No vende cospeles, vende dinero.

Caminando por nuestra querida Córdoba, al llegar a Colón y General Paz pensé que al tradicional kiosco de cospeles le habían crecidos patas y se había corrido unos metros. Pero no: era un “particular” stand de TarShop ubicado en una posición poco feliz y que -supongo- alguna autoridad municipal habrá autorizado. ¿No tendríamos que pensar en “liberar” los espacios públicos -¡sobre todo en Colón y General Paz- en lugar de abarrotarlos cada día más? Digo, pienso, opino...