Innovación y colaboración en el mundo del emprendimiento (cómo crecer de la mano de tu competencia)

En el vertiginoso mundo del emprendimiento, dos marcas decidieron ir más allá de la simple transacción comercial para ofrecer un enfoque innovador y colaborativo. Happy Life y Pako Peko no sólo venden productos, sino que acompañan a sus clientes mayoristas de manera activa y personalizada, brindándoles estrategias y herramientas para el éxito empresarial.

Image description
Image description
Image description

“Nuestro objetivo es acompañar a los clientes de una manera más activa y personalizada. Queremos saber cómo les va, y si no les va bien, ¿cómo podemos ayudarles?” comenta Laura Cavallo, cofundadora de Happy Life. La marca no solo ofrece un manual a sus clientes, sino que también los asesora en la gestión de sus emprendimientos. “Intentamos crear un blog con notas e ideas sobre aplicaciones gratuitas que pueden usar, cómo destacarse en las redes, cómo calcular costos y establecer objetivos a largo y mediano plazo” añade Laura.

Por su parte, Julia Urquiza, de Pako Peko, comparte una visión similar: “Empecé con Pako Peko hace 15 años, de a poco, poniendo toda la energía en el diseño y la calidad del producto. Pero luego me di cuenta de que debía ir más allá, no solo vender el producto sino acompañar a mis clientas, enseñarles cómo ofrecerlo, cómo comunicarlo en las redes”.

Ambas marcas encontraron en la colaboración una estrategia clave para el crecimiento. Aunque vistas desde afuera podrían parecer competidoras, descubrieron que trabajar juntas fortalece sus negocios y aporta un valor agregado a sus clientes. “Compartimos clientes y creemos que, uniendo nuestras fortalezas, podemos ofrecer un crecimiento significativo para sus negocios”, explica Julia. Esta colaboración se manifiesta en giras conjuntas, donde presentan sus productos a nuevos mercados y comparten estrategias y recursos.

La relación entre Happy Life y Pako Peko se basa en un entendimiento profundo de las necesidades de sus clientes, muchos de los cuales son profesionales que buscan emprender para tener más tiempo con sus familias o diversificar sus ingresos. “Nos sentamos con nuestros clientes, les damos capacitaciones y generamos espacios donde puedan compartir experiencias y soluciones”, comenta Carolina Cavallo, socia fundadora de Happy Life. Este enfoque demostró ser efectivo, ya que los clientes muestran un cambio positivo y una mayor motivación después de las capacitaciones.

Además de centrarse en el cliente externo, ambas marcas prestan mucha atención a su equipo interno. Laura destaca: “Creemos que cuando el equipo está comprometido, disfruta y sufre igual que uno. Buscamos ideas nuevas, nos adaptamos a los cambios y tratamos al cliente como si fuéramos nosotros mismos”.

En un entorno empresarial que a menudo enfatiza la rentabilidad por encima de todo, Happy y Pako Peko están demostrando que es posible crecer de manera sostenible y consciente. “Nos gusta decir que no sólo buscamos rentabilidad, sino un propósito. Queremos que nuestros clientes y nuestro equipo crezcan como personas y profesionales”  relata Julia.

Esta filosofía de negocios, que prioriza la colaboración, la innovación y el bienestar, está marcando una nueva era en el emprendimiento y gesta los cimientos de un nuevo concepto de empresa. “El joven empresario de ahora busca algo más, no sólo rentabilidad. Busca colaborar, aprender y adaptarse a nuevas oportunidades” concluye Laura.

Happy Life y Pako Peko están redefiniendo lo que significa ser emprendedor en el siglo XXI, demostrando que el éxito puede lograrse a través de la cooperación y el compromiso con el bienestar de todos los involucrados en el ecosistema empresarial.

Ver esta publicación en Instagram

Tu opinión enriquece este artículo:

Los Aroza no está solo en Villa Allende: llegó Monjas con una propuesta de “tardeo” (Juan Negri entre los dueños)

(Por Diana Lorenzatti) Monjas, vinos, cocina al fuego y mucha naturaleza en una casona con más de 120 años de historia. ¿Te imaginas de qué se trata? Fuimos a la inauguración de Monjas, Fuegos y Vinos, una nueva propuesta gastronómica en el corazón de Villa Allende que busca posicionar a esta localidad y a Córdoba como un fuerte polo gastronómico. Conocé más sobre esta prometedora apertura en esta nota. 

Fischer avanza rápido en Córdoba: abrió su segunda boca en la capital (y busca ser el “amigo fiel” de la industria)

(Por Rocío Vexenat) El nuevo local está ubicado en Rincón y General Alvear, a una cuadra del Puente Alvear y en diagonal al nuevo Concejo Deliberante. El local tiene aproximadamente 300 m2 y podés encontrar no solo los famosos tarugos de la marca sino también herramientas, merch, pegamentos y mucho más. En este plan de expansión por Argentina, y en especial por la provincia de Córdoba, la marca busca ser el aliado perfecto de cualquier empresa, compañía o fan de la marca.

Bodas para las Almas, la empresa cordobesa que se dedica a realizar ceremonias simbólicas (fuera de los estándares legales o religiosos)

(Por Rocío Vexenat) Daniel Peralta es quien está detrás de esta gran idea: comenzó hace 3 años, es locutor, realiza animaciones de eventos hace 11 años y además es coach. Todo comenzó con un pedido de una pareja que le comentó sobre este tipo de ceremonias alejadas de cualquier parámetro “normal”, que Daniel desconocía, pero disfrutó experimentarlo como una nueva manera de celebrar una boda. 

En la provincia más mediterránea, habrá un puerto (pero “seco”) que beneficiará a 500 empresas para exportar (dónde estará)

 (Por Soledad Huespe) Si pensás en un puerto, posiblemente te venga a la cabeza la imagen de miles de contenedores apilados a la espera de su buque carguero que los lleva o los deja. Córdoba también tendrá uno: será un Puerto Seco, pero sin los buques. Claro, en una provincia mediterránea sin mar (pero con faro), un puerto seco suena como una buena alternativa para las empresas que quieren comerciar con el exterior. Mano a mano con Pablo de Chiara, presidente del ProCórdoba.