Duro pronóstico de la Cepal: en año electoral, crecerá la pobreza en la Argentina

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe evalúa un clima de mayor incertidumbre el año entrante. Los coletazos de la pandemia y la guerra en Ucrania como causales. Recomendaciones y críticas.

Image description

"La situación para América latina y para la Argentina va a ser muy difícil el año que viene ya que las proyecciones que tenemos son las de un mundo de incertidumbre", explicó el secretario ejecutivo de la CepalManuel Zalazar, quien llegó a la Argentina para presentar el informe anual del 2023.

Un nivel de pobreza en aumento, niveles de recesión pocas veces visto, una tasa de crecimiento que bajará del 3,9 al 1% y un "panorama económico muy difícil". Estas y otras proyecciones altamente negativas contempla para la Argentina del 2023 la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que depende de Naciones Unidas.

Zalazar se reunió esta mañana en el Palacio San Martín con el canciller Santiago Cafiero. Es que la Argentina asumirá el lunes próximo la presidencia pró tempore de la Cepal.

Zalazar llegó a Buenos Aires para presentar el lunes próximo el último informe "Hacia la transformación de América latina y el Caribe" que la Cepal ofrecerá junto al presidente Alberto Fernández. Allí se proyecta un panorama muy poco optimista para el 2023 y un clima de "economías más vulnerables", según dijo el secretario ejecutivo en diálogo con El Cronista.

El impacto de la guerra en Ucrania sumada a los efectos negativos de la pospandemia son algunos de los factores centrales por los que la Cepal pregona un 2023 muy complicado para América latina.

En el caso en particular de la Argentina, Zalazar explicó que el crecimiento económico pasará del 3,9% de este año al 1% en 2023 y aunque no quiso dar un número concreto sobre los niveles de pobreza en el país aventuró que "todos los indicadores muestran que es muy difícil que vaya a reducirse sino que por el contrario aumentará". En el informe de este año la Cepal mostró un nivel promedio de pobreza del 32%.

Para el secretario ejecutivo de la Cepal el impacto de la inflación en la Argentina tiene que ver con "un shock de oferta pero también varía en cada país de acuerdo a las políticas económicas y monetarias que se han venido imponiendo en los últimos años".

Preocupación por América Latina 

También alertó que la suba de tasa de interés ha subido y eso complica la situación. Aunque Zalazar no quiso apuntar a un gobierno en particular por esta problemática que afecta a la Argentina y fue un tanto más optimista: "Esperamos que la situación mejore".

En el informe que vino a presentar a Buenos Aires la Cepal se destaca que la desaceleración se acentuará en América Latina y el Caribe, con un crecimiento de 1,4% en 2023, en una coyuntura sujeta a importantes restricciones tanto externas como domésticas.

"El conflicto bélico entre Rusia y Ucrania afectó negativamente el crecimiento global -y con ello la demanda externa que enfrentó la región este año- junto con acentuar las presiones inflacionarias, la volatilidad y costos financieros", dijo el secretario ejecutivo de la Cepal.

Además, aventuró que "la mayor aversión al riesgo, junto a la política monetaria más restrictiva por parte de los principales bancos centrales del mundo, perjudicó los flujos de capital hacia los mercados emergentes, incluyendo América Latina, además de propiciar depreciaciones de las monedas locales y tornar más onerosa la obtención de financiamiento para los países de la región".

Si bien la Cepal prevé que en 2023 este proceso llegue a su fin -en la medida que se vayan anclando las expectativas de inflación en los países-, los efectos de esta política restrictiva sobre el consumo privado y la inversión estarán presentes durante 2023.

En el ámbito fiscal, Zalazar pronosticó que permanecerán altos los niveles de deuda pública en un gran número de países. En un contexto de altas demandas por gasto público, se requerirán medidas para fortalecer la sostenibilidad fiscal y ampliar el espacio fiscal mediante el fortalecimiento de los ingresos públicos.

Cómo queda la Argentina frente a la región 

En comparación con el resto de los países de América latina, la Argentina se ubica por detrás de varios. Por ejemplo, la proyección de crecimiento de México que hizo la Cepal es del 1,7% -en comparación con un 2,5% en 2022- y el Caribe crecerá un 3,1%, sin incluir Guyana -en comparación con un 4,3% en 2022.

En América del Sur, algunos países se ven particularmente afectados por el bajo dinamismo de China que es un importante mercado para sus exportaciones de bienes. Tal es el caso por ejemplo de Chile, Brasil, Perú y Uruguay, que destinan a China más del 30% de sus exportaciones de mercancías (40% para Chile).

Así, la Cepal evalúa que América del Sur se verá afectada también por la baja en los precios de los productos básicos y por las restricciones al espacio que la política pública tiene para apuntalar la actividad. La alta inflación ha impactado los ingresos reales y los efectos sobre el consumo privado ya se han observado en algunos países a partir de la segunda mitad de este año.

Entre las recomendaciones que ofreció Zalazar para paliar un año complicado como el que se viene enumeró: realizar reformas tributarias, la necesidad de invertir en educación y un mayor foco en la inversión social.

También propone políticas en nueve sectores productivos claves para un crecimiento sostenible: la transición energética, la electromovilidad, la economía circular, la bioeconomía, la economía digital, la industria farmacéutica, el turismo, la economía del cuidado, las mipymes y la economía social y solidaria.

Desde el lunes que viene la Argentina asumirá la presidencia pro témpore de la Cepal que hasta ahora ocupaba Costa Rica, y entre los invitados al encuentro figura António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, quien entregará un mensaje por video.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: