Frío reencuentro de Macri con empresarios tras la caída en las PASO

El Presidente reconoció "errores" y dijo que se enfocará en la "estabilidad". Pero también intentó mostrarse competitivo de cara a octubre. Los empresarios no lo aplaudieron durante su discurso.

Image description

Tras caer por más de 4 millones ante Alberto Fernández en las PASO, el presidente Mauricio Macri reapareció ante los principales empresarios del país quienes, a diferencia de actos previos, no aplaudieron durante su discurso. Ni el llamado al diálogo, ni el intento de mostrarse competitivo para octubre, ni el repaso de su gestión generaron respuesta entre los principales hombres de negocios.

En las mesas del primer piso del Sheraton había algunas sillas vacías, a diferencia de las presentaciones de Macri antes de las PASO, cuando apuntaba a hacer una elección competitiva. "La esperanza es que a futuro sean un polo de oposición política" o "la experiencia fallida" de Cambiemos eran algunos comentarios que se hacían los empresarios a la espera de que salga Macri, tal como presenció El Cronista. Hasta Cristiano Ratazzi no fue claro cuando respondió si Macri tiene chances para octubre. "Las elecciones son como un juego… Hay que ver cuántos votos…", contestó el empresario.

Macri entró al salón tras reunirse con los popes de las empresas más grandes del país como Luis Pagani (Arcor), Cristiano Rattazzi (Fiat), Paolo Rocca (Techint), Héctor Magnetto (Clarín), Enrique Cristofani (Banco Santander) y el titular de AEA, Jaime Campos. Minutos antes, Rocca había pedido en público que en los próximos meses se "blinde" Vaca Muerta a través de una ley.

Al entrar Macri, los concurrentes se pusieron de pie para aplaudirlo, en el único gesto que mostraron hacia el titular del Poder Ejecutivo. Más reacción tuvieron cuando Macri mencionó que lo acompañaba el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, a quien dijo que incorporó para buscar estabilidad.

El Presidente se mostró sereno. Según una fuente que se reunió con el mandatario en las últimas horas, el jefe de Estado recuperó "confianza" luego de que el lunes y el martes el dólar se mantuviera estable, tras aplicar desde el domingo control de cambios. En AEA, este miércoles Macri intentó explicar por qué tomó estas medidas en busca de "aliviar la carga financiera" y "estabilizar el tipo de cambio". "Son medidas que no nos gustan, por tiempo limitado", justificó. Y planteó que estas restricciones de cambio, que van en contra de su política económica liberal, buscan "cuidar al ciudadano de a pie" y que "no afecte los ingresos medio-bajos".

Macri prometió poner el foco en la "estabilidad" y se mostró afín a un "clima de diálogo" con quienes "compitan en octubre". Pero a tres días de que comience la campaña para las elecciones de octubre, el mandatario también buscó mostrarse competitivo. Entonces, Macri adelantó algunos ejes de lo que será su campaña.

Los empresarios lo escucharon en silencio, sin interrumpir su exposición, ni aplaudirlo cuando enumeró los hitos de su gestión. "No puedo opinar en este momento de incertidumbre electoral", se limitó a comentar el titular de Arcor, Pagani.

Lacunza rompió el 'aplausómetro'

Hubo dos momentos en que los empresarios reunidos en Salón Retiro del Hotel Sheraton, convocados por la Asociación Empresaria Argentina, mostraron un entusiasmo que parecía adormecido durante toda la mañana. Al ingresar el Presidente y cuando Mauricio Macri mencionó al ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, los empresarios irrumpieron en sostenidos aplausos.

En verdad, los dirigentes de AEA recibieron de pie al mandatario, tras el clásico saludo de rigor puertas adentro con los principales líderes empresariales de la entidad. En el VIP del salón estaban Jaime Campos (AEA), Paolo Rocca (Grupo Techint), Luis Pagani (Arcor), Enrique Cristofani (Santander), Cristiano Rattazzi (FCA), Alfredo Coto (Coto) y Héctor Magnetto (AGEA).

El discurso del Presidente transitaba por los caminos esperables hasta que al referirse a las medidas que se habían tomado en la última semana, mencionó a Hernán Lacunza, el único miembro del Gabinete que lo acompañó, además del secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis, y los empresarios estallaron en aplausos dedicados al titular de Hacienda.

Fue una muestra de apoyo a las medidas pero también la esperanza de que la estabilización cambiaria, sea el primer paso para encontrar algo de paz económica.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: