“Me cansé de Córdoba, me voy a San Luis”

Jorge Lanfranconi es un empresario que -además de su pasión por las fragancias y los objetos curiosos- tiene una sensibilidad especial por las personas y los lugares. Y aunque su empresa nació aquí, hoy reconoce con un dejo de tristeza: “Mientras en Córdoba las acciones concretas que respalden a las empresas, en el mejor de los casos, se demoran; en San Luis te ofrecen exenciones impositivas municipales y provinciales por 10 años, además de la posibilidad de contar con un terreno para que construyas la fábrica”. Por eso, el empresario se está preparando para trasladarse con fábrica y todo al “otro país”.
Pero al margen de estos avatares, Esencias del Boticario está lejos de detener la producción: ya prepara el lanzamiento de una nueva línea de productos para niños (shampoo, crema de enjuague, colonia y emulsión) y otra de fragancias suaves que podés usar en el cuerpo o rociar en el ambiente.