El derivador vial del Noroeste será muy pronto una realidad

El derivador vial de Rafael Núñez y Donato Álvarez sigue su marcha y cuando concluyan los trabajos, la Municipalidad de Córdoba brindará una solución al problema de circulación vial que afecta a la zona Noroeste de la ciudad. Se aliviará mucho el flujo vehicular de Álvarez: los coches, que ya utilizan la nueva pavimentación y rehabilitación de avenida Juan Manuel Fangio, contarán con el futuro empalme.

Image description

El nuevo trayecto conectará al cruce de Donato Álvarez y Rafael Nuñez, a la altura del Centro de Participación Comunal Argüello, con la zona conocida popularmente como “La Curva de la Donato”. Ese segmento, con 1.500 metros lineales de extensión, se ejecuta mediante un acuerdo alcanzado a través de la Concertación Público–Privada. Esas tareas fueron supervisadas, este miércoles, por el intendente Ramón Mestre, quien se encargó, especialmente, de corroborar los movimientos que se efectúan donde se montará un puente sobre el Canal Maestro Norte.

El proyecto contempla la existencia de dos calzadas de 8.50 metros cada una, un cantero central de dos metros y la colocación de 60 postes de alumbrado público, con sus correspondientes artefactos lumínicos.

Al mismo tiempo, resta construirse una obra hidráulica con módulos a la altura del Canal Maestro, para desembocar allí las aguas pluviales. Este intercambiador vial, que abarcará a tramos de las calles Vagni y Masramón será doble mano. Por esta zona circulan más de 200.000 cordobeses de la ciudad y el interior, a través de diversos medios de transporte, en forma diaria y ofrecerá una vía más ágil para transitar y evitar aglomeraciones.

Además del impacto vial, la obra optimizará la calidad de vida de barrios tales como Argüello Lourdes, Nuevo Progreso y Blas Pascal, ya que los vecinos contarán con nuevas infraestructuras que revalorizarán esos sectores.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: