Conocé a Quimbaya, la primer orfebrería 3D del país (produce 250 piezas mensuales)

(Por Luciano Aimar) En Mendiolaza, a minutos de la ciudad de Córdoba, se encuentra Quimbaya, la primer orfebrería del país en aplicar el uso de impresoras 3D en los procesos productivos de sus joyas. Además, la marca no se queda con ese rótulo y va por el crecimiento internacional, entre otros desafíos. En nota completa, te contamos todos los detalles.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Quimbaya Orfebrería es una marca local de joyas personalizadas y de diseño en plata 925 y oro 18k. El nacimiento ocurrió hace 10 años, de la mano de Juan Manuel Romero, un orfebre y emprendedor cordobés. Si bien tiene una década de existencia, hace 4 años dejaron atrás la producción mínima artesanal para crecer y sumaron impresiones 3D y maquinaria, causando una revolución en el taller de Juan Manuel y un fuerte crecimiento en la marca.

El taller original de Quimbaya fue la propia casa de Juan Manuel y de su pareja Marcela Acrich (ambos socios propietarios de la empresa), pero llegó un momento en que el lugar les quedó chico y saturaron la capacidad productiva. Así, llegaron a Mendiolaza, puntualmente en la calle Espinillo 51, donde adquirieron un terreno y levantaron el taller actual.

Una vez en el nuevo taller, la producción volvió a saturarse, precisamente en el año 2017. Allí fue cuando Quimbaya recurrió al ecosistema emprendedor de Córdoba y los alumnos del MBA de la Universidad Blas Pascal como trabajo final armaron el plan de negocio para Quimbaya, en el que propusieron escalar la producción con tecnología 3D.

A través de una investigación vieron que en Europa había un nuevo sistema de impresión con una resina especial para joyería. Con este antecedente, Juan Manuel Romero y Marcela Acrich realizaron su apuesta en el método, siendo los primeros orfebres en Argentina en utilizar esta tecnología para la producción de joyas.

¿Cómo se realiza una joya en 3D?

El proceso productivo de una joya que involucra la impresión 3D parte de una idea, la cual puede ser del cliente o propia de la marca. De dicha idea, se realiza un boceto de la pieza.

Una vez que esta bocetada la futura joya, se definen las especificaciones técnicas (la estructura de la joya). Luego, con las medias y el diseño listo, la joya se transforma en un diseño de software 3D realizado en computadora. Dicho diseño, es trasladado a la impresora 3D en forma de archivo.

Con la impresora en marcha, se imprime el diseño, que pasa a ser el molde que se utiliza en un proceso llamado cera perdida (se utiliza resina), en el que se tapa la pieza con yeso y se cocina en un horno. El yeso se solidifica y la resina es eliminada, posteriormente queda el espacio libre que deja la resina para introducir el material del que estará compuesta la joya.

El secreto del éxito

Con la primer impresora 3D instalada en el taller, Juan Manuel no lograba desarrollar piezas al nivel que requería una joya. Puntualmente, el error en el proceso se situaba en el molde realizado por la impresora, ya que no cumplía su función al dejar residuos como restos de resina carbonizada en las joyas elaboradas con dicho molde. Este inconveniente lo llevó a hacer una pieza defectuosa adrede, es decir que integró esa falla y esos errores que no podía corregir en una línea de productos. El resultado, fue el nacimiento de la “Línea Marmolada” y el “Anillo Vuelta al Mundo” que fueron un éxito en ventas para Quimbaya Orfebrería.

Luego de unos meses de trabajo y uso de la impresora, la empresa inglesa productora Photocentric se contactó con Quimbaya para asumir que la máquina no estaba apta para joyería. Esta comunicación decantó en una propuesta que incluía cambiarla por un nuevo modelo fabricado especialmente para orfebres.

¿Cuánto cuesta una impresora 3D actualmente? La impresora, el software y las capacitaciones necesarias rondan los $ 600.000.

La orfebrería como negocio (y canales de venta)

La marca cuenta con 3 unidades de negocio que solidifican su estructura:

  • Alianzas exclusivas (entre 8 y 10 modelos anuales, además de diseños exclusivos).
  • Colecciones propias de la marca.
  • Experiencia Quimbaya (los clientes pueden visitar el taller con su idea, participar en el diseño y vivir todo el proceso de elaboración de la joya).

Los canales de comercialización son: showrooms de la ciudad, la venta online, en redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram), sitio web y algunas colecciones expuestas en Mercado Libre. Los envíos son gratuitos a todo el país a través de Andreani.

Quimbaya con presencia internacional

Juan Manuel Romero fue invitado a disertar en un congreso de impresión 3D en joyería y en odontología, que realizó en fábrica Photocentric, en Inglaterra, por ser considerado un caso de éxito, tras lograr desarrollar una línea de producción vendible con una impresora no apta para joyería. Además, Photocentric nombró a Juan Manuel como referente sudamericano de orfebrería 3D.

Los viajes continuarán para Quimbaya, ya que en septiembre de este año, se llevará a cabo la Feria Madrid Joyas en España y la invitación para la marca cordobesa está hecha.

Quimbaya no se quedó afuera en el furor de "Game of Thrones”

La marca española de helados Magnum lanzó una línea de cucharas “GOT” en el marco de una acción junto a HBO, con motivo de la temporada final de la serie. Quimbaya Orfebrería fue la encargada de la producción de dichas cucharas. Cada una de las piezas está inspirada en una gran casa de los Siete Reinos (Stark, Lannister, Targaryen y Greyjoy) y se han realizado con el más mínimo detalle.

Los números

En el 2016 realizaron 349 piezas, en 2017 fueron 710, en 2018 registraron 1.486 y en lo que va del 2019 llevan 1.220 piezas realizadas. Estos números contemplan la producción artesanal y la 3D.

El nacimiento de la orfebrería requirió una inversión monetaria, la cual fue inicialmente de $ 200.000 en insumos y la primera máquina rondó los $ 150.000 en el año 2017.

Proyección

Quimbaya tiene la clara idea de tener su local propio, pero antes de ello se encuentra experimentando la modalidad “showroom”. Otro objetivo es llegar a realizar exportaciones y el congreso en Inglaterra fue importante para generar vínculos y posibles negocios para la marca.

Además, a fin de año espera alcanzar el 90% de la producción con impresión 3D. Actualmente se encuentran en una etapa de transición en el sistema de producción “artesanal-impresora”.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: