El FMI aprobó la primera revisión del acuerdo con Argentina

El Directorio de Fondo Monetario Internacional aprobó este viernes las metas del primer trimestre del año. De esta manera podrá desembolsar unos u$s 4100 millones, que se usarán para el pago de próximos vencimientos.

Image description

El Directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó este viernes las metas comprometidas por el país para el período enero-marzo, algo que desde el Gobierno ya descontaban.


Esto permitirá el giro en las próximas semanas de recursos para cubrir neuvos vencimientos, que suman 3000 Derechos Especiales de Giro (DEG), que serían unos u$s 4100 millones, señaló la agencia Reuters, citando fuentes cercanas al organismo.

El pago corresponde a la deuda contraída en 2018 por el país y negociada por la administración anterior por u$s 44.000 millones y es parte del acuerdo general logrado en marzo pasado entre el Gobierno argentino y el staff del Fondo Monetario.

Pese a esta aprobación, la clave pasa por ver si se cumplirán las metas del segundo trimestre, que finaliza el próximo jueves 30, y que tiene a la reducción de subsidios a las tarifas de servicios públicos y, en especial, a la acumulación de reservas en el Banco Central en el centro de la escena.

La marcha del acuerdo, paso a paso

El FMI anunció el 8 de junio que había llegado a un acuerdo sobre el marco macroeconómico con las autoridades de Argentina, el mayor deudor del Fondo, destacó la agencia.

En ese momento, organismo financiero internacional informó que se habían cumplido "todos los objetivos cuantitativos del programa" para el primer trimestre del año.

De acuerdo a la agenda de trabajo del Directorio del Fondo, este viernes estaba previsto tomar una decisión, en primer lugar, respecto de la aprobación de las primera evaluación de metas, al cierre del primer trimestre, cosa que finalmente ocurrió. 

Y luego avanzar en la aprobación del desembolso de u$s 4100 millones, una instancia que quedó habilitada tras la aprobación del primer punto. 

Ya en marzo, tras cerrarse el acuerdo general con el FMI, el país había recibido 7000 millones de Derechos Especiales de Giro (DEG), la moneda de referencia del fondo, que representó unos u$s 9700 millones. 

Tras el pago de intereses al propio Fondo Monetario Internacional, en ese momento ingresaron a las arcas del Banco Central unos u$s 6300 millones. 

Cómo sigue la implementación del acuerdo

Como es sabido, el segundo desembolso desde Washington aportará unos u$s 4100 millones, aunque una parte importante de ese monto será para devolver el préstamo Stand By al FMI, tomado en 2018 y que casi lleva al default al país. Hasta fines de septiembre, la Argentina tiene vencimientos por más de u$s 4900 millones con el organismo multilateral. 

Pero tanto en el Gobierno como en el Fondo Monetario saben que la aprobación de las metas del primer trimestre y la consecuente luz verde al giro de fondos frescos, no revestían mayor dificultad.

Lo más relevante ahora y que genera cierta preocupación en despachos oficiales es el próximo capítulo, que supone la evaluación del segundo trimestre. La evaluación formal será entre agosto y septiembre -en fecha a definir- y allí estarán bajo el microscopio las metas trimestrales del período abril-junio. 


Un punto crucial, y en el que por el momento Argentina no muestra avances, es la pauta de acumulación de reservas internacionales en el Banco Central. En medio de la estampida del tipo de cambio de las últimas semanas la estrategia de comprar dólares debió transformarse en ventas del BCRA para sostener el precio en el mercado blue.

Pero lo peor es que eso ocurre en el trimestre en el que, por razones estacionales, el ingreso de dólares es mayor, producto de la cosecha gruesa (soja y maíz). Ahí se abre la incógnita acerca la conveniencia de un pedido de waiver o un recálculo de metas, consensuada con el FMI.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: