La Moderna, un negocio que vive de mudanzas

Dicen que luego de la muerte de un ser querido y el divorcio, la mudanza es la situación más estresante para una familia. Pero no para la familia Kaplinsky, dueños de La Moderna y una flota de 7 camiones con los que realizan entre 10 y 12 mudanzas por semana, a razón de $ 600 a $ 1.200 si son movimientos locales, $ 6.000 si hablamos de una mudanza nacional y desde los US$ 5.000 si hay que llevar o traer bártulos desde otros países.
La empresa comenzó sus actividades en 1914 de la mano de Jaime Kaplinksy, bisabuelo de los actuales gerentes. “El gran salto como empresa lo dimos en los años 50, cuando se instala la fábrica Renault en Córdoba y a partir de allí comenzamos a ganar cada vez más clientes corporativos”, explica Jaime Eduardo Kaplinsky, nieto del fundador y padre de los actuales responsables.
Y como para que quede claro que hay recambio generacional previsto, Luz Marina Kaplinksy -una pequeña de 7 años que aparece tras unos canastos dispara-: “Tenemos un lema: un Kaplinsky siempre puede”. Todo dicho.