Gnomon, una empresa en un negocio exacto

¿Viste el reloj de la iglesia de Castro Barros, frente al concesionario Aupesa? ¿Y el que está en el colegio Mariano Moreno en Santa Rosa y Santa Fe? ¿Y el de La Mamma, en Santa Rosa y Cañada? Ninguno de esos relojes funciona y ponerlos a andar es uno de los objetivos de Gnomon, la empresa que motoriza Guillermo del Valle y otros socios y que se dedica a "relojes monumentales". "El trabajo más importante será convencer a los desarrollistas de lo lindo y vistoso que es incluir un reloj monumental en sus edificios" -explica- ; ¿cómo puede ser que en Europa sean tan valorados y aquí no los tengamos en cuenta?