Juliana Del Aguila Eurnekian toma el timón de Bodega del Fin del Mundo (nuevo plan para ser referentes en la Patagonia)

La bodega de la familia Eurnekian comienza un nuevo período en el negocio vitivinícola poniendo en marcha un plan para consolidarse como la mayor bodega de la Patagonia y una de las principales productoras de vinos de calidad a nivel internacional. Para el nuevo desafío, la bodega será liderada por Juliana Del Aguila Eurnekian, quien forma parte de la nueva generación de la familia “alma” de la marca.

Image description
Image description
Image description

En este nuevo periodo, Bodega del Fin del Mundo se concentrará en fortalecer su nuevo posicionamiento de marca, redefinir su historia como bodega familiar e impulsar el negocio encarando su proyecto comercial para crecer en Argentina y conquistar nuevos mercados internacionales. 

El recorrido de la familia Eurnekian en el ámbito vitivinícola tuvo su origen en 2006 con la adquisición y plantación de 400 hectáreas de viñedos al pie del Monte de Ararat, a 70 kilómetros de la ciudad armenia de Ereván. Esta geografía es la cuna de la vitivinicultura más antigua y el lugar donde la familia Eurnekian construyó Bodega Karas con una capacidad de elaboración de 2,5 millones de litros anuales, convirtiéndose en el mayor productor de vinos de calidad de ese país bajo la marca Karas Wines.
 


“Tanto en Armenia como en la Patagonia aún está todo por hacer”, sostiene Juliana Del Aguila Eurnekian. En este sentido, “nuestra misión es unir el pasado y el futuro del vino, el principio del mundo con el fin del mundo”, dice la joven presidente de ambas bodegas. 

En San Patricio del Chañar, flamante terruño del Nuevo Mundo con solo 20 años en el corazón de la Patagonia neuquina, Bodega del Fin del Mundo posee 850 hectáreas de viñedos con variedades patagónicas como Malbec, Pinot Noir, Merlot, Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Syrah y Chardonnay.

En materia de innovación, desde lo “enológico” comienza un mayor estudio del terruño, con análisis de suelos y realización de calicatas para determinar las mejores parcelas para cada variedad, a cargo de Ricardo Galante (enólogo principal de la bodega). Y para cumplir con las metodologías elegidas, la bodega está equipada con la última tecnología de punta, contando además con una capacidad de producción anual de 9 millones de litros.

¿Cuánto cuesta tomar un vino de la bodega?
El portafolio de productos cubre un amplio segmento de precios, comenzando en $ 200 y llegando hasta los $ 2.500.
 


Lo que viene
El recorrido de la bodega se inicia haciendo foco en desarrollo de marcas como: Fin del Mundo, la Poderosa y Postales.

Además, vendrán nuevos lanzamientos, estilos enológicos junto a cambios de etiquetas acordes a su nueva imagen.
 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: