrataciones que van hacer son de posiciones nuevas. De esto digo que las posiciones nuevas tiene que ver con un analista de marketing que aparece como novedad, porque esa persona que estaba en marketing, dejo de hacer algunas tareas, y aparecieron otras y ahí se armó un puesto nuevo y lo mismo pasa en comunicación, en logística, en recursos humanos, en finanzas,e s decir, aparecen nuevas mezclas de actividades que dan lugar a nuevos roles, a nuevos trabajos.

LA: Por lo menos en el corto plazo, en el próximo año, queda descartado eso, es decir, las máquinas no reemplazan al hombre, si no que es más ¿Cómo los hombres puedan utilizar esas tecnologías para hacer?
AP
: Lo riesgoso es que no hagamos bien esa transición. Este estudio de alguna manera marca una intención de las empresas, marca una voluntad, una visión de seguir incorporando gente a futuro pero lo peligroso sería que por supuesto, las máquinas avanzan en velocidad sin límites, digamos, aparecen tecnologías cada vez más útiles y en el medio la gente hay que reconvertirla, hay que prepararla, hay que diseñar esos nuevos puestos, hay que lograr que se pueda contratar personas, que no sea tan caro, que las empresas confíen, osea, son mucho los factores que tiene  que darse para que eso suceda. Pero por lo pronto nosotros vemos que no hay tal situación de temor o de que está totalmente entregados frente al avance de las máquinas y bueno, la invitación es que hay que trabajar mucho para esa transición, como están haciendo ahora muchos países, para justamente, formar a la gente, ayudar a los empresarios a tomar riesgos, desarrollar nuevas carreras, nuevas profesiones, etc.

LA: Todo este análisis es sobre empresas que hacen y que están en esta corriente. ¿Qué ven del otro lado? Las que no se suman a esto…¿Camino a qué van?
AP
: Bueno, nosotros hicimos una distinción al comienzo de la investigación, entrevistamos a 737 empresas y la primera pregunta fue que se auto perciban acerca si son empresas que están en transformación tecnológica digital, osea, que estan afrontando su transformación digital o que son empresas nuevas, es decir, la economía que está creando actualmente, la economía digital de nuevos mercados digamos, o son empresas tradicionales. El 60% son tradicionales y el 20% son transformadas por la tecnología y el 6,6% son nuevas. Lo que nosotros vemos es que la porción de transformadas o nuevas, ese veintipico por ciento de empresas que dicen que están en transformación digital o que son nuevas, hay mejores índices de trabajos con las personas, mejor indices de capacitación, mejores índices de conocimientos de sus habilidades, de sus competencias, mejores índices de cuánto van a contratar en los próximos años. Y en las tradicionales, que es lo que vos me preguntas, es como que están estancadas en una economía que le está cambiando y no saben por dónde entrarle. Algunas pueden tener negocios rentables hoy pero claramente si no abrazan el cambio se les va a complicar en los próximos años, porque van a aparecer jugadores nuevos que van hacer mejor algo y lo van a pasar por encima. Esta frase de que a toda industria le aparece un Uber.
 


LA: Claro, no es que el negocio clásico siempre va a funcionar…
AP
: Es como que a todos les llega la innovación. Tampoco es cuestión de correr y que todos se vayan al e-commerce, ese no es el tema ¿No? si no de incorporar toda esta transformación digital, esto es funcionar de manera más ágil, funcionar en células, incorporar tecnología, desarrollar toda la escucha activa de todos los clientes por todos los canales. Hay un montón de cosas que tiene que ver con la transformación digital, no es solo comprar tecnología.

LA: Y este análisis que han hecho es sobre Argentina, ¿no?
AP
: Sí, 727 empresas de Argentina de distintos rubros, distintos tamaños y de distintas localidades. Una muestra aleatoria que se hace en distintos centros urbanos del país como Tucuman, Comodoro Rivadavia, Buenos Aires, Mendoza, etc. Y se hace una muestra que tiene un margen de error, que tiene un nivel de confianza, que es todo lo que está en el estudio presentado.

LA: Y respecto a Córdoba… ¿Qué se ve en el segmento local?
AP: Es muy similar a lo que da la media nacional. Córdoba es bastante representativo de lo que da los datos nacionales, es decir, hay una potencia un poquito más fuerte de empresas transformadas o nuevas, son más fuertes que la media y si decíamos 25% de empresas transformadas, Córdoba llega un poco más 33-34%. Y el resto de las números son bastantes similares: el 15% de emrpesas indican haber reemplazado tareas humanas en el último año por tecnología, si creen que va a ser el 22% en los próximos años, pero el grueso de esas empresas creen que van a tomar más gente en los próximos años. Ese es un poco el dato que nosotros queremos promover especialmente, queremos ofrecer como una oportunidad de que hay que trabajar para que eso suceda. Trabajar en las universidades, el gobierno, las cámaras, etc.

LA: ¿Qué ves de especial en Córdoba? ¿Por qué empresas como Globant o Mercado Libre ponen un pie en la ciudad?
AP
: Sí, nuestra historia de buenos recursos humanos se vio ratificada por la conformación de un cluster tecnológico hace 20 años ya, y eso genera un ecosistema que tiene que ver con las universidades, con la historia industrial y tecnológica de Córdoba. Es todo una potencia que va creciendo, la economía del conocimiento en Córdoba va creciendo. Y el gobierno provincial lo tiene como una política de estado, hay muchas líneas de trabajo para la industria 4.0, en el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Si bien se recibe pocos profesionales, es decir, hay un déficit de técnicos y profesionales en distintas ramas de la tecnologías, que es de la provincia que más genera en el país junto con Ciudad de Buenos Aires y Mendoza. Entonces evidentemente tenemos una ventaja comparativa para ser muchos más protagonistas en la economía del conocimiento en los próximos años.

LA: En una entrevista anterior, comentaste cómo trabajaban en el laboratorio de la Siglo y hacia donde apuntaban ¿Qué esperan que pase con esto? ¿Qué lo tomen, qué lo encaren por qué lado? ¿Cuál es el objetivo?
AP
: Contribuir a la generación de conocimiento sobre un tema que al estar en transformación tan acelerada genera pánico. Entonces nosotros queremos contribuir al debate sobre el futuro del trabajo y específicamente dentro de eso, queremos llevar una visión optimista pero responsable y decir que tenemos un gran trabajo por delante para diseñar esos trabajos del futuro (que ya se están dando en algunas áreas) pero que hay que diseñarlos, hay que escribirlos ¿Cuáles son esos trabajos? Hay que preparar a la gente para eso. Con esto estamos mostrando de que ya está sucediendo, de que el 30% de las empresas dicen de que tomaron a alguien que no estaba en los organigramas. Entonces la próxima tarea que nos gustaría hacer es un gran relevamiento, una gran base de datos de cuáles son esos trabajos del futuro. Ese analista de marketing que no estaba antes, ese experto en la nube o en tecnología de la nube que las empresas y las pymes antes no tenían, ese analista de energías sustentables, ese especialista en bienestar de las personas y en cuidados de las personas que antes las pymes grande no tenian, tenian un espacio de recursos humanos chiquita. ¿Cuáles son esas posiciones? Ahí vemos un aporte para que las cámaras, las entidades trabajen en decir “Acá hay posiciones que además hacen que los negocios ganen plata” le agregan valor a la empresas.

LA: Entonces el desafío es ese…
AP: Acelerar esta curva para que mucha más gente vaya hacia allá, más formación vaya hacia allá y que más empresas inviertan y que siempre depende de la macro, obviamente, nosotros sabemos que el país tiene problemas y que las empresas están dentro de eso. Pero también sabemos que aún si la economía sigue siendo un problema, un lío, las empresas siguen funcionando y algunas van tomando. La función no para digamos.

Este es un  problema sistémico, nos apaña a todos los actores el tema del trabajo y que lo peor que podemos hacer es resistirnos al cambio, es decir, bloquear el cambio y sí tenemos mucho trabajo para hacer si aceptamos el cambio, lo tratamos de comprender. Un poco este estudio lo vamos a repetir todos los años y tiene que ver con eso con ayudar a comprender. Hay muchas iniciativas y proyectos en marcha, hay que animarse a tener proyectos. El Estado está siendo más audaz en este tema, cada vez convocando más al sector privado, saliendo un poco de la función de bomberos, este tema no es para bomberos, es para diseñar estrategias.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: