Enoturismo cordobés: la ruta del vino con más de 400 años que sigue creciendo

Córdoba tiene una larga trayectoria en la actividad vitivinícola. Si nos remontamos al siglo XVII, las páginas de la historia escribieron que en la provincia mediterránea, los primeros vinos se producían en las localidades de Jesús María y Colonia Caroya.

Image description
Image description

El legado jesuita, además de haber dejado una impronta religiosa y las estancias realizadas en la puesta arquitectónica más bella del barroco colonial, también se caracterizó por la producción de vinos.

Todo comenzó en la Estancia Jesuítica de Jesús María, allí nació el primer vino americano más conocido como “lagrimilla”, la innovadora bebida se trasladó a España para degustación de los miembros de la Corte española. Con el correr de los años, y la llegada de los inmigrantes “friulanos” a las localidades del norte de Córdoba, a finales del siglo XIX, la región se convierte en una fructífera zona de productividad vitivinícola.

De los primeros productores surgen los vinos artesanales y a comienzos del siglo XVII, el Departamento Colón y el corredor Sierras Chicas ya poseían unas 20.000 mil cepas de vid.

El Turismo Enológico se fue posicionando como un nuevo atractivo turístico a nivel nacional e internacional. En la década del 90, la actividad crece de la mano de inversores que llegaron desde Inglaterra, España, Italia y Estados Unidos, dándole el auge a la producción de vinos en la Argentina. Y que desde el año 2008 la Agencia Córdoba Turismo en trabajo mancomunado con los bodegueros y productores de Córdoba, realzaron la tradición y el prestigio del buen vino cordobés con excelentes resultados.

La Ruta del Vino de Córdoba se creó en el 2009 e inmediatamente fue incorporada a los Caminos del Vino de la República Argentina. Desde entonces, la región vitivinícola mediterránea creció a pasos agigantados y se proyecta como una nueva opción para todo tipo de turismo. Este gran potencial en el marco del enoturismo cordobés, proporciona una gama de buenos vinos de uvas blancas y tintas. Algunos de estos ejemplares han sido galardonados con distinguidos premios internacionales. Los vinos cordobeses que más gustan son: el Malbec (clásico argentino), Chardonnay, PinotNoir, el Merlot y últimamente los vinos blancos se han destacado a nivel nacional e internacional.

En la actualidad, el circuito turístico “Los Caminos del Vino de Córdoba” está conectado con los Valles del Norte Cordobés, Punilla, Calamuchita, Traslasierra y el corredor Sierras Chicas. Y permite descubrir los sabores de una bebida tan clásica y añeja en destacadas bodegas con viñedos propios (en algunos casos) y espacios de degustación, recorridos didácticos por museos temáticos e instalaciones de productores artesanales, servicio de gastronomía con restaurantes de primer nivel y otras bodegas, ofrecen alojamientos confortables en estancias, cabañas, hosterías y hoteles de campo.

Otros datos para conocer

Según el Informe Anual de Superficie 2019 del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) la superficie de vid de la República Argentina registrada al 31 de diciembre de 2019 alcanza las 215.169 ha. Distribuidas en 23.668 viñedos inscriptos a lo largo de todo el país, en 18 provincias que registran superficie cultivada de vid.

Existen 884 bodegas en la República Argentina, de las cuales 634 se encuentran en la Provincia de Mendoza, 121 en San Juan y 129 en las otras provincias vitivinícolas. Córdoba es una de las 23 provincias que se consideran vitivinícolas. Situada en la Región Centro, es la quinta provincia más extensa del país y la segunda más poblada de la República Argentina.

Según el informe 2019 de INV la provincia de Córdoba cuenta en la actualidad con 278 ha de vid y 134 viñedos. Número que se estima ha llegado a 320ha y 138 viñedos en lo que va del 2020. Cuenta con 14 bodegas y 35 pequeños productores artesanales. Produce al año 891.300 kg de uva y obtiene 705.500 litros de vino.

Las condiciones de clima y la amplia diversidad de suelo generan la posibilidad de lograr vinos de diversos cepajes y alta calidad, lo que se viene demostrando en los últimos 20 años con mayor intensidad. Ya son 9 los departamentos que se distribuyen la producción de la vid en la provincia, destacándose Colón (en el que se encuentra Colonia Caroya) donde se concentra el 66.4% de los viñedos y el 52.1% de las has plantadas.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: