Entre noviembre y enero la cantidad de pesos en la calle creció al mayor ritmo en 9 años

El Banco Central aspiró pesos en enero pero no logró revertir la expansión monetaria que hizo en noviembre y diciembre. Afirman que tendrá que continuar absorbiendo para no generar presión en la brecha. 

Image description

La política expansiva del Banco Central (BCRA) derivó en un fuerte crecimiento del circulante en poder del público en el trimestre noviembre-enero, que aumentó $ 199.261 millones. Desde 2011 que el organismo no volcaba tanta liquidez a la calle en esos tres meses.

Aunque durante enero el circulante cayó $ 8700 millones (-1%), no alcanzó para compensar los aumentos de los dos meses previos, cuando el BCRA empezó a hacer transferencias al Tesoro y a flexibilizar su política monetaria. En noviembre, el circulante creció $ 39.300 millones (5%) mientras en diciembre sumó $ 167.400 millones (20%).

Por su parte, la base monetaria -que incluye no solo al circulante sino también los encajes- mostró un alza de $ 321.628 millones (23%) en los últimos tres meses. En noviembre, se inyectaron $ 284.378 millones (21%); en diciembre se expandieron otros $ 223.760 millones (13%). En enero, se revirtió levemente la tendencia, con una absorción de $ 186.510 millones (-10%).

"En términos concretos, la caída de la base monetaria la explica la baja de encajes, no del circulante, que creció de forma muy considerable en el trimestre. El BCRA está, de hecho, en un esquema de gestión de liquidez ad hoc, porque no definen un agregado objetivo ni un sendero para el mismo. Sigue fijando tasa, pero no opera para que las tasas se alineen con ella. De hecho, varias tasas han caído bastante más que la de política monetaria, por la inyección de liquidez", señaló Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma.

El pago del Bono Dual, por $ 105.000 millones, podría generar una mayor expansión y presión sobre la brecha

La gestión de esa liquidez se hace mediante los pasivos remunerados del BCRA, Leliq y pases, cuyas tasas bajaron notablemente. En el caso de las letras, su rendimiento no sólo perdió 15 puntos porcentuales (de 63% a 48%), sino que el BCRA extendió sus plazos, ya que sumó Leliq a 14, 21 y 28 días.

Desde Econviews, Mariela Díaz Romero, consideró: "En febrero deberían seguir absorbiendo. No les va a alcanzar con lo esterilizado en enero. Además, la señal que está dando el BCRA es bajar la tasa rápido, con lo cual el atractivo de los pesos se reduce y la gente va a querer dolarizarse. Hoy un plazo fijo rinde muy por debajo de la inflación esperada. Al BCRA  le conviene seguir absorbiendo dinero para frenar la baja de tasas y evitar presión sobre la brecha".

El Ministro de Economía, Martín Guzmán, ofreció un canje por el Bono Dual, que sólo cosechó un 10% de adherentes.

Para Fernando Baer, de Quantum Finanzas, lo importante es que en enero se detuvo la inyección de pesos. "La base monetaria se contrajo 2,4% en términos nominales y casi 6% en términos reales. Todavía queda febrero y algo de marzo para seguir aspirando. De hecho, la mayor expansión se dio hasta el 10 de diciembre. Después, fue todo menos expansivo de lo imaginable", sostuvo.

Febrero, sin embargo, trae pagos de deuda. Entre ellos los $ 105.000 millones que vencen del Bono Dual, cuyo canje esta semana tuvo poca adhesión. "Cuando paguen, puede haber una inyección importante que, lógicamente, van a tener que esterilizar. Serían depósitos que se absorberían mediante Leliq", dijo Baer.

Díaz Romero, en tanto, anticipó: "Puede presionar mucho sobre la brecha, es un bono dólar linked y está concentrado en tenedores de afuera, o sea, implica una brecha mayor para el contado con liquidación. Para evitarlo, podrían abrir un nuevo canje o que el sector público, vía ANSeS o BCRA, compre el bono".

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: