Celeste Di Forte suma un nuevo local antes de fin de año (y dos más en 2022)

Celeste Di Forte

Image description
Image description
Image description

No solo su propia marca gerencia Celeste Di Forte, también es la cabeza tras las tiendas de Valenziana en Córdoba. En total son casi 1.300 metros de tienda (a los que se suma el estudio de diseño). Para lo que queda de este 2021 abrirá un nuevo local, y dos más en 2022. Hoy nos tomamos un café con Celeste Di Forte en Cardinales Nuevo Suquía, el emprendimiento de GNI.
 


Soledad Huespe: ¿En qué anda Celeste Di Forte? 
Celeste Di Forte:
En varias cosas, Celeste Di Forte en este momento está analizando el mercado, queriendo educar al cliente en el sentido de decir, cambiá tus sillas es un buen momento, no lo postergues, vivís ahí todos los días y bueno con opciones para la gente para que pueda elegir tanto en precio, en calidad, alternativas en diseño, así que bueno, en eso está Celeste Diforte hoy.

SH: ¿Con cuántos locales estas Cele, físicos?
CD
: Estamos con Celeste Di Forte con un local y representando a la Valenciana con dos locales.

SH: ¿Dónde está tu local? ¿Es una tienda estudio, no?
CD
: Sí. Estoy en Rafael Núñez 4552, único local .

SH: ¿Y dos de Valenziana? 
CD
: Dos de Valenziana: uno en el Hiperconstrucción y otro en barrio Güemes en una esquina clásica que es Belgrano y Fructuoso Rivera.

SH: ¿A esos dos los gerenciás? 
CD
: Exactamente.

SH: Mirá vos, sabíamos que Valenziana había desembarcado fuerte en Córdoba, no sabíamos que eras vos la cabeza y eso es sinónimo de éxito asegurado.
CD
: Bueno gracias, es la idea apostar a Córdoba, siempre lo hacemos desde la pasión, la fuerza, y bueno la idea es traer opciones para que la gente pueda elegir en Córdoba.

SH: ¿Unidades de negocios dentro de Di Forte? ¿Cuáles son?
CD
: Dentro de Celeste Di Forte hay dos unidades de negocio: una es la tienda física que está en Rafael Núñez, otra 4552 y la otra es el estudio, que estuviste en el mismo domicilio, pero ahí tenemos dos unidades bien claras, el estudio donde hacemos proyectos de interiorismo, asesoramos al cliente, le armamos la casa, el departamento desde cero, hacemos llave en mano, cortinas, decoración, cuadros, alfombras, muebles, todo. Te despreocupás de todo y nos ocupamos de la estética de ese espacio.
 


SH: Solo estética, no remodelaciones.
CD
: Hacemos algunas remodelaciones, contamos con todo lo que es durlock, pintura, muebles a medida, cambio de pisos. No rompemos todo, pero hasta cierto punto llegamos y hacemos remodelaciones, no nos involucramos en la parte del baño y cocina, pero sí en lo que es living, comedor, dormitorios.

SH: Bien, es una de las unidades de negocios, ¿y la otra?
CD
: La otra es la tienda física, donde vos podés ir y elegir los productos que te gusten, conseguir respaldos, mesas de luz, velador y ropa de cama. Tanto para dormitorios o livings.

SH: ¿Cómo le ha ido a la industria en esta mudanza a lo digital, empujada por la pandemia? 
CD
: Bueno, yo creo que todos nos educamos, nos hemos transformado, tanto el cliente que ahora se anima a comprar a través de un botón de pago porque ya sabemos que es seguro, la pandemia nos forzó a eso, y nosotros no hemos ido adaptando a través de whatsapp, las redes, la página, nos hemos ido acomodando de acuerdo lo que nos fue pidiendo la gente. Sí hay un aproach y el cliente no termina de decidir si no va al local y toca, aunque sea una vez, pero ya después de esa visita todo lo demás se termina de cerrar vía redes, whatsapp o mail. La forma de pago más que nada la educó la gente, y la gente viene con un estudio previo de la página, de lo que quiere, lo que le gustaría o a través de Pinterest o a través de la misma página nuestra.

SH: Es una industria que no termina de mudarse 100% a lo virtual porque la gente necesita tocar, y ver...
CD
: Además el color, la textura, hay muchas cosas que no se pueden sentir si uno no va y los toca y a través de las redes básicamente o a través de la virtual,  no se puede. Entonces no está 100% mutada a lo virtual.

SH: ¿Cuál es el caballito de batalla hoy? ¿El Big Mac de Celeste Diforte? 
CD
: El Big Mac de Celeste Diforte es mesas, sillas y sillones, es su fuerte, calidad, diseño y una estética muy cuidada con telas antimanchas para sillones; en eso asesoramos y acompañamos mucho al cliente en la decisión. 

SH: Hay muchas culturas, sobre todo las más asiáticas, que tienen como conducta una vez al año remodelar la casa entera, ¿no? Todavía eso no llega acá, ¿no?
CD
: No llega acá. Yo por los años que tengo sí puedo ver que mis clientes vuelven y se renuevan, hoy estoy entre los cinco y diez años y el cliente se renueva, porque la casa le quedó grande y se muda a un departamento y los muebles no le entran, o porque el matrimonio joven arranca o soltero arranca en un departamento y se muda a un dúplex o una casa más grande, entonces ya no es que la gente arrastra lo que tenía. Lo deja se despoja y arranca por lo nuevo y también sucede con las casas. Arrancamos con el nuevo, me dicen “Celeste queremos una renovación, lo que tengo ya está, ya cumplió su ciclo, quiero renovar”. Así que desde muchos lugares, la gente busca renovarse, no en el mismo plazo que lo hacen otras culturas, pero sí se hace.

SH: ¿Y qué  falta para llegar a eso?
CD
: Y bueno, un impulso económico a lo mejor, creo que un poquito más de estabilidad general económica, que la gente pueda renovarse más rápido, porque la idea está. 

SH: ¿No está muy asociada a la cultura del descarte, también?
CD
: Está asociada a la cultura del descarte y a mucha gente le cuesta también, pero el que está decidido y le gusta se desprende. Maricondo dice que si hay algo que uno no se puede desprender, tiene afecto y quieren que se quede, bueno lo tomamos y lo incorporamos, dejamos la mesa de la abuela y le incorporamos sillas nuevas, lo vemos. 
 


SH: Lo que hace falta es un impulso económico o un empujón, ¿es caro renovar la casa todos los años? ¿Cuánto cuesta una renovación?
CD
: Todo depende de los metros, es complicado tirar un número, pero la gente renueva el vehículo mucho más rápido de lo que renueva la casa y es mucho más costoso renovar un vehículo que apenas lo ponemos en la calle empieza a generar gastos, gomas, service. Bueno, la casa no tiene todos esos gastos, entonces yo digo que renovar la casa es mucho más económico que cambiar un auto y uno lo vive todo el tiempo, todo el día, es algo que la gente vive en pandemia. Experimenta que está sentado en una silla, que ahora pasa más tiempo en esa silla, que está más o menos, que hay cuatro que no funcionan y las otras tres sí, y bueno, es más económico que cambiar un auto definitivamente. Y lo que le cuesta a la gente, porque desde la Cámara de la Madera lo hemos intentado y a través del Banco de Córdoba, ofrecerle al cliente, pero todavía no se ha atrevido sacar un crédito para renovar la casa, sigue usando la tarjeta de crédito y a lo mejor la tarjeta de crédito para la renovación no es suficiente. Puede pagar la cuota, pero todavía estamos tratando de reeducar a las personas para que consuman a través de un crédito no megacredito, pero para remodelación, para refaccion, para mobiliario. Le cuesta a la gente endeudarse en nuestro país, creo que hay algunas opciones más en este momento que se están planteando. 

SH: Sumando las tres tiendas, ¿cuántos metros tenés físicos? 
CD
: Y serán unos 1.300 mts en total. 

SH: ¿Planes para lo que queda del año, el año que viene?
CD
: Planes para que quede el año como proyección, no sabemos si para antes de fin de año llegaremos a abrir un local más, si no será a principios del año que viene y probablemente para marzo, abril, dos locales más abiertos.

SH: ¿Con qué marca? 
CD
: Y ahí estaremos seguramente con Valenziana y estamos evaluando marcas nuevas. 
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: