GNI reorienta sus productos para oficinas IT y monoambientes (suma a San Pedro al directorio)

(Por Íñigo Biain) En Av. Colón y Zípoli, GNI está avanzando a paso firme en un edificio de 12.000 m2 que será destinado a espacios de oficinas para empresas IT. En Río Cuarto rediseñaron la última torre de Cardinales para deptos de 35 m2 y buscan que ese formato se permita en Córdoba Ciudad con la gestión Llaryora. Manuel San Pedro se suma al directorio.

Image description
Roque Lenti, Manuel San Pedro y Rafael Faucher, directores de GNI.
Image description
El módulo de 12.000 m2 de oficinas que GNI desarrolla en Colón y Zípoli.
Image description

Hay un trípode de virtudes que le ha permitido a GNI atravesar el duro y largo mal momento de la construcción:

  • una impronta arquitectónica distinta a la media (sus obras son particularmente limpias y prolijas en todo el desarrollo)
  • un manejo de las finanzas ordenado
  • un grupo inversor que acompaña sin cambiar los ejes del negocio que articulan Roque Lenti y Rafael Faucher.


A ese directorio, ahora, se sumó Manuel San Pedro (también miembro del directorio de los SRT y otras empresas de Córdoba) para ayudar al planeamiento estratégico.

Después de desarrollar Capitalinas en los últimos buenos años de la construcción, GNI encaró una serie de obras que aquí resumimos:

  • Cardinales Suquía: 3 torres sobre el río, a escasas cuadras de la Casa de Gobierno, ya terminadas y entregadas.
  • Cardinales Alto Panorama: dos torres en un lado de Av. Colón y Zípoli (una entregada, la otra en final de obra) y otra torre de viviendas al frente. En ese terreno, además, se levanta ahora el edificio de 12.000 m2 (con una inversión de $ 700 millones), que tendrá una gran empresa del sector como bandera (aún en contrato de confidencialidad).
  • Cardinales Río Cuarto: 4 torres de viviendas, tres ya entregadas y una cuarta con la nueva tipología que cambia departamentos de 55 m2 por unidades de 35 m2 que se acoplan a dos tendencias: vivir en espacios más reducidos y disfrutar de los amenities y metros comunes y los precios del mercado que con la devaluación volvieron a alejar las viviendas de los sueldos de su potencial mercado.

En Córdoba Ciudad, al contrario de Río Cuarto, el código de edificación no permite unidades monoambientes, pero desde GNI se entusiasman con que una eventual gestión de Daniel Rey en el gobierno de Martín Llaryora adecúe esta normativa a los nuevos tiempos. “Creo que sería bueno revisar ese criterio en desarrollos que contemplen metros de espacios comunes que sumen amenidades y conceptos de co-living”, explican los arquitectos de GNI.

Actualmente, el mayor proyecto de la empresa es Cardinales Cofico, un gran desarrollo de viviendas y oficinas en el corazón de ese barrio (Bedoya y Jujuy) que avanza a buen ritmo.


Cocheras, el producto del momento

Mientras desarrollan productos para las empresas de tecnología (muchas “calzadas” con ingresos en dólares), en GNI también buscan hacer caja vendiendo las cocheras que tienen como remanente de Alto Panorama y -ahora también- Cofico.

“En nuestros desarrollos enterramos mucho dinero en cocheras, porque entendemos que así hay que mirar la ciudad, evitando generar congestiones como sucede en otros emprendimientos o en Barrio General Paz, donde la vieja normativa y la falta de compromiso de los desarrollistas con el entorno generó el caos actual”, analiza Lenti.

Ese stock de cocheras que GNI (en su mayoría con alquileres ya “calzados”) está ofreciendo actualmente al mercado, son una alternativa de inversión en torno a los US$ 18.000, ideal para personas que no llegan a un departamento, pero quieren resguardar el valor de sus ahorros en ladrillos y arrancar con una renta mensual que ronda los $ 2.500 a $ 3.000.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: