En los próximos dos años van a ver la ciudad en obras

Daniel Rey / Secretario de Desarrollo Urbano de la Municipalidad de Córdoba

Image description
“La primera necesidad que tiene esta ciudad es recuperar espacios públicos”.
Image description
“El Parque Las Heras será, prácticamente, un gran parque atravesado por un río”.
Image description
“En pocos días estará comenzando la obra del Teatro Comedia”.

“Para un apasionado de la ciudad como yo, dedicado al urbanismo, tener esta vista desde la Torre Capitalinas y este contacto con mi ciudad es maravilloso”. Con esa predisposición se suma Daniel Rey, uno de los hombres que más conoce la ciudad de Córdoba -y que ha pasado por varias gestiones-, a nuestra mesa de café en el piso 34. Si bien fuimos adelantando extractos de la nota durante la semana, lo prometido es deuda: los principales cambios que vas a ver en “la docta” este 2021, y lo que planean para los próximos años, en esta entrevista completa.

Íñigo Biain: ¿En qué grandes hitos te vas a concentrar este 2021?

Daniel Rey: Mi preocupación más grande, y la del intendente primero, por supuesto, es poner en pie la ciudad. Me parece que es una oportunidad única que tiene Córdoba. Y tengo 41 años en la gestión pública en esta ciudad y realmente nunca había visto un trabajo conjunto tan importante entre la Municipalidad y la Provincia. Respondiendo a tu pregunta: fundamentalmente la preocupación de un urbanista en una ciudad es el espacio público.

IB: ¿Cuál es tu diagnóstico de los espacios públicos de Córdoba? ¿Qué es lo que más te preocupa?

DR: La falta de espacios públicos que tiene esta ciudad y cómo han ido cayendo. Y cómo hay lugares de esta ciudad que se han ido deteriorando y los hemos ido perdiendo. Bueno, gran parte del esfuerzo que está poniendo este intendente con su equipo, es empezar a reparar esta ciudad. Ese es el primer paso. De hecho, las primeras obras que se han anunciado, son obras que ya están hechas: terminar Plaza España (porque hay que decirle a los cordobeses que no está terminada); el Teatro Comedia estuvo 13 años cerrado y no puede ser que la ciudad no haya podido recuperar un teatro en tanto tiempo; el Concejo Deliberante es un elefante blanco parado y abandonado, de acá lo podemos ver, cuando en realidad desde el propio Estado estamos diciendo que queremos recuperar el río, no darle la espalda y que todo el mundo se vuelque al río… ¡y el propio Estado es el que abandona obras y deja un lugar lleno de ratas! Los parques… uno que está totalmente abandonado es el Sarmiento. El Parque Las Heras, tomado desde hace años. Esa es la primera necesidad que tiene esta ciudad: recuperar espacios públicos.

IB: Primera tarea entonces: recuperar espacios. Desde acá vemos el Parque Las Heras, ¿cuál es el plan ahí y cuándo empiezan las intervenciones?

DR: Es uno de los parques urbanos más cercanos al área central. Yo siempre digo que cuando hay un espacio público de calidad, la gente lo toma, lo cuida y se apropia. Ejemplos hay: Parque del Chateau, Parque del Kempes, Parque del Centro Cívico… ¡La gente los cuida! Pero cuando el espacio está abandonado es otra cosa. El Parque Las Heras es un caso de estos, donde la principal intervención consiste, no solamente en recuperar el famoso Parque Elisa (así se llamó originalmente en homenaje a la esposa de Juárez Celman y luego fue Parque Las Heras), sino que también vamos a integrarlo al sistema del río y al sistema del otro lado del Suquía. Ahí donde estaba la Plaza Austria, al frente de Epec, hay un gran espacio verde abandonado y, por lo tanto, tugurizado. Todo espacio que se abandona empieza a ser tugurizado, oscuro, peligroso, ya nadie va… La idea es recuperar el parque, desviar la costanera por arriba (por Las Heras) para que este parque se una al río, hacer un puente verde peatonal para unirlo con el otro lado del río que también es verde y al frente hacer una propuesta gastronómica. Prácticamente lo que estoy diciendo es que se trata de un gran parque atravesado por un río. La gente se va a apropiar porque está muy cerca. La idea es que desde el área central se pueda bajar, se pueda disfrutar, y constituya todo un paseo el parque, la feria, el Concejo Deliberante...   

IB: La idea es generar un gran corredor… ¿hay fechas ya?

DR: Sí. Y te doy otra primicia: ya lo estamos licitando. Creo que nos va a demandar todo este año. Ya está licitada la parte vial y estamos terminando el proyecto verde. Calculo que a fines de este año o principio del otro, ese parque ya se va a poder vivir. Esto tiene que significar un gran circuito donde yo me pueda mover en esta ciudad y pasar de un espacio al otro. 

IB: Y hablando de pasar de un espacio a otro, allí en Nueva Córdoba hay otra posibilidad, ¿no?

DR: Nosotros estamos recuperando el Parque Sarmiento. Luego Plaza España, estamos recuperándola y terminándola. Luego la Chacabuco, la estamos recuperando también. Pero cuando la Chacabuco llega al Bv. Junín (Bv. Illia), y ahí empieza la Av. Maipú, es tierra de nadie. Te pasará que cuando estás parado en el semáforo, mirás al del lado, porque uno quiere cruzar para un lado, el otro quiere doblar en otro sentido y es un desastre. Bueno, para solucionar eso vamos a continuar con el cantero de la Chacabuco hasta el río. Vamos a resolver las dos cuadras que faltan de expropiar. Vamos a generar toda una ciclovía y un pase. O sea que vas a poder pasar del Parque Sarmiento en bicicleta, con accesibilidad, vas a poder hacerlo en silla de ruedas. Esta ciudad tiene terribles problemas de accesibilidad. Vas a poder venir hasta el Concejo Deliberante, hasta la feria, hasta el nuevo parque, volver con una ciclovía por la Cañada. Vamos a tener un circuito en el área central para que los turistas y los cordobeses lo puedan disfrutar.

IB: En el Parque Sarmiento que es tan bello, grande y complejo, ¿cuáles son los hitos de intervención allí?

DR: Es el patio de la casa de los cordobeses...

IB: ¿Hay que cerrarlo? 

DR: ¡Hay que cerrar algunos sectores! Como se hace en muchos lugares del mundo. Hay algunos que dicen: “Cerrarlos es privar a mucha gente, es selectivo”. ¡De ninguna manera! Nosotros cerramos a la hora que no se usa un parque, para que no se vandalice. Por el contrario hay mucha gente que dice: “Me encanta porque puedo ir con los chicos, dejarlos sin ningún peligro”. El Parque Las Heras va a estar cerrado con rejas también. Como estuvo hace mucho tiempo, que tenía sus rejas y no sé dónde terminaron...

IB: ¿Y cuáles van a ser las intervenciones en el Parque Sarmiento?

DR: Primero vamos a intervenir sobre la gran pradera de La Leona, que es un gran espacio que la gente usa para hacer gimnasia y para correr. Y lo icónico: el lago. Ahí hay que hacer un gran desagüe que nos está acompañando la provincia con más de $ 60 millones. Porque toda el agua que baja de los barrios de más arriba, llega a la laguna y llega toda la basura. Entonces hay que hacer un desagüe, desviarlo y ahí recuperar la laguna. Ya está en licitación. 

IB: ¡Muchos quisieron recuperarla, pero todos fracasaron!

DR: Sí, incluso yo en mi gestión anterior puse unas bombas aireadoras y todo lo demás, hasta que comprendimos con especialistas que primero hay que hacer un desagüe, no puede ir agua de lluvia ahí. Lo planteamos con la provincia en recursos hídricos, el gobernador nos dio $ 60 millones que es lo que cuesta y ya fue licitado. Primero protegerla y después recuperarla.

IB: ¿Fecha de recuperación de la laguna del Parque Sarmiento?

DR: Bueno, lo estamos licitando. Calculo que nos llevará todo este año. Siempre en las gestiones nos dicen: “¡Pero esto lo venimos escuchando desde la campaña! ¿Cuándo lo van a hacer?” Primero en la campaña uno piensa y dice qué va a hacer. Segundo: nos sentamos, empezamos a hacer y ¡pandemia! Además tuvimos un conflicto muy importante con el gremio. Fue un año muy difícil. Pero el primer año es donde uno se sienta, hace los proyectos, aprovechamos para eso y ahora, en este segundo año, es donde empiezan todos los proyectos. Son los próximos dos años donde realmente van a ver la ciudad en obras. 

IB: ¿Teatro Comedia?

DR: Lo que hemos hecho, justamente para ganar tiempo, fue recuperar el contrato (porque la gestión anterior le había hecho un contrato a una empresa que no tenía cláusulas de actualización). Y se sabe que en este país hacer una obra sin actualización, a los 20 días ya no sirve el precio. Así que lo tomamos, hicimos un presupuesto nuevo, llamamos a la empresa que ya había ganado la licitación, mandamos al Concejo Deliberante para que nos autorizara a hacer una adenda con la empresa, ya lo autorizó con una ordenanza, así que en pocos días está comenzando el Comedia. 

IB: ¿Qué son las supermanzanas y para qué sirven?

DR: Lo que significa es ganarle espacio al peatón. En los años ´70 era al revés la teoría: había que ganarle espacio al auto. Entonces había que destrozar la Plaza Vélez Sársfield; había que romper la Plaza General Paz; había que sacar los canteros… y el auto fue ganando… Ahora pasa al revés: la tendencia en el mundo es mejorar el servicio público de transporte y que cada uno deje el auto en su casa o en playas de disuasión. Entonces lo primero que hicimos fue recuperar el espacio frente a la Municipalidad, la calle Caseros y nos sorprendimos de la manera en que lo tomó la gente. Vas a la tarde y es increíble la apropiación que tiene.

IB: Esa fue la primera “supermanzana”, ¿y la segunda?

DR: La segunda fue una con la que yo venía luchando hace mucho tiempo. A algunos cordobeses no les gusta. Pero sacar los colectivos de la Plaza San Martín y la 27 de Abril trajo algunas complicaciones, pero la razón fundamental es la preservación del patrimonio. Yo como Secretario de Arquitectura muchas veces concurrí a la Catedral para reparar fisuras. Los mármoles de la recova del Cabildo se caían, están embalados. ¿Por qué es eso? Por las vibraciones que provocaron tantos colectivos y tanto tránsito que nos estaba rompiendo el patrimonio. Ahí tenemos el Banco de Córdoba, el Museo Tejeda, la Catedral, el Cabildo, lo que era el Banco Social, hoy Banco de Córdoba…  Todo un patrimonio arquitectónico terrible que en todos los lugares del mundo se preserva, menos acá. Entonces hicimos esto. Y otra cosa que va a pasar es cómo va a tomar vida la Plaza San Martín cuando los árboles empiecen a verse verdes porque no tienen smog.  

IB: Un tema central de la ciudad que se ve como un cuerpo vivo son las arterias de las calles, ¿ahí qué se puede hacer en el marco de una ciudad planificada hace cientos de años? ¿Y con qué nos tenemos que conformar o qué cambios culturales tendríamos que hacer para vivirla mejor?

DR: Creo que fundamentalmente tiene que haber una gran transformación en el tema del transporte público. De hecho, no sé si lo has visto en los diarios, vamos a hacer un anuncio, primero, de una gran red de ciclovías. Que si bien es complicado porque después te puedo hacer unas líneas sobre lo que significa la extensión de esta ciudad, pero el sistema de ciclovías puede resolvernos algunos temas de movilidad. Segundo tema: el Ferrourbano. ¿Cuántas veces se ha prometido el Ferrourbano? Bueno, está muy pronto. Yo ya me subí a una locomotora que uníó Rodriguez del Busto hasta el Mitre. 

IB: ¿Sirven las vías que tenemos para el Ferrourbano?

DR: Las vías están. Es una gran ventaja que ha tenido la ciudad de Córdoba que no hayan sido destruidas. En muchos lugares del mundo ya no existían más. Acá todavía están, están las estaciones, los espacios y todo lo demás. Si bien no va a resolver todo el Ferrourbano porque va a ser un sistema viejo, pero va a permitir que muchos vengamos en tren al centro. Incluso, complementándose con el tema de la ciclovía, va a tener vagones que permitirán que los chicos suban en su bicicleta. 

IB: Primero ciclovías, segundo el Ferrourbano ¿y tercero?

DR: Mejorar el transporte público, sin lugar a dudas. Que justo cuando estábamos atacando ese problema vino la pandemia y se prohibió el transporte público.

IB: ¿Al transporte público hay que mejorarlo o hay que hacer borrón y cuenta nueva y repensarlo?

DR: Yo creo que las dos cosas. No se puede borrar indudablemente, pero sí repensarlo. Incluso habrá que adaptar el transporte para que alimente al Ferrourbano también, porque si solamente lo van a tomar los que viven al frente de la vía, ¡no! Tiene que haber un sistema que lo alimente, incluso de las ciudades dormitorios donde uno pueda venir a la ciudad, dejar su auto en una playa de disuasión y subirse al tren y venir al centro.

IB: ¿Es impensable un subte en Córdoba? ¿Por lo económico? ¿Por la topografía de la ciudad? ¿Por las dos cosas?

DR: Estás hablando con alguien que trabajó para el subte durante dos años. Fue la época del intendente Giacomino donde en el gobierno nacional habían venido unos chinos con un crédito muy grande para los trenes de Buenos Aires y nos ofrecían hacer el subterráneo aquí. Era muy factible, estaban todos los estudios hechos. Era mentira eso de que no se podía por el suelo de Córdoba. Descartado absolutamente. El subte pasa a 15 metros, nadie se entera, se hace con tuneleras… era muy factible hacerlo, estaban muy adelantadas las gestiones, pero después no se siguieron esas gestiones y hoy es inviable económicamente. Hoy es mucho más económico un monorriel.  

IB: ¿Cuáles son las principales complejidades de un ejido tan grande?

DR: Es muy difícil trabajar en una ciudad con un éjido urbano tan extenso, es de los más grandes del mundo.

IB: Y durante mucho tiempo se promovió la extensión y ahora hay que densificar, ¿no?

DR: ¡Densificar! Si no no hay infraestructura que soporte. 

IB: ¿Y los desarrollistas han entendido eso?

DR: Tenemos lista una ordenanza para que el 1° de marzo entre al Concejo Deliberante donde le he puesto, literalmente, un corset a esta ciudad. Allí hemos recortado por donde ha crecido esta ciudad, pero de ahí para afuera, ni siquiera con los famosos convenios urbanísticos. ¡Se acabó, no se puede seguir extendiendo!

IB: ¡Pero le tenés que dar altura!

DR: Durante mucho tiempo me dijeron los desarrollistas: “Vos vas a parar el desarrollo de esta ciudad”. ¡No, chicos! Les voy a demostrar con números la cantidad de terrenos que hay libres para desarrollar y aparte, corredores que todavía podemos darle altura. En Córdoba había como un mito: no se podían pasar los 36 metros. ¡Miren esta torre donde estamos! No pasó nada, no nos estamos moviendo, no se está cayendo… Y hay lugares como este, que ambientalmente lo admiten como el río, donde se puede hacer altura y densificar. Eso es lo que vamos a hacer dentro de este corset. Y Córdoba se va a poder seguir desarrollando. También hay otra cosa importante: la especulación de la tierra. Hay mucho inversionista…

IB: Sentado sobre espacios vacíos…

DR: Exactamente. ¿Cómo puede ser que todos los cordobeses hagamos un tremendo esfuerzo para desarrollar esta ciudad? Acá al frente hay edificios que están esperando que nosotros lleguemos con el progreso para que cuesten 10 veces más. Hicimos la Legislatura y al frente hay obras abandonadas por años y que impiden el desarrollo de una ciudad. Bueno, hay que levantar la cabeza y mirar qué ha hecho el mundo.

IB: ¿Y qué ha hecho el mundo para romper con esto?

DR: Un proyecto que se llama “rémora”. ¿Qué es la rémora? Todo aquello que impide el desarrollo de una ciudad. Ya lo hemos hablado con los desarrollistas, no están muy contentos, pero es parte del juego.  Le hemos dicho: “¿Ustedes quieren desarrollar esos espacios? Maravilloso. Nosotros los vamos a ayudar. Ahora, si el año que viene no lo hacen, el impuesto les va a costar 10 veces más…”.

IB: Rémora... El concepto es: “Te ayudamos pero en función de que lo avances…”

DR: No puede ser que haya lugares icónicos en Córdoba que paran el desarrollo. Y uno se pone a pensar… los Molinos (de 24 de Septiembre), la ex Coca Cola (Av. Castro Barros), Barrado (Monseñor Pablo Cabrera), el Pocito (que ahora arrancó), lugares donde hay una especulación esperando que el progreso llegue, que las infraestructuras lleguen, que todo llegue y después cuestan el doble. Esto no es un invento nuestro. Hay que mirar el mundo, hay que mirar otras ciudades, cómo hicieron, cómo se desarrollan. Terrenos inmensos que todavía no han sido desarrollados en Córdoba, entonces…¿para qué seguir extendiendo esta ciudad cuando las infraestructuras las tenemos que pagar todos? 

Escuchá el podcast, donde más te guste:

Spotify

Anchor

Apple Podcasts

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: