La transición entre Macri y Alberto Fernández: los temas clave

El presidente saliente invitó a su sucesor a un desayuno para empezar a coordinar el cambio de Gobierno. El foco estará en la economía y en mantener la paz social hasta el 10 de diciembre.

Image description

Tras perder las elecciones, el ahora presidente saliente Mauricio Macri invitó al flamante presidente electo Alberto Fernández a un desayuno, este mismo lunes, para empezar a coordinar la transición de Gobierno, más de un mes antes del traspaso de mando, el 10 de diciembre.

Esa gestión de la transición implicará acuerdos y una estrategia para intentar que en estos más de 40 días que hay por delante la economía y las finanzas no sufran nuevos sobresaltos.

“Quiero felicitar al presidente electo Alberto Fernández. Acabo de hablar con él; por la gran elección que han hecho lo invité mañana a desayunar a la Rosada porque tiene que empezar un periodo de transición”, dijo Macri al hablar en el búnker de Juntos por el Cambio, cuando la elección ya tenía una tendencia definitiva que marcaba el triunfo de Alberto Fernández en primera vuelta.

Antes del traspaso de mando, el presidente saliente y el entrante tienen varios puntos que tratar. Por un lado, coordinar la transición no sólo entre ellos sino también entre los ministros que se van y los que llegarán.

Pero, además, están los temas que, en medio de la crisis financiera que vive el país, se convirtieron en el centro del foco de atención.

Los temas clave de la transición

Reservas: en la última rueda previa a las elecciones, las reservas del Banco Central cayeron u$s 1700 millones, con lo que llegaron a u$s 45.503 millones. Después de las PASO, el Banco Central cambió la estrategia y empezó a intervenir fuerte en el mercado con la venta de reservas que, desde entonces, acumulan una caída de u$s 22.806 millones.

Dólar: pese a los esfuerzos del Banco Central, el valor de la divisa norteamericana alcanzó en la última semana su récord nominal, al cerrar el viernes arriba de los $ 65 en el segmento minorista. Antes de las PASO, había cerrado en $ 46,57, lo que implica una devaluación del 29% entre las primarias y las elecciones generales. Y las expectativas son mayoritariamente al alza.

Inflación: el aumento de precios, que ya era de los más altos en décadas, siguió acelerándose después de las PASO, en parte por efecto de la suba del dólar. El mes pasado, el Índice de Precios Minoristas (IPC) subió un 5,9%, y la inflación interanual llegó al 53,5%.

Paz social: en los discursos triunfales en el búnker del Frente de Todos fueron unánimes entre los principales dirigentes las referencias a que Macri deja “tierra arrasada”, las críticas por el aumento de la desocupación y la deuda durante los últimos cuatro años y las advertencias sobre la crítica situación del país. Con una delicada situación financiera, una contracción económica que aún no encuentra piso y un presidente que se va y otro al que aún le quedan más de 40 días para asumir, mantener la paz social exigirá un delicado equilibrio entre distintos actores.

Relaciones internacionales: es un punto que puede no parecer imperioso. Sin embargo, hay temas urgentes –las relaciones con los socios latinoamericanos, por ejemplo- en los que el Gobierno actual y quienes llegan a la Casa Rosada exhiben posiciones contrapuestas.

La futura relación con el Congreso y con los distritos en los que Juntos por el Cambio es Gobierno. Siempre que no se rompa el Frente que lo llevó al poder, Alberto gobernará con mayoría legislativa. Pero deberá negociar con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales; Mendoza, Rodolfo Suárez, y Corrientes, Gustavo Valdez, todos de Juntos por el Cambio.

Dejá tu Comentario: (máximo 1000 caracteres)

Comentarios: