Trabajar desde casa, la modalidad de las empresas digitales para respetar el distanciamiento social

En momentos en lo que el distanciamiento social es un imperativo, son pocas las empresas y organizaciones que pueden optar por cambiar el rumbo en su día a día. En esta nota, te mostramos cuáles son los desafíos de Comprando en Grupo, una empresa cordobesa que ya aplicó el “home office” con sus colaboradores.

Image description
Image description

Antes de que el Gobierno Nacional anunciara el paquete de medidas para combatir la propagación del COVID-19, la idea ya transitaba por la mente de CEOs y gerentes ya que resulta casi obligatorio pensar en medidas alternativas para asegurar por un lado la integridad de los colaboradores y por el otro, la sanidad financiera de las instituciones, acompañada del mantenimiento de atención cualitativa.
 


Ese es el caso de Comprando en Grupo, la empresa cordobesa integrada por más de 100 trabajadores, distribuidos en dos instalaciones del centro de la ciudad. Posterior a la conferencia de prensa en la que se encontraba el presidente de la Nación, acompañado del gobernador de la provincia de Buenos Aires y el jefe de gobierno porteño, se decidió en conjunto con líderes de equipos, establecer la modalidad remota para trabajar.

En los 8 años de la startup, ya existieron situaciones que obligaron a desarrollar la metodología, ya sea por mudanzas, refacciones o viajes, pero “esta es la primera vez que se prolongará por dos semanas. Lo que significa un gran desafío para todo el equipo de CEG” comenta Daniel Salomón, CEO & founder.

Compromiso empresarial, de adentro hacia afuera
Afrontar (momentáneamente) 2 semanas de aislamiento de una planta completa de colaboradores, puede resultar para muchas pymes, comerciantes y autónomos una idea descabellada e imposible. Es ahí donde radica el compromiso de aquellos que sí pueden hacerlo, para colaborar a reducir el tránsito y flujo de personas en la vía pública y lugares de gran afluencia.

Son varias las empresas que han podido adoptar la medida, y en general, están relacionadas con el sector de tecnología. 

Para Comprando en Grupo, el desafío es seguir ofreciendo sus servicios con la misma calidad y compromiso con que lo hacen a diario desde sus oficinas, pero ahora implementando el “teletrabajo”.

También es bueno aclarar, que empresas como Comprando en Grupo, dedicadas al rubro tecnológico, están casi obligadas a ofrecer como un diferencial a la hora de atraer talentos, la posibilidad de trabajar desde casa algunos días al mes. Los más jóvenes encuentran en estas oportunidades una posibilidad para cumplir con sus obligaciones de manera más descontracturada y valoran las organizaciones que pueden conectar con necesidades de ese tipo.

CEG fue premiada como uno de los “mejores lugares para trabajar” por la firma Great Place To Work el año pasado, y sin dudas uno de sus diferenciales, además del almuerzo in company entre otros, fue esta apertura a las nuevas modalidades de trabajo.

#QuedateEnCasa después de la jornada laboral
Desde la gerencia se ha comunicado la medida y se ha remarcado la idea de que el distanciamiento de las oficinas, tiene que ser incorporado como un real compromiso, afrontado por los empresarios privados, con la salud de todos los argentinos, por lo que el pedido de “aislamiento” se ha extendido por fuera de la jornada laboral. 

Cada colaborador cuenta con su equipo de trabajo, que puede optar por llevarlo a sus hogares además del soporte y la infraestructura técnica para poder configurar sus conexiones a la red, de manera que solo cambia el contexto. Las videollamadas, reuniones virtuales y chats como grupos de Whatsapp son el esqueleto y la clave para poder alinear el cumplimiento de las tareas de cada área: Sistemas, Marketing, Administración, Comercial, Logística nacional e internacional, Desarrollo de producto y Recursos Humanos.
 


¡Un alivio para las Pymes!
Comprando en Grupo representa para más de 1.500 pymes argentinas (la mayoría comercios minoristas), la posibilidad de crecer, ya que sus servicios forman parte de un modelo de negocio disruptivo. A través de las compras colaborativas en su plataforma web, cada comerciante puede encargar su mercadería directo de fábricas en el exterior a un menor costo y aumentar la rentabilidad al comercializar sus productos tanto en mostrador, como en venta online. 

Por eso, para el equipo de CEG, la distancia con sus asociados nunca significó un problema ya que es el factor diferencial que le permite unir a un comerciante de Jujuy con uno de Ushuaia, resolviendo las mismas necesidades. 

La posibilidad de saltear intermediarios en la cadena de producción, aportó a incorporar nuevos hábitos en la adquisición de mercadería: pasaron del clásico catálogo de revista que le acercaba al local su distribuidor, a gestionar todo el proceso desde su computadora, en cualquier horario y desde cualquier lugar. 

Es por ello, que situaciones extremas como las que atraviesa hoy el mundo entero, obligan a muchos equipos a replantear sus metodologías, ser más flexibles y ágiles, de cara los nuevos desafíos laborales, las nuevas profesiones y los nuevos mercados.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: