El Prix de Baron B con Javier Rodríguez (“El Papagayo”) y Santiago Blondel (Gapasai Restó) entre los finalistas

Más de 70 cocineros de todo el país se postularon para esta nueva edición del “Prix de Baron B - Édition Cuisine”, el certamen creado para reconocer cada año a chefs que generan grandes aportes a la gastronomía argentina. Entre los 3 finalistas destacan dos cordobeses que pelearán por el podio el próximo 11 de julio, en Buenos Aires.

Image description
Image description
Image description
Image description
Image description
Image description

Se conocieron los tres proyectos finalistas de la segunda edición del ‘Prix de Baron B - Édition Cuisine´, la competencia que destaca los mejores proyectos gastronómicos de la Argentina por su excelencia y visión transformadora. Los finalistas son: Gustavo Rapretti, oriundo de Puerto Madryn y dueño del restaurante ‘En mis fuegos, cocina con identidad’; Javier Rodríguez propietario y chef del prestigioso “Papagayo” de la ciudad de Córdoba; y Santiago Blondel, chef de Gapasai Restó, situado en las sierras de la localidad cordobesa de La Cumbre, Córdoba.

Los proyectos finalistas fueron seleccionados por un jurado de excelencia conformado por Martín Molteni, chef y propietario de Pura Tierra; Mauro Colagreco, dueño de Mirazur y ganador de tres estrellas Michelin; Mitsuharu MichaTsumura, embajador mundial de la cocina nikkei y a cargo de Maido –ubicado entre los 10 mejores restaurantes del mundo-; y Marina Beltrame, primera Sommelier de Argentina, fundadora y directora de la Escuela Argentina de Sommeliers.

Cada uno de los participantes envió una carta de intención explicando por qué considera que su proyecto es transformador, inspirador y que contribuye al desarrollo del oficio de la cocina y el medio en la Argentina.

El chef santiagueño, Javier Rodríguez presentó el trabajo que viene realizando en El Papagayo donde -desde su apertura en 2015- ha roto con los paradigmas gastronómicos en Córdoba a través de su particular propuesta también arquitectónica y artística; teniendo como protagonistas a talentos cordobeses de gran renombre.

Por su parte, Gustavo Rapretti oriundo de General Pico, La Pampa pero radicado en Puerto Madryn, basó su proyecto en ese paisaje austral. En su restaurante “En mis fuegos, cocina con identidad”, los pescados, mariscos -junto a otros alimentos derivados del mar- son sus productos más destacados. Su gastronomía es -fundamentalmente- cocina de producto, donde el 90% de la materia prima es de pequeños productores de la zona, una carta que cambia según la estación y hace fuerte hincapié en la sostenibilidad.  

Santiago Blondel presentó su proyecto “Gapasai Restó”, un restaurante sustentable de cocina creativa y de entorno ubicado en La Cumbre. Se trata de un proyecto familiar que abrió en diciembre de 2008 donde se trabaja únicamente con productos locales y de temporada, donde mantienen una estrecha relación con los pequeños productores, pescadores y recolectores del Valle de Punilla.

“Estamos muy contentos con lo que generó esta segunda edición del “Prix de Baron B - Édition Cuisine”. Hemos recibidos más de 75 propuestas de proyectos de excelencia que reflejan el trabajo que se realiza en distintas partes del país con una visión transformadora de la gastronomía argentina. Estos tres proyectos que han sido seleccionados por el jurado tienen detrás una historia, un fuerte vínculo con la sustentabilidad y el trabajo mancomunado con productores de sus zonas, rescatando los sabores de cada lugar. Cada uno de ellos ha trabajado fuertemente para que la gastronomía de calidad de su ciudad se difunda. Las iniciativas de Madryn al Plato, La Cumbre Gastronómica y el impulso que le dio Papagayo a la cocina cordobesa han fomentado la valorización del trabajo que se realiza en estos lugares. Fue muy difícil la tarea que tuvimos porque había muchos proyectos interesantes, sólidos. Estamos muy orgullosos de nuestros cocineros que diariamente desde distintos puntos de la Argentina ponen en valor la riqueza y diversidad de productos del país”, comentó Martín Molteni.

Los finalistas participarán en la final el 11 de julio, donde deberán realizar en vivo sus recetas para que el jurado determine quién de ellos es el ganador de la segunda edición de este gran certamen.

El ganador será premiado con el “Prix de Baron B - Édition Cuisine 2019”, un corcho bañado en oro tallado por el orfebre argentino, Juan Carlos Pallarols. Luego, viajará a Francia del domingo 26 de septiembre al domingo 6 de octubre para participar en un curso de alta gastronomía en la escuela Lenôtre, tendrá un encuentro con Mauro Colagreco en su restaurante Mirazur (Menton) y culminará su experiencia recorriendo la región de la Champagne. Además, habrá una distinción económica de $ 200.000 para el ganador y de $ 120.000 para los semifinalistas.

La pasada edición del certamen tuvo como ganadora a Patricia Courtois con el “Proyecto Iberá”. La chef fue elegida por un jurado conformado en aquel momento por Martín Molteni, Mauro Colagreco, Inés Berton y Andrés Rosberg, quienes seleccionaron como finalistas a Juan Cruz Galetto, chef de Estancia Las Cañitas en el Valle de Calamuchita de Córdoba, y Patricio Negro, chef del prestigioso Sarasanegro de Mar del Plata.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: