El Banco Central flexibilizó el cepo para importadores: qué cambia

Habilitó el pago de importaciones en origen. También liberó el acceso al mercado oficial de cambio para el pago de provisión de medicamentos críticos, kits para la detección del coronavirus e insumos para la producción local de medicamentos.

Image description

“Es ganar tiempo nomás, patear la pelota hacia adelante hasta tanto el ministro de Economía, Martín Guzmán, cierre el acuerdo por la deuda . Recién ahí vamos a tener acceso al crédito mundial. Pensar que hoy Uruguay consiguió dinero al 2,5% anual”, advierte Rubén García, presidente de la Cámara de Importadores.

Sus declaraciones responden a la flexibilización al cepo importador que anunció el Banco Central (BCRA)  este jueves, que habilitó el pago de importaciones en origen y libera el acceso al mercado oficial de cambios para el pago de provisión de medicamentos críticos, compra de kits para la detección del coronavirus  e insumos para la producción local de medicamentos.

La flexibilización al pago de importaciones se hará en la medida que el monto no supere el equivalente a u$s 1 millón. Se incrementará al equivalente a u$s 3 millones cuando se trate de la provisión de medicamentos u otros bienes relacionados con la atención médica.

“Es ganar tiempo nomás, patear la pelota hacia adelante hasta tanto el ministro de Economía, Martín Guzmán, cierre el acuerdo por la deuda . Recién ahí vamos a tener acceso al crédito mundial. Pensar que hoy Uruguay consiguió dinero al 2,5% anual”, advierte Rubén García, presidente de la Cámara de Importadores.

Sus declaraciones responden a la flexibilización al cepo importador que anunció el Banco Central (BCRA)  este jueves, que habilitó el pago de importaciones en origen y libera el acceso al mercado oficial de cambios para el pago de provisión de medicamentos críticos, compra de kits para la detección del coronavirus  e insumos para la producción local de medicamentos.

La flexibilización al pago de importaciones se hará en la medida que el monto no supere el equivalente a u$s 1 millón. Se incrementará al equivalente a u$s 3 millones cuando se trate de la provisión de medicamentos u otros bienes relacionados con la atención médica.

“El Central habilitó un canal para hacer consultas, en el banco nos dan un ticket pero el BCRA nunca contesta, o sea no hay devolución. Nadie dice cuánto tiempo tiene el Central para devolver la consulta, porque por ahora no devolvió nada. Encima, la Secretaría de Comercio no está firmando licencias”, se queja García.

“La gente que puede hace las transacciones haciendo click en disclaimers que le dicen que cumplen con todo. El tema es aquel que creía que estaba cumpliendo el plazo y podía volver al ruedo y justo le prorrogan la circular 7030 por un mes más. Van a necesitar ansiolíticos a mano”, revela el director de un banco.

Miguel Ponce, ex subsecretario de Industria y Comercio, agrega que los números de caída de las importaciones son pesados, y no le extrañaría que comience a haber faltantes.

“Podría normalizarse la circular 7030 a partir del cierre del acuerdo con los acreedores. Achicar toda posibilidad de default haría que podamos normalizar nuestras operaciones de comercio exterior y comenzar a aprovechar las oportunidades que la crisis nos presenta. Necesitamos normalizar el ingreso de los productos e insumos que hacen a nuestra producción y no pararlo”, dice Ponce.

Edgardo Guerrini, presidente de Guerrini Neumáticos, importadores desde hace 30 años de la marca coreana Kumho Tire, afirma que en el sector neumáticos el cupo es 30% inferior al del año anterior.

"Mucha de la mercadería llegada al puerto sin licencia no automática ya está paga; el BCRA ya giró las divisas, no se puede sacar la mercadería y la estadía en el puerto sale tres veces más caro de lo que vale el flete, con el agravante de que más del 80% de lo que se importa va a la producción y a la industria", lamenta García. "Aparte, nos hacen pagar el 21% del IVA más otro 10,5% de IVA presunto por la ganancia presunta. Por eso, por cada dólar despachado, en plaza el costo se duplica por lo menos", agrega.

"Estas trabas a las importaciones vislumbran un lado positivo, al intentar fomentar el desarrollo de la industria nacional, a través del mecanismo de sustitución de importaciones, que busca generar superávit comercial. El problema es que existen muchos componentes que no se producen en el país, y son necesarios para la fabricación de ciento de productos. Por ejemplo, si bien hay celulares ensamblados en Tierra del Fuego, sus componentes, mayormente, son de procedencia extranjera", comenta Hernán Schvarz, fundador de la consultora ETR.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: