Cafiero: "No vamos a expropiar todas las empresas concursadas que hay"

El jefe de Gabinete aclaró que el de Vicentin fue "un caso puntual". "No tenemos en mente ese modelo de desarrollo del aparato productivo", aseguró el funcionario.

Image description

"El concurso es parte de una instancia judicial y de la vida de muchas empresas. Pero evaluamos que Vicentin no tenía perspectivas de operar. La política del Gobierno es de rescate". Así se refirió Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, a la intervención del Estado en la cerealera que, antes del default, era la cuarta agroexportadora más grande de la Argentina y se ubicó primera en la categoría de subproductos y aceites en el ranking general.

Consultado sobre si se vienen más expropiaciones de empresas concursadas, Cafiero fue tajante: "Lo dejó en claro el Presidente en diversas intervenciones periodísticas. No tenemos en mente ese modelo de desarrollo del aparato productivo. Sí creemos en que el Estado debe estar presente allí donde haya un vaciamiento y sea necesario recuperar una industria".

"La situación de Vicentin se viene prolongando hace tiempo: lograron a partir de ese crédito excepcional, cuestionado y judicializado del Banco Nación suplir un déficit de administración y de sustentabildad de su núcleo de negocios, pero el problema lo arrastran desde hace tiempo. En diciembre se concursó y hasta ahora no había solución de nada, ni un socio, ni nada. Insisto: hay muchas empresas concursadas. Y nosotros no vamos a expropiar todas las empresas concursadas. Claro que no. El concurso es parte de una instancia judicial y de la vida de muchas empresas. Pero en este caso particular evaluamos que Vicentin no tenía perspectivas de operar. El mercado de granos requiere confianza. Fundamentalmente la empresa la había perdido porque salió a comprar y nadie le vendió", expresó en una entrevista emitida anoche por La Nación+.

Vicentin: una jugada que descoloca y cambia todo el tablero agroindustrial

La anunciada intervención de Vicentin cambiará al principal sector generador de divisas. La empresa es hoy la sexta agroexportadora del país y fue la responsable del 20% de los dólares que ingresaron el año pasado solo por aceite y harina de soja.

"La política del Gobierno es de rescate de una empresa que estaba sin operar, que tiene un concurso. Pero no sólo por eso, sino que está concursada y no está operando. Tiene deudas muy fuertes, alguna con la banca pública. El 80% de la deuda financiera es el crédito bajo estudio con el Banco Nación, que está judicializado porque la empresa no revestía ningún criterio de aceptación por los balances que tenía. Y lo cierto es que tiene una gran deuda con productores, cooperativas. Eso genera un encadenamiento que desde el punto de vista de la actividad agroindustrial -que representa mucho en términos de creación de puestos de trabajo y cuantiosas sumas de dinero-. El gobierno nacional tomó la decisión de detener ese sendero de desguace", precisó.

Vicentin: qué dice el proyecto oficial de expropiación que ya llegó al Congreso

El Gobierno avanza en hacerse de la cerealera Vicentin y tras oficializar por DNU publicado en el Boletín Oficial la intervención transitoria de la empresa, ya tiene listo el proyecto para expropiarla. En ese contexto, ya circula en la bancada oficial de Diputados y Senadores la iniciativa por la que, si el Congreso la avala, se declarará de interés público a la agroexportadora.

El jefe de Gabinete descartó enfáticamente que se trate de un modelo a largo plazo: "En principio, queremos que YPF Agro comience a cobrar un volumen mayor en cuanto a las capacidades que hoy tiene y si puede vincularse con la operación en el mercado agropecuario y de granos, específicamente, a partir de Vicentin, sería un debate interesante. El primer paso es la intervención. El segundo es la ley de expropiación, y en esa ley se va a comentar la línea de management que se tiene".

Además, precisó que no están previendo tomar una medida similar con SanCor. "Para nada. Entró en situaciones críticas, y la verdad que termina surgiendo, porque es una cooperativa láctea muy grande. Queremos que sanee sus pasivos, acompañando programas de diferimientos impositivos, programas fiscales que son para todas las compañías. Creemos que quizá la empresa, a partir de eso, pueda volver a crecer. La diferencia con Vicentin es que SanCor está operando".

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: