Por el “solapamiento” se siguen “mudando” mandos medios y altos

Por más que el Indec diga que la inflación este mes no existe, lo cierto es que las negociaciones sindicales y gubernamentales para incrementar los salarios cada vez se hacen notar más. El año pasado ya te comentábamos del “efecto solapamiento” (en palabras de los especialistas en recursos humanos): cuando los trabajadores nucleados en gremios comienzan a igualar o ganar más dinero que sus jefes.
“Es un fenómeno que se mantiene tan vigente como el año pasado (y más) y que se acelera por la incomodidad que provoca la inflación”, explica Martín Poncio, gerente de Manpower.
Pero, ¡atenti!, aunque gerentes, jefes y directivos queden fuera de convenios colectivos, el proceso de análisis de sueldo, llega (con otros tiempos, ¡pero llega!). “El problema es cuando toman una decisión acelerada, provocada por el malestar de la inflación, y se van a otra empresa. Generalmente salen perdiendo porque cuando la empresa de origen acomoda los sueldos, ganarían más que en su nueva posición”, remata.