Vos... ¿la peor de todas con la tecnología?

Tenemos una clase de automaquillaje en la Escuela de María José Primo para sortear entre las sinceras damas que nos cuenten acá cuál fue su mayor blooper tecnológico. Vamos, “sincerensén”.