Iberia compra Air Europa por u$s 600 millones: cómo impacta en la Argentina

La cifra acordada significa la mitad del monto fijado antes de la pandemia y se pagará en un plazo de seis años. Cómo sigue el mapa de rutas y frecuencias de las aerolíneas, tras el acuerdo.

Image description

Después de meses de negociaciones, finalmente se firmó el acuerdo de compra-venta entre Iberia y Air Europa por 500 millones de euros (aproximadamente u$s 600 millones), una cifra que significa la mitad del monto acordado antes del brote del coronavirus, en noviembre de 2019.

La operación podría cerrarse en el segundo semestre de 2021 y está sujeta a la aprobación por parte de la Comisión Europea y la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), en relación a una definición sobre las condiciones asociadas al apoyo financiero proporcionado a Air Europa durante 2020. 

En un comunicado, IAG, el holding propietario de Iberia, aseguró que se llegó a un acuerdo con Globalia, el consorcio dueño de Air Europa, para modificar los términos de compra, con nuevas condiciones adaptadas a la realidad actual de la empresa y del mercado aerocomercial.

Así, el deal contempla una reducción del precio desde los 1000 millones de euros (aproximadamente u$s 1200 millones) acordados inicialmente hasta 500 millones de euros (alrededor de u$s 600 millones), a pagar seis años después de completarse la operación cuando, según todas las estimaciones, el mercado se habrá recuperado tras los efectos del golpe ocasionado por las restricciones al turismo debido al cierre de fronteras a causa de la pandemia.

Pese al impacto sin precedentes de la emergencia sanitaria en la aviación, los consejos de administración de IAG e Iberia consideran que "la operación es estratégica para el futuro de ambas compañías", con el fin de desarrollar oportunidades de crecimiento para la red y mejorar las opciones para los clientes, incluyendo mayor flexibilidad de horarios y nuevos destinos. "Así sucedió con la incorporación de Vueling y Aer Lingus al grupo", precisó IAG. 

Según anticipó la empresa, "la compra generará sinergias significativas en costos e ingresos, que se prevé alcanzarán su pleno rendimiento y generarán rentabilidades atractivas sobre el capital invertido en línea con las logradas históricamente por IAG en 2026". A su vez, adelantó que "se espera que contribuya positivamente a los resultados en el primer año después del cierre de la operación".

Air Europa contaba con 13 millones de pasajeros en 2019. La cifra cayó un 70% en 2020 y debió endeudarse para atravesar los meses de cuarentena aérea: accedió a créditos por 141 millones de euros y recibió del Estado un préstamo de 475 millones, a través del fondo de rescate de empresas estratégicas, gestionado por SEPI.

¿QUÉ PASA CON LA OPERACIÓN LOCAL DE AMBAS AÉREAS? 

Mientras tanto, Iberia y Air Europa segurián compitiendo en todos los mercados en los que ambas tienen presencia, como hasta ahora.

Según le anticiparon a El Cronista desde Air Europa, la operación local no se verá afectada por el traspaso y continuará funcionando de forma independiente a Iberia

"Por el contrario, la intención es ampliar la conectividad. El cronograma de rutas y frecuencias no se modifica", expresaron desde la aérea, en diálogo con este medio, que tiene tres frecuencias semanales entre Buenos Aires y la capital española.

Por su parte, en los últimos meses, Iberia realizó entre tres y cuatro vuelos semanales en la ruta Buenos Aires-Madrid, en los Airbus A330-200 y Airbus A350-900, con una capacidad para 288 y 348 pasajeros, respectivamente. A partir de diciembre, vuela seis veces por semana entre ambas capitales en las mismas aeronaves.

EL IMPULSO DE MADRID COMO HUB INTERNACIONAL

Una de las apuestas más fuertas de la operación es potenciar el hub de Madrid (España), para competir con otros europeos como los de Ámsterdam (Países Bajos), Frankfurt (Alemania) y París Charles de Gaulle (Francia), dado que en los últimos años perdió participación tanto en tamaño, como en número de vuelos, destinos y pasajeros. 

"La compra de Air Europa por parte del grupo Iberia tiene un sentido estratégico que va más allá de las propias compañías aéreas y supondrá un impulso sin precedentes a la conectividad", informó IAG.

El objetivo: ampliar las rutas con los países emergentes latinoamericanos, que, en su mayoría, tienen pocas conexiones con Europa, y extender la conectividad con otros países, que, comparado a los demás hubs europeos, pasan con menor frecuencia por Madrid. "Esto favorecerá un turismo más diversificado y desestacionalizado, lo que contribuirá a una mejor y más rápida recuperación", detalló IAG.

Según un informe realizado por KPMG recientemente, de las seis fortalezas que se requieren para competir "en la Champions League", Madrid solo consigue posicionarse bien en la mitad de ellas como hub internacional. 

De acuerdo a la 'Big Four', cuenta con una posición geográfica favorable, buena infraestructura y resulta fundamental para la economía local. Sin embargo, no tiene una intermodalidad desarrollada, la carga no soporta el nivel que debería y el peso de Iberia, por ejemplo, es significativamente menor que el de sus competidores.

"Me complace que hayamos llegado a un acuerdo para aplazar el pago hasta entrada la recuperación en los viajes aéreos, tras el final de la pandemia", señaló Luis Gallego, consejero delegado de IAG, y agregó: "Tanto Iberia como IAG están demostrando su capacidad para afrontar la crisis más profunda en la historia de la aviación. Formar parte de un gran grupo es la mejor garantía para superar los desafíos, que también beneficiarán a Air Europa".

Javier Hidalgo, consejero delegado de Globalia, aseguró que "la operación supone un gran esfuerzo de todos", mientras que Javier Sánchez-Prieto, consejero delegado de Iberia, afirmó que "tiene todo el sentido estratégico para reforzar la competitividad del hub de Madrid en un escenario global". 

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: