La soja alcanzó un valor histórico: ¿se trata de un súperciclo?

Las principales materias primas suben al mismo tiempo que la economía mundial se recupera.

Image description

NEIL HUME DAVID SHEPPARD Y EMIKO TERAZONO

El fuerte y generalizado repunte que tuvieron los mercados de commodities en las últimas semanas llevó a algunos analistas a tener mayores expectativas de que se haya iniciado un "súperciclo" mientras se aceleran las grandes economías globales.

La sólida demanda proveniente de China, el auge del gasto público en programas de recuperación pos pandemia y las apuestas por la "ecologización" de la economía mundial elevaron el precio de muchas materias primas importantes.

El mineral de hierro, componente clave para fabricar acero, el paladio, utilizado por los fabricantes de autos para limitar las emisiones nocivas, y la madera alcanzaron máximos históricos la semana pasada

Las principales materias primas agrícolas, como los cereales, las oleaginosas, el azúcar y los productos lácteos, también han subido, y el precio del maíz superó los 7 dólares el bushel por primera vez en ocho años.

"No sé si hemos visto algo así antes", dijo Ulf Larsson, CEO de la empresa sueca de celulosa y madera SCA, quien anunció el viernes que la ganancia neta del primer trimestre fue 66% superior. "Estamos en una especie de tormenta perfecta".

Al mismo tiempo, el cobre, el metal industrial más importante del mundo, cotizó por encima de los u$s 10.000 por primera vez desde 2011, mientras que la soja alcanzó un máximo de ocho años. El índice S&P GSCI spot, que sigue la evolución de los precios de 24 materias primas, registró un alza de 24% este año.

La rápida reactivación económica de Europa y China -este último es el mayor consumidor mundial de materias primas-, y las señales de que es marcada la recuperación en Estados Unidos -donde el mercado inmobiliario está en auge- elevaron expectativas de demanda

Las interrupciones de la cadena de suministro relacionadas con el Covid-19 y los bajos inventarios de algunas materias primas echaron más leña al fuego, aseguran los analistas.

Las predicciones de algunos operadores, analistas y ejecutivos sobre la llegada de un nuevo súperciclo -un período prolongado de precios altos, mientras la demanda supera a la oferta- atraen a los inversores.

Saad Rahim, economista jefe de Trafigura, una de las mayores comercializadoras independientes de commodities, dijo que el vasto programa de gasto de estímulo aplicado por EE.UU. ayuda a crear expectativas de que aumente la demanda de materias primas en la economía más grande del mundo.

"El presidente [Joe] Biden propuso ahora dos planes de estímulo adicionales del que ya ha aprobado. Si algo de eso se hace realidad, se está potenciando todo esto", dijo. "Esto no hizo más que empezar".

El sector también atrae a los gestores de fondos que buscan activos que se vean beneficiados mientras se acelera la economía mundial tras la pandemia, y que también puedan actuar como cobertura contra el aumento de la inflación.

"Si logramos que la situación [de la pandemia] se resuelva con relativa rapidez en la India, no hemos visto en nuestra vida una situación macroeconómica como ésta", agreió Rahim.

"Hemos pasado de tener a China como única protagonista en materia de productos básicos durante los últimos 10 años a la situación actual en que el resto del mundo toma el testigo y realmente aporta del lado de la demanda".

Un grupo de materias primas necesarias para las baterías y los motores de los vehículos eléctricos, que abarca desde el litio hasta las tierras raras, también se vio arrastrado por la euforia.

Los precios del carbonato de litio en China se han disparado más del 100% este año debido a la fuerte demanda interna, según Benchmark Mineral Intelligence, tras casi tres años de descenso. El óxido de neodimio-praseodimio (NdPr), utilizado en motores eléctricos, subió casi 40%, al igual que el cobalto, un metal para baterías.

"Si a este súperciclo de los vehículos eléctricos se le suma un súperciclo de commodities, los mineros empiezan a jugar", afirmó Simon Moores, director general de Benchmark Mineral Intelligence.

Las materias primas relacionadas con los autos a nafta también están en alza. El precio del paladio, un metal utilizado en los convertidores catalíticos para filtrar los gases de escape, subió el viernes a un récord por encima de u$s 3000 la onza, al mismo tiempo que Europa y China introducen normas de emisiones más estrictas. 

Los precios del petróleo también se han fortalecido; recuperaron los niveles previos a la pandemia superiores a u$s 65 el barril desde principios de año. Aunque la demanda sigue deprimida por la limitación de los viajes internacionales, se incrementó con la reapertura de las economías

La OPEP y sus aliados, como Rusia, siguen restringiendo el suministro, y sólo agregan lentamente barriles al mercado para fortalecer el precio.

Goldman Sachs dijo la semana pasada que cree que los precios del petróleo llegarán a u$s 80 el barril en la segunda mitad de este año, y advirtió que podría haber un gran falta de oferta este verano boreal, dado el avance de la vacunación y que la gente saldrá de vacaciones en sus autos, lo que impulsa la demanda en más de un 5% a nivel mundial

Aunque el grupo OPEP+ podría restablecer la producción si los precios suben demasiado, algunos analistas se muestran preocupados por las perspectivas de la oferta a largo plazo, dado que las grandes compañías energéticas se están alejando de los combustibles fósiles.

Sin embargo, no se sabe cuánto durará el furor por las materias primas. "Se trata de un mini súperciclo", dijo Alex Sanfeliu, director del gigante de comercialización Cargill, refiriéndose al aumento de los commodities agrícolas. "No creo que vaya a durar tanto como el anterior. La oferta y la demanda ahora reaccionan más rápido".

A Shekhar, de Olam International, uno de los principales traders agrícolas con sede en Singapur, señaló que no ve un alza continua de los productos alimenticios. Sin embargo, predijo que la demanda subyacente se mantendrá fuerte en los próximos seis a doce meses, ya que los consumidores sale a comer afuera de casa tras un año de encierro. "Eso podría impulsar aún más los precios", dijo.

Algunos ponen en duda la noción de que el mundo esté entrando en un súperciclo. "Creemos que el repunte de los precios continuará durante un tiempo, pero se trata más de un ciclo económico alcista que de un súperciclo", dijo Jumana Saleheen, economista jefe de CRU.

Traducción: Mariana Oriolo

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: