Los InfoNautas no se comen “el caramelito” de CFK (pero...)

Un récord de opiniones generó ayer la nota donde -desde nuestro punto de vista- la jugada del matrimonio K daba un salto hacia adelante en el conflicto campo-gobierno.
Es que nos guste o no nos guste (y ni a mí ni a nuestros lectores nos gusta nada), la última movida de Cristina Kirchner fue otro “caramelito” con el que distrajo y reorientó el eje del conflicto (para usar los términos de Mario Pereyra).
El gobierno dió por cerrada esta discusión y -me parece- a los dirigentes del campo les convendría patalear un poco más en los discursos pero tragarse el “caramelito” y meter violín en bolsa, evitando arrastrar al país a una división mayor de la que -quizás- ya no haya retorno.
Con pereza al principio, con interés luego y con orgullo al final, acabo de terminar de editar los casi 100 comentarios que suscitó este tema. Da gusto tener una comunidad de lectores tan respetuosos y tan “pensantes”.
Quizás de este sector del arco político, social y económico tenga que venir ahora el gesto de grandeza y humildad que el gobierno no ha sabido, no ha querido o no ha podido tener en este conflicto. (IB).